El mundo dice ‘sí quiero’ a la moda nupcial española

  • Economía

El mundo dice ‘sí quiero’ a la moda nupcial española

Imagen de la pasada edición de la Barcelona Bridal Fashion Week. EFE/Marta Pérez. (EFE)
Imagen de la pasada edición de la Barcelona Bridal Fashion Week. EFE/Marta Pérez. (EFE)

Calidad, diseño innovador y artesanía son algunas de las señas de identidad que han convertido la moda nupcial española en líder mundial. Tras China, somos es el segundo país que más vestidos de novia exporta. Se estima que cerca de siete de cada diez trajes confeccionados en nuestro país visten a novias de los cinco continentes.

A la cabeza de la industria nupcial en España y en el mundo se encuentra Pronovias, con una cifra de negocio 150,7 millones de euros en 2015. Otro caso de éxito y reconocimiento internacional es Rosa Clará: su facturación ascendió a 55 millones de euros en 2015.

El peso y la relevancia de la industria nupcial española también queda patente en la repercusión internacional de sus pasarelas de moda como la Barcelona Bridal Fashion Week, la cita más importante del sector en España. En esta edición (que tendrá lugar entre el 25 al 30 abril próximos) exhibirá marcas procedentes de 25 países y acogerá compradores de 40 naciones.

La industria nupcial española está conformada por cerca de 700 empresas que mueven al año alrededor de 1.300 millones de euros, lo que representa el 12,9% del conjunto del sector textil, según recoge el informe ‘Millennial Brides. Nacer en los 80's, casarse hoy’, realizado por el profesor del IESE José Luis Nueno. La provincia de Barcelona concentra el 41,6% de la producción total de vestidos de novia en España, que asciende a 755.000 unidades. El sector da empleo a más de 6.000 personas, tal y como recoge el documento de Nueno.

Una industria internacional

En los últimos años las empresas del sector se han volcado en la internacionalización para sortear la crisis y hoy España es el segundo exportador mundial de vestidos de novia. De hecho, más del 40% de la facturación de la industria nupcial española procede de las exportaciones. Europa es su principal mercado, con el 77% de las marcas españolas presentes en él. El 10% ha llegado también a la región Asia-Pacífico, el 7% a Latinoamérica, el 5% a Estados Unidos y el 1% a Oriente Medio, según ‘Millenial Brides’.

Para llevar a cabo su internacionalización, la gran mayoría de las empresas (91%) han elegido la fórmula de las multimarca. Así, Pronovias está presente en 105 países con 4.000 puntos de venta, 123 de ellos tiendas Pronovias entre establecimientos propios y franquiciados. Cuenta igualmente con centros logísticos y de distribución en Hong Kong, Brasil y Estados Unidos. Por su parte, Rosa Clará tiene más de 3.000 clientes internacionales y 150 tiendas exclusivas propias y en franquicia.

Pasarelas de moda nupcial

En nuestro país no podían faltar pasarelas de relevancia internacional donde exhibir la calidad y el diseño innovador de los creadores españoles. A la cabeza están la Barcelona Bridal Fashion Week, muy volcada en la internacionalización, y la Atelier Couture Madrid, una plataforma especializada en atelieres contemporáneos de costura de lujo que se celebra estos días en la capital de España.

La tercera edición de la pasarela madrileña acoge las propuestas para novias e invitadas de los diseñadores Rafael Urquizar, Carmen Soto The Bride, Paula del Vas, By Loleiro, Raquel Ferreiro, Laura Lomas, Fernando Claro, Franco Quintans, Clara Brea, Nihil Obstat, Cristina Piña, Juana Rique y Santos Costura. El evento fue creado en 2015 con el objetivo de “servir de escaparate para los grandes artesanos españoles”.

Por su parte, en la Barcelona Bridal Fashion Week, el 65% de las 300 marcas presentes en la feria son internacionales, lo que representa un incremento del 45% con respecto a la cita de 2016. Estas enseñas proceden de 25 países, principalmente del Reino Unido, EE.UU., Italia y Francia. Acudirán además 750 compradores estratégicos (+15%) procedentes de 40 países. Entre las firmas españolas, Pronovias, Rosa Clará, Jesús Peiró, Yolan Cris, Sonia Peña o Carla Ruiz.

La Barcelona Bridal Fashion Week se divide en dos apartados. Del 25 al 28 de abril se desarrollarán los desfiles, mientras que del 28 al 30 de abril tendrá lugar la exposición comercial. Previo a esta cita se celebra desde 2016 la Barcelona Wedding Summit, un foro de debate donde profesionales de la moda nupcial abordan la situación actual del sector y realizan proyecciones de futuro. En su segunda edición, celebrada el pasado 21 de marzo, se abordó, el posicionamiento de las marcas nupciales, las estrategias de comunicación, la política de precios y el análisis de nuevos mercados, entre otros temas. El evento está organizado por Wedding Media International, Barcelona Bridal Fashion Week y la revista NP.