España, potencia turística mundial