El primer cochecito de bebé 'smart' tiene sello español. EL MUNDO

  • España en los Medios

El primer cochecito de bebé 'smart' tiene sello español. EL MUNDO

La automoción atraviesa una de sus mayores revoluciones. Coches autónomos, conectados, inteligentes... Una nueva generación de vehículos que, ahora, da el salto a un medio de transporte que había permanecido ajeno a esta tranformación:los carritos de bebé.

Un joven español ha ideado el primer cochecito smart, «llamado a abrir una nueva era en el ámbito de los artículos infantiles». El producto ya ha encandilado al sector, que ha reconocido su innovación en el certamen Kind+Jugend de Colonia (Alemania), una de las tres grandes ferias mundial de puericultura.

El artífice de Heetee Mayfair (así se llama el invento) es Samuel García, ingeniero industrial por la Universidad de Valencia y MBA por la Imperial College Business School de Londres.

El emprendedor ha dado respuesta a una de las necesidades de las madres y padres de hoy en día con un producto multipropósito que les permite «llevar una vida más fácil y dedicarse a su trabajo diario al mismo tiempo que se ocupan del cuidado de sus hijos».

¿Qué tiene Heetee Mayfair de especial? Se trata del primer cochecito infantil que incorpora una tecnología por medio de la cual genera energía cuando se empuja. «Energía limpia, segura y sostenible, integrada en un diseño absolutamente innovador que reduce el impacto medioambiental», dicen sus creadores.

La batería se encarga de acumular esa energía para ofrecer a los padres nuevas funcionalidades como un calienta biberón o un soporte para tabletas y puerto USBpara poder cargar el móvil. «Esto proporciona un índice de autonomía para los padres jamás visto hasta ahora», señalan fuentes de la compañía. Otra de sus características diferenciales es la estabilidad y seguridad.

A pesar de su juventud (35 años), la carrera laboral de García se ha desarrollado en el sector automovilístico, de forma que el carrito incorpora algunas tecnologías procedentes de esta industria.

¿Un ejemplo? Su asiento es calefactable. Durante su estancia en Reino Unido, el emprendedor observaba desde el «cálido habitáculo» de su coche las duras temperaturas que sufrían los bebés en sus cochecitos, así que pensó en aplicar esta tecnología, que desde hace años funciona en la automoción. Así, los padres pueden regular la temperatura en función del frío exterior.

El chasis

Esta transferencia tecnológica entre sectores también se produce en el chasis, que presenta un centro de gravedad neutral y permite maniobrar con una sola mano en cualquier situación, ofreciendo un índice de estabilidad «un 60% mayor» de lo que la normativa obliga.

También incluye un sistema antivuelco, que impide que el bebe vuelque al sacar la silla del chasis, y un sistema de suspensión, «único en su categoría», que incide directamente sobre el asiento del niño obteniendo mayor confort.

El cochecito se fabrica en España y Reino Unido, donde la compañía dispone de instalaciones de testeo y montaje para «asegurar la calidad». Heetee Baby Company tiene previsto poner a la venta sus productos durante el primer trimestre de 2018. Sin embargo, ya ha recibido el reconocimiento del sector.

El modelo acaba de ser premiado con el World of Moving Kidsen una de las tres ferias infantiles más importantes del mundo: la Kind+Jugend de Colonia, Alemania. El galardón distingue el producto más innovador en la categoría de cochecitos de bebé.