Javier Fernández se sale: líder y roza el récord del mundo. AS

  • España en los Medios

Javier Fernández se sale: líder y roza el récord del mundo. AS

Descomunal Javier Fernández en los Mundiales de Helsinki. Hizo la mejor actuación corta de su vida. Con La Malagueña, un show discutido, que repitió esta temporada por su gran potencial. Pero ya no hay dudas, la pieza de Paco de Lucía y Plácido Domingo es un bombazo y estalló con una puntuación de 109.05, que le colocó líder y supone batir el propio récord de Europa del madrileño (era 104.25) y que se queda muy cerca de la plusmarca mundial de Hanyu (110.95), el gran derrotado en el primer asalto. Yuzu fue quinto, con 98.39, a más de 10 puntos de Superjavi, que es firme candidato al tercer oro mundial seguido.

La cita de Helsinki se había anunciado como la de los nuevos talentos sub-20, como Shoma Uno, Boyang Jin o Nathan Chen, máquinas de hacer cuádruples y de potentes vuelos… Pero Javi Fernández, de 25 años, se ha unido perfectamente a ese nivel de exigencia, con el plus de su fino patinaje y un repertorio de vuelos inmaculados, sin fallo alguno. Máximo nivel.

Arrancó la guitarra de Paco de Lucía y Javi se lanzó a por su salto más complejo. Un cuádruple toe, encadenado con un triple toe. Clavados. Luego llegó el cuádruple salchow, también perfecto. Ya estaban los dos saltos de cuatro giros, los que le han exigido los nuevos tiempos en su show corto. Remató con triple Axel. Tres minutos de patinaje brutal. Apabullante. El Hartwall Arena se llenó de banderas de España. Javi es el campeón del mundo en 2015 y 2016 y eso le ha creado fans por todo el mundo. En Finlandia hay muchos, muchísimos… que no han perdido la fe en Superjavi, que esta temporada anduvo más errático. Pero él avisa: “A los Mundiales llego al 100%”.

Tras él, quedó el mejor de los jóvenes. El nipón Shoma Uno, de 19 años y patinaje estilizado. Por supuesto, también metió dos cuádruples para acabar en 104.36. En tercer lugar, Patrick Chan, otro de los que se resiste a dejar paso a los jóvenes. El canadiense, de 26 años, fue triple campeón mundial entre 2011 y 2013. En Helsinki marcó 102.13. La experiencia es un grado. Como Javi, sabe llegar fino a las grandes citas. Cuarto fue el chino Boyang Jin (98.64), muy volador pero menos fino deslizando sobre el hielo. Hanyu, quinto (98.39) y Chen (97.33).

Entre Javi Fernández, Uno, Chan, Jin, Hanyu y Chen se dilucidará el título mundial y las medallas. Será este sábado en el programa largo, donde el español se convertirá en Elvis, un show de tres cuádruples que ha enganchado al público e igual de potente que La Malagueña. Si se porta como en la pieza coreografiada por Antonio Najarro, Superjavi tendrá muchas opciones de llegar a lo más alto. Pese a que sus rivales metan más cuádruples en sus programas. Su estrategia es la perfección, la clase y la experiencia de un bicampeón mundial.