El ‘dron espantapájaros’ vuela ante el Parlamento Europeo

  • Empresa

El ‘dron espantapájaros’ vuela ante el Parlamento Europeo

El dron ‘espantapájaros’ es un ejemplo de las enormes posibilidades que ofrece el campo de los aviones no tripulados.
El dron ‘espantapájaros’ es un ejemplo de las enormes posibilidades que ofrece el campo de los aviones no tripulados.

La Fundación Finnova, una entidad de apoyo al emprendimiento y la innovación, ha presentado ante el Parlamento Europeo uno de sus proyectos más revolucionarios: el dron biomimético desarrollado por la compañía española Kowat.

La presentación de este innovador diseño tuvo lugar durante la conferencia Smart Farming and New Technologies, un evento desarrollado por la plataforma de eurodiputados EU40 y que gira en torno al emprendimiento y los avances tecnológicos aplicados al sector agrícola.

El dron ‘espantapájaros’ fue puesto como ejemplo de las enormes posibilidades que ofrece el campo de los aviones no tripulados. “Los drones biomiméticos de Kowat proporcionan soluciones reales en el sector agrícola, y España está generando innovaciones orientadas a impulsar este sector a nivel mundial”, explicó Juan Manuel Revuelta, director general de Finnova.

De hecho, el sector de los drones ha despertado un gran interés entre los emprendedores españoles en los últimos años. A día de hoy existen en España alrededor de 1.700 operadores autorizados por la Agencia Estatal de Seguridad AéreaAESA (en 2014 eran 40), más de 2.200 pilotos y 70 escuelas. A su vez, las empresas vinculadas a esta tecnología han se multiplicado por tres en los últimos años, hasta superar ya las 1.500.

Kowat es una de estas firmas emprendedoras y visionarias, pero sus orígenes se remontan más de una década, hasta las investigaciones llevadas a cabo por sus miembros sobre la etología y la psicología animal, que posteriormente han servido para desarrollar este avión no tripulado para el control de plagas aviares.

Uno de los puntos fuertes es que no genera impacto medioambiental ni daña a las aves. Este método tiene una eficacia del 90% en el control de plagas sin usar métodos letales y, a la vez, contribuye a mantener la biodiversidad evitando el uso de mallas y redes en las que las aves pueden enredarse y morir ahogadas o de hambre. 

Kowat es un claro ejemplo de innovación aplicada al sector agrícola y cuenta con el apoyo de la rede  europea RIS3 , de la estación biológica del CSIC en el Parque de Doñana, Tecnalia y la Agencia Espacial Europea (ESA) y ha recibido varios premios, entre ellos el segundo Premio Mundial de la ESNC 2016.

Gracias a esta colaboración, la compañía ha logrado con éxito combinar disciplinas como la paleontología, biología, ciencias de la computación, mecatrónica, aeronáutica y ciencia aeroespacial, y dar un importante paso en la universalización de innovadora tecnología.