Un "Vencejo" español une Moscú y Berlín

  • Economía

Un "Vencejo" español une Moscú y Berlín

Tren de Talgo sobre la emblemática plaza Komskoloskaya de Moscú. Foto: Talgo
Tren de Talgo sobre la emblemática plaza Komskoloskaya de Moscú. Foto: Talgo

La tecnología de la empresa española Talgo vuelve a estar presente en un trayecto histórico, único en Europa. La empresa federal de Ferrocarriles Rusos, RZD (Rossiyskie Zheleznye Dorogi) pone en marcha el servicio nocturno Moscú – Berlín. Los trenes Talgo acortan en 4,5 horas el tiempo de viaje actual entre las dos capitales y permiten a los viajeros cruzar cuatro países (Rusia, Bielorrusia, Polonia y Alemania) con comodidad y sin necesidad de realizar transbordos.

RZD ofrece el servicio de ferrocarril con la marca ‘Strizh’, que en castellano se traduce como ‘Vencejo’, una denominación que sigue la costumbre de la empresa de bautizar sus trenes con nombres de especies de pájaros y que, en el caso del Moscú-Berlín apela a las dos características del tren fabricado por Talgo: es rápido y es ágil.

El nuevo servicio con trenes Talgo cruza cuatro países: Rusia, Bielorrusia, Polonia y Alemania

Los trenes Talgo han sido elegidos para este trayecto por su sistema de cambio de ancho de vía automático, que apenas necesita 20 minutos, y no requiere la detención del tren, frente a las dos horas que eran necesarias anteriormente para cambiar los llamados bogies. Además, su sistema de pendulación natural permite aumentar hasta un 25% la velocidad a la que se circula en las curvas e incrementa la comodidad de los viajeros, que notan menos el movimiento del tren.

Estos trenes Talgo han sido equipados con un novedoso sistema que impide que los ejes y las ruedas (también conocidos como rodales) se congelen durante el frío invierno continental. Este sistema reutiliza, antes de su eliminación, el aire caliente que sobra tras ser usado en el habitáculo de los viajeros, por lo que no consume apenas energía.

Para poder circular a velocidad alta en Alemania, cuentan además con un sistema de frenado mediante patín electromagnético: una barra de metal que se adhiere al raíl tras ser energizada y que ayuda a reducir la velocidad mediante la fricción entre ambos.

El servicio es operado gracias a un acuerdo entre dos gigantescas empresas públicas, la rusa RZD y la alemana Deutsche Bahn. En su ruta, que parte de la estación de Moscú-Kurskaya y llega a la de Berlín-Ostbahnhof, atraviesa tres fronteras y realiza 11 paradas: Smolensk, Krasnoe, Orsha, Minsk, Brest, Bug, Terespol, Varsovia, Poznan, Rzepin y Frankfurt del Oder.

Entre Moscú y Brest las locomotoras rusas son las encargadas de dar tracción a los trenes sobre las vías de ancho ruso de 1.520mm. A partir de Brest, hasta Berlín, sobre vías de ancho estándar europeo de 1.435mm, la tracción se proporciona con locomotoras de la empresa polaca PKP.

Velocidad y comodidad
La distancia entre Moscú y Berlín, unos 1.900 km, se cubrirá en 20 horas 14 minutos, frente a las 24 horas 49 minutos que se tarda actualmente. Inicialmente, el servicio se realizará con salidas los sábados y domingos desde Moscú, y los domingos y los lunes desde Berlín.

Los trenes están equipados para soportar las bajas temperaturas del invierno ruso

Dado que el tren circula por cuatro redes ferroviarias distintas (alemana, polaca, bielorrusa y rusa), ha requerido su certificación previa en cada una de las tres administraciones ferroviarias según los respectivos estándares técnicos exigidos en cada una de ellas. Los trenes han sido certificados para circular a una velocidad máxima de 200 km/h.

Cada tren cuenta con 18 coches para viajeros, y dos coches técnicos. Los viajeros se repartirán en 5 coches de primera clase con suites dormitorio con baño incluido (varias de ellas aptas para personas de movilidad reducida), para dos personas en cada suite; 4 coches de primera clase con compartimentos de literas, para dos personas en cama en cada compartimento; 2 coches de primera clase, con butacas y 5 coches de segunda clase con compartimentos de camas para cuatro personas en cada compartimento. El tren dispone de un coche restaurante y otro cafetería. La capacidad total es de 216 viajeros y el precio del billete más barato para un adulto en el recorrido Moscú-Berlín es de 130 euros.