España, cuarto país en exportación de formatos televisivos

  • Economía

España, cuarto país en exportación de formatos televisivos

Los misterios de Laura, una de las series que de éxito internacional de la industria audiovisual española.
Los misterios de Laura, una de las series que de éxito internacional de la industria audiovisual española.

La plataforma Televisión Abierta, un grupo formado por los principales canales de la Televisión Digital Terrestre (TDT) en España, ha presentado un informe que constata la fortaleza de la industria televisiva española.

Según el trabajo, elaborado por la consultora Deloitte, las cadenas españolas en abierto son las cuartas a nivel mundial y segundas en Europa en la exportación de formatos televisivos. En concreto, durante 2016 España vendió al extranjero un total de 36 ficciones por un importe de 102 millones de euros. Entre ellas destacan algunas tan prestigiosas como “Velvet”, “Pulseras Rojas”, “Los Misterios de Laura” o “Cuéntame cómo pasó”.

Sólo tres países que superan a España dentro de la exportación de series televisivas: Reino Unido con 79 ficciones, Estados Unidos con 72 y Argentina con 52. Unos datos que colocan a esta industria como un verdadero motor de transmisión de la cultura española en el mundo, convirtiéndose en un inmejorable valor para la Marca España.

En lo económico, los 516 canales de televisión que existen en abierto en nuestro país (26 estatales, 41 autonómicos y 449 locales) representan el 63% del volumen del sector televisivo español. En concreto, la televisión en su conjunto contribuyó al PIB nacional hasta con un 6,9% en 2015, o lo que es lo mismo, más de 5.585 millones de euros.

5,2% del empleo en España

La industria televisiva ya representa el 5,2% del empleo en España. Mientras que si se mira más detalladamente la situación audiovisual se concreta que en las Comunidades Autónomas la televisión en abierto supone el 80% del trabajo en este sector.

Además, el informe recoge que el 75% de los programas difundidos por la televisión en abierto en España son accesibles para personas con limitaciones auditivas y garantizan la accesibilidad a las personas ciegas mediante audiodescripción.