La 'app' española para los que comen con los ojos. EL MUNDO

  • España en los Medios

La 'app' española para los que comen con los ojos. EL MUNDO

Una primera cita, la cena de empresa, visita de unos amigos lejanos a los que hay que sorprender, despedidas de solteros... Todas estas situaciones tienen un denominador común: un restaurante. Pero no cualquiera. Cada vez somos más exigentes. Con la cantidad de opciones que surgen, nos interesa conocer hasta el mínimo detalle para no equivocarnos y quedar bien con el resto de comensales. Desde el tipo de comida a la decoración, pasando por el ambiente, si está de moda y, por supuesto, el precio. Ya no nos limitamos a llamar para reservar. Ahora indagamos y, sobre todo, nos fiamos de las experiencias que han tenido otros. ¿Quién no tiene un conocido con fama de foodie al que siempre pregunta dónde ir?

"Muchas sugerencias se ven rápidamente entrando en Instagram o en la página web del sitio, a través del artículo de prensa o de un blog de confianza. Pero en restauración lo que mejor funciona es el boca a boca", cuenta Jorge Camacho (33), fundador de Placest, una aplicación que tiene sus "cimientos" en el valor de las experiencias positivas de las personas del entorno. "Si un día me apetece sushi y tengo un amigo que es un apasionado de los japoneses, no me tiene que decir por qué me lo recomienda. Confío con los ojos cerrados".

La app es similar a una red social como Facebook o Instagram pero sólo de comida. El usuario puede seguir a un amigo, familiar o compañero de trabajo del que suele conocer sus gustos y "se puede fiar" de su criterio. Se trata de compartir los restaurantes favoritos, su ubicación y hasta el plato que pedir. Cada persona tiene en su perfil dos listas: sitios recomendados y restaurantes a los que quiere ir. "Conocer quién está detrás de una recomendación es lo más importante. Por eso podemos ser tan breves. ¡No hace falta enrollarse!".

Detrás de Placest, además del madrileño está su colega Fernando Sanz (34). Hace tres años, ambos crearon Oído Cocina, otra aplicación con la que podías pedir y pagar directamente desde el móvil la comida dentro del restaurante. "Comenzamos a profundizar en el mundo de los restaurantes y las apps, y fuimos modificando la idea en base a la experiencia", relatan. De momento, todo son gastos. "Crear una aplicación es algo muy costoso. Funcionamos gracias a la inversión privada y a una subvención pública del Ministerio de Industria".

Ya forman un equipo de nueve personas y ellos mismos están muy sorprendidos de lo bien que funciona. "Ahora lo importante es crecer en usuarios y demostrar que resuelve una necesidad hasta ahora no cubierta". La familia y amigos de los chicos han sido clave en este sentido. "Un campo de pruebas genial" para los emprendedores. "Tu entorno siempre te hace un poco la pelota usando cosas que vienen de ti, instalarán cualquier cosa que hagas, así que de eso no te puedes fiar, pero en este caso vemos que es un comportamiento auténtico", comentan entre risas. Sí les ha dado muchas pistas sobre si iban bien encaminados. "A ellos les encanta recordar sus últimos descubrimientos gastronómicos".

Ahora están trabajando en la posibilidad de incorporar fotografías porque están convencidos de que comemos con los ojos cada vez más. "Se puede ver lo bien que funcionan los restaurantes del Grupo Larrumba (Marieta, Habanera, Perrachica...). En muchas ocasiones no vas a un restaurante sólo a comer, sino a pasar un rato agradable con amigos, pareja... Ocasiones en las que el ambiente adecuado es un factor fundamental".

Los treintañeros han elaborado un ranking con las recomendaciones más repetidas de sus miles de usuarios. Además de los citados de Larrumba, Amazónico, el exótico local de los creadores de El Paraguas, gana por goleada. Le siguen sitios como Cafetería HD, en la zona universitaria de Guzmán el Bueno, 80 Grados, en la calle Manuela Malasaña, el restaurante Cañadio, en Conde de Peñaver, y BiBo, la reciente apertura de Dani García, a la altura de la plaza de Emilio Castelar. En cuanto a la lista de deseos, ganan Fismuler, la nueva apuesta de Nino RedruelloStreetXO, el local low cost del tres estrellas Michelin Dabiz Muñoz y Pointer, en la calle Marqués de la Ensenada.