Gestión deportiva: un modelo de éxito

El trabajo coordinado de la Administración, las federaciones, los clubes y los organismos privados sitúa a España entre los mejores países del mundo para practicar deporte y acoger grandes eventos competitivos. El deporte es, además, un gran embajador de España en el extranjero y un vehículo para fomentar la cooperación, la integración y el intercambio cultural.
22/12/2017

El éxito de los deportistas españoles se cimenta en una amplia tradición deportiva y en nuestro espíritu luchador. Pero también en la implantación de un modelo exclusivo de organización deportiva basado en una extensa red de infraestructuras y organismos que conforman una eficaz vía para canalizar el talento de nuestros deportistas.

Para impulsar el acceso universal al deporte, la Administración puso en marcha el Plan Integral para la Actividad Física y el Deporte 2010-2020, junto a otras iniciativas para aunar deporte, creatividad e inclusión social y para fomentar el ejercicio físico entre las personas mayores.

El Consejo Superior de Deportes es la institución que canaliza las ayudas y subvenciones para financiar la práctica deportiva y el mantenimiento de centros de alto rendimiento orientados a la alta competición. Asimismo, coordina el trabajo de las distintas federaciones y asociaciones deportivas y coopera con numerosos países y organismos internacionales.

Infraestructuras

La amplia red de estadios, polideportivos, piscinas olímpicas y otros centros multidisciplinares sitúa a España entre los mejores países del mundo para hacer deporte. También hemos aprovechado nuestra orografía y clima privilegiado para crear infraestructuras de primer nivel en diversas disciplinas deportivas.

España dispone de nueve centros de alto rendimiento repartidos por todo el país. Entre ellos destacan los especializados en atletismo, remo y piragüismo, vela, tiro olímpico y golf. También cuenta con alrededor de 100 centros de tecnificación multideportivos.

La Residencia Joaquín Blume de Madrid alberga a una parte significativa de las jóvenes promesas del deporte español. Deportistas, entrenadores e instalaciones de alto nivel confluyen para alcanzar la excelencia en las canchas dentro y fuera de nuestras fronteras.

Planes de Ayuda

El apoyo institucional es un factor clave para el desarrollo del deporte: la Fundación Deporte Joven, los Premios del Deporte en Edad Escolar, el programa de Promoción y Ayuda al Deporte Escolar (PROADES), el Plan Integral para la Actividad Física y el Deporte, o la adhesión al Manifiesto por la Igualdad y la Participación de la Mujer en el Deporte son buenos ejemplos.

El Programa ADO, impulsado en 1988 por el Comité Olímpico Español, el Consejo Superior de Deportes  y Radio Televisión Española, es otro ejemplo del apoyo institucional a los deportistas de élite españoles. Este programa de becas posibilita que cada año un número importante de deportistas españoles de todas las disciplinas olímpicas tengan la oportunidad de seguir trabajando y esforzándose para mejorar sus marcas y resultados.

I+D+I deportiva

Otra característica del modelo deportivo español es la constante innovación a través de plataformas como Inesport (Plataforma Tecnológica Española de la Industria del Deporte).

El objetivo de esta asociación empresarial es mejorar de la competitividad y promover la I+D+I en las empresas vinculadas al deporte. Para ello, grupos de expertos elaboran estrategias encaminadas a incentivar la investigación aplicada a mejorar el rendimiento de los deportistas.

Diplomacia deportiva

El deporte también es el gran embajador de España en el extranjero y uno de los mejores vehículos para estrechar lazos y fomentar la cooperación, las relaciones internacionales y el intercambio cultural.

El Consejo Superior de Deportes mantiene una participación activa en organismos como la Unión Europea, el Consejo de Europa, la Unesco, y la Conferencia Mundial sobre el Dopaje en el Deporte. La firma de Programas de Cooperación Deportiva es otro procedimiento habitual para estrechar las relaciones con otras naciones a través del deporte.

España cuenta con representantes en el Comité Olímpico Internacional y forma parte del Consejo Iberoamericano del Deporte, creado en 1994. Nuestro país también participa en los Juegos del Mediterráneo, enmarcados dentro del movimiento olímpico.

En el ámbito del deporte universitario, España es miembro de la Federación Internacional de Deporte Universitario y de la Asociación Europea de deporte Universitario . Además, participa en las Universiadas de Invierno y de Verano.

Iniciativas como la guía Deporte para un mundo mejor, impulsada por UNICEF y el Consejo Superior de Deportes, repasan las ventajas que ofrece la competición deportiva como herramienta para el desarrollo y dejan constancia del peso diplomático que España otorga al deporte.