La calidad del sector cárnico español protagoniza el primer ‘Meat Attraction’

  • Economía

La calidad del sector cárnico español protagoniza el primer ‘Meat Attraction’

La industria cárnica se ha convertido en el cuarto sector industrial en nuestro país
La industria cárnica se ha convertido en el cuarto sector industrial en nuestro país

La dieta mediterránea y la calidad de los productos alimenticios españoles han situado a nuestro país como uno de los referentes culinarios del planeta. Un reconocimiento internacional del que el sector cárnico español es su punta de lanza, desde la ganadería hasta los productos elaborados y su distribución.

Entre el 18 y el 20 de octubre el primer salón dedicado exclusivamente a la industria cárnica, Meat Attraction,  reunirá en Madrid a grandes y pequeñas compañías españolas y extranjeras con potenciales compradores y clientes, además de todo tipo de organizaciones y entidades que intervienen en el sector.

Con un incansable trabajo, la industria cárnica se ha convertido en el cuarto sector industrial en nuestro país. Tanto es así que su producción ya supone el 14% del PIB de España con una cifra de negocio de 22.600 millones de euros. Esta actividad se divide en dos grandes grupos: la carne (vacuno, ovino-caprino, porcino, avícola, equino y cunícola) y los productos elaborados como embutidos o fiambres.

La carne porcina es el producto estrella gracias al impulso de alimentos como el jamón o el magro. Así, se ha destacado con diferencia como la primera actividad cárnica española, acumulando el 63,2% del total de las carnes procesadas en nuestro país durante 2016. Un volumen que sitúa a España como el tercer mayor productor de carne de porcino del mundo. Además, el año pasado las ventas de este producto todo un récord al exportarse más de dos millones de toneladas, por un valor superior a los 4.500 millones de euros.

China, nuestro principal mercado

La producción cárnica es actualmente el principal exportador agroalimentario español. En total, durante 2016, la industria cárnica facturó al extranjero 2,27 millones de toneladas de carnes y productos elaborados, generando un montante de 5.562 millones de euros.

Asimismo, y por primera vez, en 2016 un país ajeno a la Unión Europea se convirtió en nuestro primer mercado exterior: China, donde se concentraron algo más del 20% de las exportaciones. España ha duplicado sus ventas cárnicas con el gigante asiático pasando de 209.000 toneladas en 2015 a 419.000 toneladas de 2016. Asimismo, otros 4 países orientales, Japón, Corea del Sur, Hong Kong y Filipinas, están entre nuestros 11 principales compradores.

No obstante, Europa sigue siendo nuestro principal cliente. Y más concretamente, Francia, país que se mantiene como el primer mercado en cuanto a facturación neta con 759 millones de euros.

Seguridad alimenticia

Por otra parte, la seguridad de la carne y los productos derivados está garantizada mediante estrictas normativas y reglamentos. La industria cárnica española es una de las más reguladas y controladas del mundo. De hecho, nunca antes se había tenido tanta seguridad y control en los alimentos que se consumen.

La principal herramienta es el llamado “Paquete de higiene”, una ley compuesta por cuatro reglamentos y dos directivas que está vigente desde 2006 y supone un marco normativo para la producción de alimentos y la seguridad alimentaria en la Unión Europea. Dicho estatuto regula todo lo relacionado con la higiene de los productos alimenticios, desde la sanidad animal hasta la salud pública, pasando por controles de medio ambiente o la legislación en materia de piensos.

Esto garantiza al comprador nacional e internacional alimentos nutritivos, seguros y de calidad, cuyo proceso de producción y comercialización está controlado por sistemas de trazabilidad que permiten seguir y rastrear el alimento desde la granja hasta la mesa del consumidor final.

Alimentos Marca España

Conjuntamente, los productos cárnicos españoles están amparados por figuras de calidad diferenciadas como son las Denominaciones de Origen Protegida y las Indicaciones Geográficas Protegidas, que reconocen todas aquellas carnes y elaborados con características específicas de calidad y origen.

En España existen 27 Indicaciones Geográficas Protegidas y 5 Denominaciones de Origen Protegida en lo referente a carnes frescas, embutidos y jamones. Es más, las cinco Denominaciones de Origen pertenecen exclusivamente a jamones de cerdo blanco e ibérico, manjares que se han convertido en el buque insignia de la alimentación española y un ejemplo de la Marca España a nivel internacional.

Sin embargo, hasta el momento este importante campo no contaba con un certamen que funcionase como una plataforma de negocio y fomentase la internacionalización de nuestras firmas. Para solucionar esta ausencia, y basándose en el diseño de Fruit Attraction, la segunda feria más importante de frutas y verduras a nivel internacional, la Asociación Nacional de Industrias de la Carne en España (ANICE) ha organizado en la Feria de Madrid la primera edición del Meat Attraction.

Un punto de encuentro comercial

La feria contará con todos los agentes participantes en el proceso de producción y venta: mataderos, salas de despiece, industrias elaboradoras, empresas de almacenamiento y transporte, y compañías comercialización y distribución al mercado interior y exterior, tanto al sector retail (venta al detalle) como al horeca (hoteles, restaurantes y cafés).

Meat Attraction es un festival de enorme verticalidad ya que engloba a los dos grandes grupos de la oferta cárnica: los productores, transformadores y distribuidores de carne y derivados, y los proveedores de la industria y la distribución cárnica.

Además, esta plataforma también ha contado con el respaldo de otras organizaciones agroalimentarias como Asici, Interovic, Intercun, Interporc y Provacuno. Y es que sus promotores han querido crear un proyecto multidisciplinar integrando a profesionales de la salud, tecnólogos de la alimentación y médicos de diversas especialidades, así como expertos y técnicos de todos los sectores cárnicos.