La “embajada flotante” de la historia de España

  • Cultura

La “embajada flotante” de la historia de España

Actualmente, el Galeón Andalucía se encuentra recorriendo la coste este de Estados Unidos y Canadá. Fundación Nao Victoria
Actualmente, el Galeón Andalucía se encuentra recorriendo la coste este de Estados Unidos y Canadá. Fundación Nao Victoria

Durante tres siglos los galeones españoles atravesaron el Atlántico, viajaron por el Caribe y las costas americanas y unieron el “nuevo mundo” con el Pacífico. Componían la llamada Flota de Indias o Carrera de Indias, la ruta marítima más larga registrada en la historia de la navegación por su duración y recorrido, que fortaleció las relaciones comerciales y culturales entre España, América y Filipinas.

Con la intención de recuperar la esencia de la cultura naval española, la Fundación Nao Victoria impulsó la construcción del Galeón Andalucía, una réplica única en el mundo de aquellos buques que surcaron los mares durante los siglos XVI y XVII. Una “embajada flotante” que lleva siete años realizando giras por medio mundo y exhibiendo la historia española en cada puerto que atraca. Solo durante 2016, más de 250.000 personas visitaron sus cubiertas.

“El Galeón representa siglos de historia y tradición marítima en España. Es un símbolo de nuestros lazos con el mar y de una faceta de nuestra memoria tremendamente rica y arraigada en nuestra identidad”, recalca Juan Miguel Salas Tornero, presidente de la Fundación Nao Victoria.

500 toneladas de peso

La nave fue construida con tres objetivos: ser un extraordinario soporte para el pabellón español en la Expo Shanghái 2010, promocionar el evento Guadalquivir Río de Historia y convertirse en un heraldo de Andalucía. El barco fue desarrollado en Punta Umbría (Huelva) por un equipo multidisciplinar de cerca de 150 personas, entre carpinteros, rederos, herreros, ingenieros, historiadores, etc.

“Como primer paso se realizó un proceso de investigación histórica para definir las formas, dimensiones y detalles de un galeón español de la Carrera de Indias. Una vez realizado el estudio, se procedió al diseño del barco y su construcción”, explica Juan Miguel.

Tras 6 meses de proyecto y casi año y medio de construcción, el Galeón fue botado el día 30 de noviembre de 2009 en Punta Umbría ante la expectación de miles de personas que acudieron a ver su puesta de largo.

Una vez en el agua, se trasladó al muelle de Huelva, donde durante 3 meses se acabaron de montar sus palos, vergas y sus jarcias firme y de labor, quedando listo para navegar. Así se dio forma a un barco de 500 toneladas, 49 metros de eslora y 10 de manga.

Un viajero incansable

Durante su travesía hasta Shanghái, el Galeón Andalucía visitó más de una veintena de ciudades de España, Malta, Israel, Sudán, Omán, Sri Lanka, Singapur, China, Taiwán, Filipinas, Egipto, Turquía y Portugal. A su regreso, se convirtió en el Galeón La Pepa con motivo de la celebración del Bicentenario de la Constitución de 1812.

Un año más tarde cruzó el Atlántico para tomar parte en distintos festejos internacionales como el V Centenario del Descubrimiento de la Florida o el  450º aniversario de la fundación de la localidad de San Agustín, el asentamiento de origen europeo más antiguo del territorio de Estados Unidos, establecido en 1565 por el almirante español Pedro Menéndez de Avilés.

Desde entonces ha realizado varias giras por América, visitado puertos de todos los Estados de la costa este de Estados Unidos, Canadá, los Grandes Lagos norteamericanos, la República Dominicana y Puerto Rico. En total, el navío ha anclado en más de 70 ciudades entre las que destacan Nueva York, Washington D.C., Filadelfia, Chicago, Miami, San Juan de Puerto Rico, Toronto o Quebec.  

“La bienvenida y la aceptación que recibe en cada uno de los lugares que visita son excepcionales. Es un barco muy emblemático, con una gran carga histórica y enseguida se convierte en un gran atractivo para el público”, afirma el presidente de Nao Victoria.

Un recuerdo del pasado marítimo español

El Galeón abre sus cubiertas a los visitantes y les da la oportunidad de conocer cómo fueron estos navíos, descubriendo sus formas, velas, maniobras y detalles. A lo largo de sus cinco cubiertas, la nave alberga un auténtico centro de interpretación sobre su historia a través de módulos expositivos, soportes digitales y materiales audiovisuales, los cuales no alteran en ningún momento su fidedigna fisonomía.

“Se trata de un verdadero museo itinerante dirigido a difundir entre el gran público la historia  de los galeones españoles como vehículos de unión con América y el Pacífico, y el patrimonio marítimo español ligado a esta época de grandes navegaciones oceánicas”, explica Juan Miguel.

El buque cuenta con una tripulación de entre 15 y 35 personas, quienes se enfrentan a una navegación que nada tiene que ver con la propia de los barcos modernos. “La vida a bordo es sin duda un ejercicio distinto al convencional”, afirma.  “Las maniobras de las velas son manuales y a base de la fuerza bruta de los marineros, el gobierno es a través de su rueda, la nomenclatura de cada pieza y parte del barco es la del siglo XVII. Es un navío de velas cuadras con los condicionantes que suponen para su maniobrabilidad y singladura”.

Rumbo a Europa

Las travesías que realiza alrededor del mundo le han convertido además en una excepcional plataforma de investigación. Tras su botadura, la Fundación Nao Victoria firmó convenios de colaboración con varias universidades e instituciones públicas y privadas para el desarrollo de proyectos científicos vinculados a diversas áreas de conocimiento. Gracias a esta iniciativa, el Galeón Andalucía ha permitido realizar distintos estudios de biología marina, ciencias náuticas, nutrición y hasta tesis de antropología e historia.

En estos momentos, el Galeón se encuentra en Estados Unidos, concretamente en Baton Rouge (Luisiana), desde donde continuará su expedición de este año por la costa este del país y varios puertos de Canadá. Sus próximas escalas serán Charleston, Alejandría, Norfolk, Boston y Baltimore en Estados Unidos, y Pictou, Gaspé, Rimouski y Halifax en Canadá.

Está previsto que a finales de este año el Galeón Andalucía regrese a España para disfrutar de un merecido descanso tras cinco intensas temporadas al otro lado del Atlántico. Pero, después de una importante puesta a punto, a primeros del 2018 volverá a las aguas en una nueva gira por puertos europeos.

Saber más