Cinco ingeniosas ideas españolas para acabar con el tráfico y los accidentes. EL CONFIDENCIAL

  • España en los Medios

Cinco ingeniosas ideas españolas para acabar con el tráfico y los accidentes. EL CONFIDENCIAL

Mejorar la seguridad de nuestras carreteras y reducir los atascos son dos caras del mismo problema que grupos de investigación y 'startups' se afanan en solucionar. Para premiar el desarrollo de proyectos existen premios como el de la Fundación Línea Directa, que esta semana ha presentado a los finalistas que optan al III Premio Emprendedores y Seguridad Vial. Conductores que te devuelven a casa junto a tu coche tras una noche de juerga y quitamiedos más seguros para motociclistas son algunas de las propuestas. No son las únicas que han salido de las universidades y empresas españolas.

Ángeles al volante es el nombre de una 'startup' madrileña fundada en 2012, tras la reforma de la ley de tráfico que multa con 1.000 euros por duplicar al volante la tasa máxima de alcohol permitida. La idea es que los usuarios puedan disfrutar de una noche de fiesta sin preocuparsede tener que coger el coche a la vuelta y arriesgarse a sufrir un accidente. Desde 29 euros es posible que un conductor nos recoja y nos devuelva a casa, sanos y salvos, junto a nuestro vehículo.

También madrileña es Tyre Barrier, cuyo objetivo es fabricar barreras de protección con neumáticos reciclados. Pero la reutilización es sólo secundaria, porque lo importante es crear un guardarraíl que cumpla su misión de evitar que los vehículos se salgan de la carretera sin suponer un peligro para los conductores de vehículos de dos ruedas.

B-us es un proyecto financiado por la Unión Europea en el que participa Miguel Álvarez, uno de los creadores de Nación Rotonda. ¿Por qué tenemos que adaptarnos a las líneas de autobuses y no al contrario? Esa es la pregunta que pretende responder un algoritmo que permite a los operadores adaptar las líneas a la ciudadanía y dar un mejor servicio, analizando dónde quieren ir los usuarios para calcular la mejor ruta posible.

No todas las iniciativas españolas están dentro de nuestras fronteras. Upark! es una plataforma de 'crowd-parking' ideada por dos españoles y con base en Estonia. Esta joven empresa busca solucionar el problema de la búsqueda de aparcamiento, una pesadilla contra la que hasta Google Maps ha comenzado a luchar y que supone un 30% del flujo de vehículos en una ciudad.

Upark! funciona a través de una 'app' con la que el conductor avisa de su localización cuando va a abandonar una plaza pública de aparcamiento. Todos los conductores cercanos podrán ver ese nuevo hueco y ser guiados hasta él a cambio de un pequeño pago, de menos de un euro, que irá destinado a la persona que se haya molestado en perder unos segundos compartiendo su posición y esperando al otro automóvil. El sistema se queda un 20% de la transacción. Fundada en 2015, la 'startup' ya ha sido probada con éxito en Bruselas (Bélgica) y Madrid y será lanzada de forma oficial a lo largo de este mes.

Las autopistas con peaje dinámico, en el que el precio depende del número de vehículos que circulen por ella, es una idea que han explotado gigantes como Ferrovial. La empresa española cuenta con una de estas vías en Dallas (Texas, EEUU) que comenzó a probar el año pasado. Así, se garantiza a los conductores que podrán ir a 80 km/h si pagan por entrar en ella. El precio varía cada cinco minutos por un algoritmo y va aumentando conforme se llene hasta un máximo de unos 0,50 euros por kilómetro. Todo sea por llegar a tiempo al trabajo.