San Silvestre: la última carrera del año

  • Deporte

San Silvestre: la última carrera del año

La tradicional carrera de San Silvestre de Madrid congrega cada 31 de diciembre cerca de 40.000 corredores. EFE/Alberto Martin. (EFE)
La tradicional carrera de San Silvestre de Madrid congrega cada 31 de diciembre cerca de 40.000 corredores. EFE/Alberto Martin. (EFE)

Despedir el año calzándose las zapatillas de correr se ha convertido en una tradición para miles de personas en España. El motivo: la tradicional carrera de San Silvestre, que se celebra cada 31 de diciembre en más de 200 puntos de España.

La mayoría de capitales españolas tiene su propia prueba, cada una con su propio encanto: las de BarcelonaSan Sebastián, Salamanca o Toledo -con el lujo de correr por su casco histórico Patrimonio de la Humanidad-, son algunas de las más conocidas.

Los pequeños municipios también tienen su propia versión de la carrera. Ahí está, por ejemplo, Galdakao, un municipio vizcaíno que se enorgullece de acoger la San Silvestre más antigua de España: la primera edición se celebró en 1961.

Muchas de estas carreras tienen un marcado carácter festivo y solidario, como es el caso de la LPA San Silvestre, que se celebra en Las Palmas de Gran Canaria. Incuso se pueden encontrar carreras en las que se sustituye el asfalto por la montaña, como en la San Silvestre Pedrezuela Trail.

Sin embargo, si hay una cita que ha alcanzado fama mundial, esa es la San Silvestre Vallecana: una de las carreras internacionales más multitudinarias del año y toda una tradición de las navidades en España. Cerca de 40.000 personas saltan a las calles de Madrid cada 31 de diciembre para participar en esta cita que une deporte y fiesta, en la que los disfraces y los motivos navideños están muy presentes.

Es probable que el ambiente festivo que se respira en la prueba popular sea uno de los atractivos de esta carrera de 10 kilómetros de distancia que lleva celebrándoseen la capitaldesde 1964 y que cada año atrae a más ‘runners’, siendo la más multitudinaria de España.

Su más de medio siglo de vida y el brillante cartel de atletas de élite que reúne la prueba profesional (en el palmarés encontramos atletas de la talla del keniata Eliud Kipchog o los españoles Chema Martínez, Martin Fiz o Isaac Viciosa -atleta que acumula el mayor número de triunfos, con cuatro-) convierten a la San Silvestre en una carrera imprescindible.

El nacimiento de esta cita se debe a Antonio Sabugueiro, Carlos Roa y Manolo Fernández, que propusieron crear una carrera nocturna por Madrid, al estilo de la impulsada por el periodista Cásper Líbero en Sao Paulo (Brasil),en 1925,yque a su vezse inspiró en una carrera que presenció en París la noche del 1 de enero de 1924.

Así, la primera San Silvestre Vallecana se celebró en 1964 con apenas 57 participantes. El atleta español Jesús Hurtado inauguró el podio de esta carismática carrera y repitió victoria al año siguiente. No sería hasta 1968 cuando se vio al primer atleta internacional en lo alto del podio: el campeón olímpico tunecino Mohamed Gammoudi.

En 1981 tuvo lugar la primera carrera femenina oficial, en la que se impuso la noruega Grete Waitz. Entre las grandes atletas que se asoman en el palmarés de la San Silvestre destacan la británica Paula Radcliffe, la keniana Vivian Cheruiyot, la etíope Tirunesh Dibaba o las españolas Patricia Arribas y Marta Domínguez.

San Silvestre 2016

La prueba consta de dos competiciones: una popular (a partir de 16 años), y otra internacional (profesionales). La edición popular se celebra a partir de las 17:30 h., mientras que la internacional comienza a las 20:00 h. y en ella participan las grandes estrellas del momento.

Entre los favoritos de este año se encuentran el keniata Ezekiel Kemboi, los estadounidenses Evan Jager y Mike Kigen -ganador el año pasado- o el español Sebastián Martos.

El recorrido partirá de la plaza de los Sagrados Corazones -cerca del Santiago Bernabéu- para atravesar el centro de Madrid (calle Serrano, Puerta de Alcalá, Cibeles y Paseo del Prado) antes de dirigirse hacia las inmediaciones del estadio del Rayo Vallecano, donde concluirá.

Es una carrera rápida los primeros kilómetros, mientras que los últimos, ya en el barrio de Vallecas, está plagado de cuestas que resultan decisivas para decidir el podio final. El tiempo máximo fijado para los profesionales es de 38 minutos (hombres) y 45 minutos (mujeres). Para la carrera popular el tiempo máximo es 1 hora y 20 minutos.