Empresas españolas, líderes en gestión del agua

  • Empresa

Empresas españolas, líderes en gestión del agua

Estación depuradora de aguas residuales de Atotonilco (México), la mayor planta de tratamientos de aguas residuales del mundo, desarrollada por Acciona.
Estación depuradora de aguas residuales de Atotonilco (México), la mayor planta de tratamientos de aguas residuales del mundo, desarrollada por Acciona.

Las principales infraestructuras de desalación del mundo son controladas por empresas españolas. De hecho, siete de las veinte mayores empresas de desalación son españolas y la depuradora más grande del mundo es obra de una compañía española. Son algunos de los datos recopilados por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación en el informe “Empresas españolas, líderes mundiales en gestión integral del agua”, que sitúa a nuestro país a la cabeza en tecnologías para la gestión del agua.

Según el documento, realizado en colaboración con Marca España, el sistema español de gobernanza del agua es un referente internacional y ejemplo de éxito tanto en la región mediterránea como en otras zonas geográficas que se enfrentan al reto de la escasez de recursos hídricos. Un hito que ha sido posible gracias al esfuerzo conjunto de las administraciones públicas y las empresas, que han destinado importantes inversiones en I+D al desarrollo del sector. El resultado: nuestro país es líder mundial en todas las fases de gestión del ciclo integral del agua.

Por ejemplo, España es la primera productora de agua desalada en Europa, América y Oriente Medio. También es el cuarto país del mundo en capacidad de desalación instalada y ocupa la primera posición europea en reutilización de aguas depuradas y la segunda a nivel mundial en aguas reutilizadas.

El buen hacer y la experiencia de las empresas españolas de gestión del agua es reconocido en todo el mundo. Así lo constatan los sucesivos contratos internacionales que recaen sobre nuestras compañías: una empresa española será la encargada de construir en Arabia Saudí la primera planta desaladora del mundo que operará a partir de energía solar. Y otra empresa de nuestro país ha elaborado el proyecto que posibilita el mayor abastecimiento de agua potable de Iberoamérica, con 20 m3 por segundo.

Un compromiso, el de la sostenibilidad en la gestión del agua, que España demuestra además liderando la primera iniciativa europea de coordinación en el sector del agua, la JPI Water, cuyo objetivo es coordinar de modo eficaz y sostenible la I+D+i europea sobre el agua.

Proyectos internacionales

El documento recoge una muestra de los muchos proyectos internacionales de desalación, potabilización y distribución, depuración, saneamiento y riego realizados por empresas españolas, que reflejan la destacada proyección internacional del sector. Es el caso de la planta desaladora por ósmosis inversa de Adelaida (Australia), diseñada por Acciona Agua, que abastece a una población de más de 500.000 habitantes, un referente mundial por la tecnología utilizada; o la planta desaladora de Tenés (Argelia), diseñada, construida y puesta en marcha por un consorcio liderado por Cadagua.

La ejemplaridad del modelo español también queda de manifiesto en algunas de las potabilizadoras más importantes del mundo, que permiten abastecer a millones de personas con agua apta para el consumo humano. Por ejemplo, la planta desalobradora de Brownsville (Texas, Estados Unidos), desarrollada por Abengoa, o la red de distribución de agua potable de Damongo (Ghana), realizada por Grupo Tragsa.

España ocupa la primera posición en Europa y la segunda mundial en reutilización de aguas depuradas, tanto por su marco normativo como por su nivel tecnológico. Por eso, muchos grandes proyectos de construcción de plantas de depuración recaen en compañías españolas. Sirva como ejemplo la estación depuradora de aguas residuales de Atotonilco (México), la mayor planta de tratamientos de aguas residuales del mundo, desarrollada por Acciona. O la planta depuradora de Padre Hurtado (Chile), obra de ACS Dragados, la primera depuradora de Iberoamérica que utiliza hidrólisis térmica para incrementar la producción de biogás.

En el campo del saneamiento, el informe destaca proyectos pioneros como la inauguración, por parte de Grupo Tragsa, de la primera planta de prefabricados de hormigón para la construcción de redes de saneamiento y drenajes pluviales en la localidad boliviana de Santa Cruz de las Sierra.

Asimismo, España es líder tecnológico en materia de invernaderos y ha desarrollado proyectos avanzados en el ámbito del regadío como la construcción de un canal de 24 kilómetros en Medrano (Mendoza, Argentina). La infraestructura, obra de Grupo San José, cuenta con un sistema de compuertas que permiten una dotación controlada de caudales a cada uno de los propietarios.