Cervantes a través de sus manuscritos

Cervantes a través de sus manuscritos

Libro “Autógrafos de Miguel de Cervantes Saavedra”. Foto: EFE/Luca Piergiovanni
Libro “Autógrafos de Miguel de Cervantes Saavedra”. Foto: EFE/Luca Piergiovanni

La Real Academia Española (RAE) acogió el pasado 28 de enero la presentación del libro conmemorativo Autógrafos de Miguel de Cervantes Saavedra, publicado en la colección Taberna Libraria de la editorial Círculo Científico. Se trata de un lujoso volumen para coleccionistas donde se reúnen por primera vez los doce “únicos manuscritos auténticos de Cervantes conocidos hasta hoy”, destacó la RAE. La obra permite descubrir detalles de la escritura y de la personalidad del literato español más universal en una fecha muy significativa, en el IV centenario de su muerte. Círculo científico ha realizado una edición limitada de la obrade solo 1.616 ejemplares “autentificados cada uno de ellos con acta notarial”, añadió la Academia Española.

Los doce documentos están fechados entre 1582 y 1604 y se conservan en distintas instituciones, dos de ellas fuera de España: Archivo General de Simancas, Archivo Histórico Nacional, Real Academia Española, Biblioteca Nacional de España, Sociedad Cervantina de Madrid, Archivo Municipal de Carmona, Archivo y Biblioteca de Francisco Zabálburu, Musée départemental Thomas-Dobrée (Nantes, Francia) y Rosenbach Museum Library (Philadelphia, Estados Unidos).

La fiel reproducción de los manuscritos está acompañada por un exhaustivo estudio paleográfico, ortográfico y grafocaracterológico de la escritura de Cervantes llevada a cabo por el académico Juan Gil y los profesores Sandra María Cerro Jiménez, José Manuel Lucía Megías y Elisa Ruiz García. El prólogo ha sido realizado por Darío Villanueva, director de la RAE.

De los doce documentos, ocho están completos, tres se conservan parcialmente y solo uno lleva la firma del autor del Quijote. Todos ellos permiten descubrir detalles como que escribía su primer apellido con “b” y no con “v” (Cerbantes), mientras que el segundo lo redactaba separado, Sa avedra. Además, no usaba signos de puntuación y no ponía puntos sobre las íes, entre otras particularidades. En el plano psicológico, la grafóloga Sandra María Cerro detalló que la escritura del maestro de la literatura española revela un hombre apasionado, rápido de ideas y de gran capacidad para sobreponerse a períodos de dolor emocional y situaciones adversas.