Una ‘app’ para salvaguardar el patrimonio del Camino de Santiago

  • Cultura

Una ‘app’ para salvaguardar el patrimonio del Camino de Santiago

La sombra de un caminante junto al monolito del Camino de Santiago en el Ayuntamiento de Rodeiro (Pontevedra), a su paso junto al río Arnego. EFE/Óscar Corral. (EFE)
La sombra de un caminante junto al monolito del Camino de Santiago en el Ayuntamiento de Rodeiro (Pontevedra), a su paso junto al río Arnego. EFE/Óscar Corral. (EFE)

La necesidad de proteger el patrimonio y los trazados del Camino de Santiago fue el eje central del I Encuentro Internacional sobre el Patrimonio de los Caminos de Santiago, que se celebró en la Casa de Cultura Palacio de Miranda de Gredo (Asturias) el pasado 10 y 11 de diciembre.

Este evento, organizado por la Fraternidad Internacional del Camino de Santiago (FICS), contó con expertos y representantes de las asociaciones internacionales de peregrinos, así como de ICOMOS, organismo perteneciente a la UNESCO cuyo objetivo principal es la conservación del patrimonio histórico-artístico.

En Grado, histórica villa ubicada en el Camino Primitivo a Santiago, se debatieron y presentaron distintas propuesta para la conservación y salvaguarda de las distintas rutas jacobeas. Entre ellas, la primera aplicación online en tiempo real para la denuncia de las agresiones patrimoniales u otras incidencias que se detecten en el trazado.

La idea con la que nace esta aplicación es dar protagonismo a los peregrinos, “que sientan el patrimonio histórico y artístico del Camino de Santiago como suyo”, asegura José Antonio de la Riera, prestigioso investigador de la Ruta Jacobea.

Esta herramienta digital, cuya descarga es gratuita, permite a los propios peregrinos enviar fotos e informaciones y geolocalizar las irregularidades que encuentren en el camino -como alteraciones en la señalización, daños en el entorno natural o agresiones al patrimonio-, que son comunicadas al instante a los usuarios que se encuentren en un radio de 30 kilómetros.

Así, la ‘app’ se convierte en una plataforma en la que pueden participar los miles de peregrinos del Camino, miles de vigilantes que velarán por una mejor conservación del mismo.

La aplicación también pone a disposición de los usuarios otros servicios útiles, como las incidencias de los servicios de emergencia o la posibilidad de crear un ‘diario del camino’, con sus fotos y comentarios, que el usuario podrá ver y descargar cuando quiera.

Foro de expertos

El encuentro también contó con un completo panel de conferencias en la que participaron personalidades como Maria Josefa Sanz Fuentes, catedrática de Ciencia y Técnicas Historiográficas de la Universidad de Oviedo; Miguel Angel Cajigal, historiador y miembro de los equipos delimitadores de los Caminos Norte, Invierno y Portugués; y el profesor Ricardo G. Polin, pionero en la investigación del Camino Primitivo en Galicia.

El Encuentro Internacional también reunió a históricos Hospitaleros del Camino, o lo que es lo mismo, algunos de los responsables de los alberges más característicos de la Ruta Jacobea, entre ellos el de Tábara (Camino Sanabrés), San Antón de Castrojeríz (Grado), Siervas de María (Astorga), Güemes (Camino Norte), Fuenterroble (Salvatierra) o Ave Fénix.

En Grado hubo acuerdo unánime: la hospitalidad tradicional forma parte del alma del Camino. Por eso, los participantes en el encuentro han solicitado que la hospitalidad tradicional sea considera como Patrimonio Inmaterial del Camino de Santiago y la peregrinación.

Otro de los asuntos que se abordaron fue la petición al Cabildo de la Catedral Santiago para la ampliación al menos a 300 kilómetros la distancia mínima para obtener la “Compostela”, la acreditación de peregrino del Camino, y que actualmente está fijado en 100 kilómetros.

Esta petición, basada en un escrito redactado por expertos del Camino, entre ellos uno de los más prestigiosos estudiosos reconocidos en toda Europa, Antón Pombo, pretende abrir el debate en torno a la necesidad de incluir otras ciudades históricas en el trayecto necesario para obtener este reconocimiento, como Oviedo (primer itinerario  el que partió la primera peregrinación), León o Zamora, y sobre todo reducir la saturación del tramo Sarria-Compostela, recompensando ademán al peregrino de largo recorrido.

Un tesoro universal

La Ruta Jacobea, cuyo recorrido tradicional atraviesa el norte del país desde Roncesvalles hasta la Catedral de Santiago de Compostela, es uno de los incontables tesoros turístico-culturales que posee España y también el mundo.

El itinerario español forma parte de la lista de Patrimonio de la Humanidad desde 1993. Además, la UNESCO aprobó en 2015 ampliar su cobertura a la red de cuatro rutas de peregrinación del norte del país: el Camino Costero; el Camino Interior del País Vasco y La Rioja; el Camino de Liébana; y el Camino Primitivo, que en total suman 1.500 kilómetros.

Con esta ampliación, la inscripción de la UNESCO, que pasa a denominarse Caminos de Santiago de Compostela: Camino Francés y caminos del Norte de España, se revela como uno de los itinerarios de peregrinación más importantes y extensos del mundo.

El Camino de Santiago es también un ejemplo de revitalización turística que atrae a unos 200.000 peregrinos al año e inspira a otras regiones y países del mundo. Además, es un pilar de la economía gallega, aportando más del 10% del PIB de la región.