Científicos españoles, a la vanguardia de la investigación

España cuenta con una comunidad de científicos brillantes, cuyas investigaciones en diferentes áreas como la medicina, la industria aeroespacial, la arqueología o la astronomía obtienen cada año el reconocimiento internacional.
03/01/2018

Nuestro país ha asombrado al mundo con sus últimos descubrimientos. Un ejemplo es el trabajo del Grupo de Relatividad y Gravitación de la Universidad de las Islas Baleares (UIB), que ha participado en el que está considerado como uno de los hallazgos científicos más importantes de 2016. Este grupo forma parte de la Colaboración Científica LIGO, un Observatorio de detección de ondas gravitatorias. La UIB anunció en febrero de 2016 la primera detección de las ondas en el espacio tiempo, que comprueba la Teoría de la Relatividad de Albert Einstein. Entre las contribuciones de la UIB destaca la identificación de las cuatro detecciones confirmadas hasta ahora de colapsos de agujeros negros binarios, identificadas como GW150914, GW151226, GW170104 y GW170814. El equipo de la UIB está dirigido por la doctora en física Alicia Sintes.

Otro caso de éxito es el del joven equipo de científicos españoles de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) que trabaja en el diseño del tren del futuro, el Hyperloop, un medio de transporte innovador que podrá viajar a más de 1.000 kilómetros por hora mediante el uso de energías renovables. Para el desarrollo del prototipo, la UPV ha llegado a un acuerdo con la prestigiosa Universidad de Purdue (Indiana, EE.UU.). Este convenio supone la primera colaboración transatlántica entre universidades.

Investigación espacial

La investigación espacial es una de las áreas donde el trabajo realizado por científicos españoles juega un papel decisivo. Inventos españoles han estado presentes en la sonda Rosetta de la Agencia Espacial Europea (ESA) y en su módulo Philae, que consiguió en noviembre de 2014 el primer aterrizaje de la historia en un cometa. En el proyecto participaron Investigadores del Centro Europeo de Astronomía Espacial (ESAC) de Madrid, como Álvaro Giménez, director de Ciencia y Exploración Robótica de la ESA. El 14 de marzo, y tras 12 años de trabajo, la ESA lanzó la misión ExoMars2016 con el objetivo de marcar el comienzo de una nueva era en la explotación de Marte. España contribuye en un 6,7% del presupuesto de la misión.

En junio de 2017, José Ángel Ávila fue distinguido como Inventor del Año por la Oficina Europea de Patentes (EPO). El ingeniero español ha diseñado una pieza clave para el desarrollo del sistema de posicionamiento por satélite europeo Galileo GNSS. A principios de 2017, la ingeniera de telecomunicaciones española Raquel Urtasun fue galardonada con uno de los premios científicos más importantes de Canadá, la beca de investigación E.W.R. Steacie Memorial, por su línea de investigación de algoritmos de percepción utilizando cámaras para la conducción de coches autónomos. Este innovador trabajo ha convertido a Urtasun en la persona idónea para dirigir el centro de investigación de conducción automática de automóviles que Uber establecerá en Toronto.

Paleontología

Otra de las áreas de investigación donde España es reconocida internacionalmente por sus importantes aportaciones es la Paleontología. El biólogo español del Instituto Max Planck (Alemania) Sergi Castellano codirige una investigación que ha probado que los humanos modernos y los neandertales se cruzaron 35.000 años antes de lo que se pensaba.

Investigadores españoles del yacimiento de Atapuerca y alemanes del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva han trabajado conjuntamente en la secuenciación del ADN nuclear de los restos fósiles de la Sima de los Huesos de Atapuerca. Los resultados de esta prueba han desvelado que el hombre de Atapuerca era un antepasado lejano de los neandertales primitivos.

En el campo de la arqueología, un equipo de investigadores españoles del Instituto de Estudios del Antiguo Egipto (IEAE) trabaja en una de las excavaciones más importantes de Luxor. Entre sus últimos descubrimientos, reconocidos por egiptólogos de prestigio internacional, destaca el hallazgo del sarcófago de la cantora de Amón, que ha permanecido intacto durante más de 3.000 años.

María Vallet Regí, Catedrática de Química Inorgánica, es pionera e internacionalmente reconocida en el campo de los materiales cerámicos mesoporosos. Cuenta con numerosos premios y distinciones por sus trabajos en materiales mesoporosos aplicados a la medicina para la regeneración de huesos y liberación controlada de fármacos, una idea en la que fue pionera. Sus artículos están entre los más citados por la comunidad científica que trabaja en su campo.

La investigadora española Luz Rello es la creadora de iDEAL (lector de libros electrónicos adaptado a las personas que tienen dislexia) y de Dyseggxia (Piruletras, en castellano), un juego que ayuda a mejorar la ortografía a niños con dislexia. Ha desarrollado igualmente la prueba gratuita Dytective Test, que puede detectar con un 90% de efectividad y en sólo 15 minutos si una persona sufre dislexia.

Investigación institucional

El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) encabeza el sistema de investigación pública en España. Articula su trabajo en torno a ocho grandes áreas científico-técnicas que cubren la mayor parte del conocimiento humano, desde los aspectos más básicos o fundamentales de la ciencia hasta los desarrollos tecnológicos más complejos. El 6% del personal dedicado a la investigación y el desarrollo en España se encuentra reunido en el CSIC. Estos investigadores públicos generan aproximadamente el 20% de la producción científica española y han situado a la agencia estatal en un referente en la investigación científica y técnica en el ámbito mundial.

El sistema público de investigación español cuenta asimismo con las Infraestructuras Científicas y Técnicas Singulares (ICTS). Se trata de grandes instalaciones, recursos, equipamientos y servicios dedicados a la investigación y desarrollo tecnológico de vanguardia y de máxima calidad, así como a fomentar la transmisión, intercambio y preservación del conocimiento, la transferencia de tecnología y la innovación. El mapa actual está integrado por 29 ICTS que aglutinan un total de 59 infraestructuras. Estas instalaciones constituyen además un elemento dinamizador de la economía de la región en la que se encuentran.