Biotecnología en España: sector competitivo e innovador

25/08/2016

La celebración en 2014 del Año de la Biotecnología en España coincidió con un ejercicio económico muy positivo para el sector biotecnológico español, que se ha consolidado como uno de los más competitivos del mundo. Ese año las “biotech” españolas —empresas cuya actividad principal es la biotecnología— registraron un incremento de la facturación de un 6,75% respecto a 2013, según el informe Situación y tendencias del sector de la biotecnología en España 2015de la Asociación Española de Bioempresas (ASEBIO)

Si se tiene en cuenta a todas las compañías que conforman el sector biotecnológico, tanto las “biotech” como aquellas que tienen a esta tecnología como línea de negocio secundaria o la emplean en su producción, la facturación global lograda en 2014 ascendió a 107.788 millones de euros, un 13,28% más que el año anterior. Esta cifra supuso un aumento del peso de la biotecnología en el PIB de España, que alcanza el 10,35% del total, si bien en el caso de las empresas exclusivamente biotecnológicas este porcentaje es del 0,73% del PIB.

Mayor inversión en I+ D

Otro de los indicadores que arrojan cifras muy positivas es la inversión en I+D. De las 2.742 empresas que conformaban el sector hace dos años, 1.079 realizaron actividades de I+D en biotecnología, un 9,77% más que en 2013, y emplearon en ello a 9.795 personas, un 7,23% más. Con respecto al gasto interno que dedicaron a la investigación, tras dos años de caída las compañías incrementaron esta partida un 3,75%, hasta sumar 533,82 millones de euros. España mantiene así su competitividad en un sector donde el I+D+i tiene un gran peso.

Fruto de este esfuerzo en investigación y desarrollo, en 2015 se publicaron en nuestro país 905 patentes en el área biotecnológica. De estas, 579 fueron concedidas (el 64%). La Asociación Española de Bioempresas señala además que la cotitularidad fue la principal opción elegida para patentar (33%). El 31% de las patentes fueron solicitadas por el sector empresarial y el 21% por las universidades.

En el ámbito científico, también son importantes las publicaciones en revistas de relevancia mundial. La Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) destaca en su informe ‘Producción científica española en biotecnología: 2005-2014’ que España fue el tercero de la de la Unión Europea por número de documentos en el área de la biotecnología en 2014, mientras que en la clasificación mundial, España pasó del décimo puesto en 2005 a ocupar la octava posición en 2014.

Internacionalización

En el desarrollo de la biotecnología en España la internacionalización juega un papel fundamental. A este respecto, ASEBIO destaca que el 56,45% de sus compañías asociadas han manifestado que el principal motivo del crecimiento de su empresa es la entrada en nuevos mercados internacionales. Para la asociación, este factor muestra “la creciente maduración de nuestro sector biotecnológico”. Asimismo, el 79,3% de las empresas encuestadas para la realización del informe consideran la internacionalización como un factor imprescindible para el desarrollo de su actividad. En 2015, el 86% de las empresas del campo biotecnológico realizó alguna actividad internacional, según el documento de ASEBIO.

Del total de compañías integradas en la Asociación de Bioempresas, 37 tienen implantación internacional. Están presentes en 45 mercados de los cinco continentes y cuentan con 141 filiales, principalmente en Estados Unidos con 21 de ellas. Por áreas geográficas, Europa concentra el 48% de las filiales, Latinoamérica el 26%, EE.UU. y Canadá el 18% y Asia y Oceanía el 9%.

Otro dato relevante es que, dentro del campo de la biotecnología, España destaca en sectores altamente especializados y estratégicos. Por ejemplo, nuestro país ocupa el primer lugar en Europa y el tercero en el ámbito mundial en agrobiotecnología y el quinto en bioquímica y biología molecular. Una de las compañías líderes del mundo en la producción de medicamentos biológicos derivados del plasma es la española Grifols, que es además la primera en capacidad de obtención de plasma. Por su parte, Pharmamar, del grupo Zeltia, es líder mundial en el desarrollo de medicamentos innovadores de origen marino para el tratamiento del cáncer, con un modelo de negocio integrado.

BioSpain

El escaparate más importante de la competitividad de las empresas españolas del sector es la feria Biospain, uno de los principales encuentros empresariales biotecnológicos del mundo. ASEBIO, una de las entidades organizadoras de la feria, la sitúa asimismo en el quinto lugar por número de reuniones de desarrollo de negocio partnering.

De carácter bianual, Biospain tiene como objetivo servir de puente para el intercambio de conocimiento, ideas y experiencias entre todos los actores del sector biotecnológico. En 2014 asistieron a la séptima edición del evento 800 empresas y 2.200 delegados y se llevaron a cabo 3.350 encuentros empresariales. La octava edición de Biospain se celebrará en Bizkaia entre los días 28 y 30 de septiembre de 2016. En concreto, tendrá lugar en el recinto ferial Bilbao Exhibition Centre (BEC), en la localidad de Barakaldo.