España bate todos sus récords turísticos

  • Economía

España bate todos sus récords turísticos

Un grupo de turistas sigue a su guía por el centro histórico de Valencia. EFE/Manuel Bruque (EFE)
Un grupo de turistas sigue a su guía por el centro histórico de Valencia. EFE/Manuel Bruque (EFE)

En 2014 fueron 64 millones. En 2015, 68 millones. Y en 2016, España va camino de marcar un nuevo récord histórico con la llegada a nuestro país de 74 millones de turistas extranjeros, un 8,8% más que el año pasado. Incluso podría superar a los Estados Unidos como el segundo destino turístico más visitado del mundo.

Las cifras así lo atestiguan. Con la primera industria del país avanzando de forma imparable, este verano se ha vuelto a alcanzar una nueva marca con un crecimiento entre julio y septiembre del 3,7%, o lo que es lo mismo, 25 millones de turistas en tres meses. El mejor registro de la última década.

Solo en el mes de julio llegaron 9,6 millones de extranjeros, un 9,1% más que hace un año. En agosto se volvieron a batir todos los resultados con la portentosa cifra de 10,1 millones de turistas, un 5,8% más que en 2015. Un lleno total cuyo nicho de negocio lo siguen acaparando alemanes, franceses y británicos.

Motor económico

Con estos datos, el turismo se ha convertido en uno de los principales motores de nuestra economía. Un segmento que según la Encuesta de Población Activa (EPA), mediante datos correspondientes al segundo trimestre del año, ofrece empleo a casi 3 millones de personas, ya sea de forma directa o indirecta. De esta manera, en términos globales, el turismo supone el 13,6% del empleo total en España.

Por comunidades, Cataluña es la punta de lanza, con más de 10 millones de visitantes en lo que va de 2016, que absorbe casi el 25% de las llegadas internacionales del conjunto del estado y aumentando sus cifras en un 5% con respecto al ejercicio anterior.

Los archipiélagos de Canarias y Baleares son los siguientes destinos favoritos para los turistas con más de 7,5 y 7,4 millones, respectivamente. Después llegan a Andalucía, la Comunidad Valenciana y la Comunidad de Madrid, las otras tres regiones que más veraneantes recibieron, que suman 13,5 millones de viajeros. 

Por su parte, el turismo rural también ha marcado unas cifras que no se veían desde 2008. Esta demanda viene, sobre todo del turista nacional que supone el 85% de sus reservas. De manera que casas y alojamientos rurales, fundamentalmente de Asturias y Cantabria, han visto cómo sus inscripciones aumentan.

Por qué vienen los turistas

Pero, ¿cuáles son los motivos de esta afluencia masiva? Tiene su explicación en motivos geopolíticos, culturales y económicos. El primero de ellos es la diversidad de la oferta española, una de las características más apreciadas por los turistas extranjeros, que pueden disfrutar de la costa y de la diversidad belleza de los paisajes interiores. Y, por su puesto, un clima privilegiado que se puede disfrutar prácticamente todo el año, sobre todo en Canarias, con una temperatura media de 22ºC y más de 3.000 horas de sol al año.

Nuestra gastronomía se ha convertido en una de las razones que mayor peso está adquiriendo a la hora de viajar a nuestro país. La riqueza y la calidad de los productos autóctonos han hecho de España un referente culinario en el mundo, al igual que nuestros prestigiosos restaurantes que se encuentran en las mejores guías gastronómicas internacionales. Argumentos más que suficientes por los que un 10% de los viajeros se decantan por España.

Los precios asequibles, la diversificación horaria, un idioma en continua expansión por el mundo, con más de 550 millones de hablantes, un rico patrimonio cultural que comprende 45 bienes declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, o pinacotecas de fama mundial en las que disfrutar de arte clásico y moderno como el Museo del Prado, el Museo Reina Sofía,  el Museo Thyssen-Bornemisza, el Museo Guggenheim Bilbao o el Museo Picasso de Málaga, entre otros muchos, también están entre las grandes razones por las que nos visitan un gran número de turistas.

Y aún hay más. Los festivales de música y las fiestas populares también se han asentado como una atracción turística. Como ejemplo, el año pasado la Asociación de Promotores Musicales (APM) facturó 200 millones de euros en congresos de música, entre ellos destacan el Arenal Sound de Burriana (el más multitudinario de toda España con 300.000 asistentes), el FIB y el Rototom Sunsplash de Benicasim.

Además, celebraciones como los San Fermines de Pamplona, La Tomatina de Buñol, las Fallas de Valencia o la Feria de Abril de Sevilla han extendido su fama mundialmente hasta congregar a miles de turistas que quieren sumarse a la fiesta.

También hay que señalar desgraciadamente los problemas internos y de seguridad que sufren varios destinos turísticos de la cuenca mediterránea (Túnez, Turquía y Egipto) y varios países europeos (Francia, Bélgica), lo que ha hecho que los turistas se decanten por la seguridad que ofrece nuestro país.

12 pasajeros por segundo

Gracias a todo lo expuesto, el turismo español está rompiendo sus propios límites año tras año. Así, en el pasado ejercicio se lograron 50.947 millones de euros, un 11,5% de la economía española. Y en los siete primeros meses del año (últimos datos que se conocen) el superávit turístico ronda los 20.000 millones de euros, lo que supone un 2,1% más que en 2015.

Este incremento de viajeros se ha notado en los aeropuertos. El Adolfo Suárez Madrid-Barajas ha sido el más transitado durante los meses de julio y agosto con 9,6 millones de pasajeros, seguido de Barcelona-El Prat con 9,3 millones. Sin embargo, los que más han crecido ha sido el aeródromo de Tenerife Sur (1,79 millones de viajeros, y un incremento del 21,8%) y el de Gran Canaria (subida del 18,6%) durante el verano. De esta manera, debido al continuo e incansable trasiego de viajeros, se ha llegado a contabilizar una media de 12 pasajeros por segundo en el conjunto de los 46 aeropuertos que gestiona Aena.

Por su parte, los puertos del estado siguen elevando sus pasajeros de forma gradual. Si en 2015 atracaron 8,4 millones, en lo que llevamos de año han desembarcado 200.000 personas más, hasta llegar a los 8,6 millones. El puerto de Barcelona es el líder indiscutible con un tercio de los turistas marítimos, pero otras localidades como A Coruña, Vigo o Tarragona también han revitalizado su flujo de visitantes.

Excelentes datos motivados por la sobresaliente gestión y liderazgo de las empresas españolas del sector turístico. Compañías que han llevado en volandas a España hasta el ranking de los lugares más demandados del planeta. Y de la importancia que tiene el sector turístico y su gestión empresarial es muestra la nueva escuela de negocio internacional dedicada al turismo que echará a andar en Mallorca el próximo año.