FoodTech, conjuntamente con Hispack, espera la llegada de profesionales de 115 países en su edición de 2018, que se celebrará en Barcelona del 8 al 11 de mayo. Foto: FoodTech Barcelona

FoodTech, la transformación del sector de la alimentación

España cuenta con destacadas start-ups que aplican la innovación a la industria alimentaria y una feria dedicada exclusivamente a este sector, la FoodTech Barcelona.
15/03/2018

Las innumerables oportunidades de negocio que presentan los entornos digitales, el cambio en los hábitos de consumo de los millennials en búsqueda de la sostenibilidad, la continua aparición de nuevas tendencias en numerosos ámbitos... Son algunos de los factores que han propiciado la aparición de las FoodTech, empresas emergentes que aplican la innovación a la industria de la alimentación y llamadas a revolucionar y transformar el sector. España se suma a este movimiento en auge en todo el mundo y cuenta con destacados ejemplos como Cookplay y Mercado Flotante.

La relevancia empresarial de las FoodTech se vislumbra en las cada vez mayores cifras de negocio que arroja. Solo el ramo del food delivery (envío de comida a domicilio) facturó en España 1.140 millones de euros en 2016, según datos de NPD Group, firma de estudios de mercado y tendencias de consumo. España cuenta además con una feria exclusiva para el sector, FoodTech Barcelona.

Alimentación consciente

En el sector de las FoodTech no solo encontramos supermercados online, servicios de comida a domicilio, empresas que hacen la compra por ti o acuden a cocinar en tu hogar. El interés de un cada vez mayor número de consumidores por comer sano y de manera sostenible ha generado el entorno perfecto para la aparición de start-ups que dan respuesta a estas necesidades con conceptos de negocio que contribuyen a un mayor respeto al medio ambiente, la promoción de productos ecológicos y orgánicos, el apoyo a los productores locales…

Existen igualmente FoodTech dedicadas al desarrollo de nuevos productos ricos en nutrientes y con efectos positivos sobre la salud. En su estudio sobre alimentación ‘Food Revolution. 12 tendencias que lideran las Food startups’, la consultora de innovación Lantern destaca otros dos tipos de FoodTech. Las destinadas a los Growsumers, ciudadanos reacios a consumir alimentos procesados o que no saben a lo que deben saber y se decantan por cultivar sus propias verduras en casa. La pasión por la gastronomía, tan en boga en los últimos años, tiene su respuesta en las start-ups centradas en la Tecno-cocina, con aparatos que hacen más sencillo cocinar.

FoodTech con sello español

La visión de futuro y capacidad innovadora de los emprendedores españoles en el sector destaca en empresas emergentes como Cookplay, creada en 2014 en Bilbao por la diseñadora de menaje Ana Roquero con el objetivo de “introducir propuestas innovadoras en la nueva cultura de comida moderna”. Sus diseños han sido merecedores de premios internacionales como el Best in the Show en la feria Las Vegas Market (2017), ‘Mejor Producto Sector Horeca’ por Horeca Business Model Award (2017), ‘Marca Revelación’ de la feria Maison&Objet Paris (2015), ‘Mejor Marca de Menaje’ por la revista ELLE Decor Spain (2015) o el Red Dot Design Award por su colección Jomon.  La empresa vende sus productos en varios países europeos y en el continente asiático.

Pontevedra es la ciudad de origen de Mercado flotante. Esta start-up pone a disposición del consumidor cualquier ingrediente necesario para preparar especialidades culinarias internacionales. Está presente en España y Portugal. Por su parte, Luraki ha creado una aplicación móvil que permite localizar productores en el entorno más cercano al cliente.

La start-up valenciana Natural Functional Foods produce alimentos funcionales con un alto valor nutricional. Para ello, emplean métodos respetuosos con el medio ambiente y que garantizan una agricultura sostenible. Desde Barcelona, Vermidesign ofrece a los Growsumers vermicompostadores y nidos de lombrices que convierten los residuos orgánicos generados en los hogares en abono para plantas y huertos urbanos.

Cubenube se enmarca en el negocio del Big Data. En 2013 presentó su primer desarrollo Bynse, un servicio de monitorización de cultivos de gran utilidad para los agricultores. Es capaz de detectar enfermedades en las plantas y determinar el momento idóneo para el riego. Todo ello ayuda a incrementar la producción. Por su parte, FruitBull facilita conocer, vía online, el precio de venta al público de frutas y verduras en tiempo real. Son ejemplos destacados de empresas emergentes con una visión de negocio ligada a la alimentación y las nuevas tecnologías.