Líderes en ciberseguridad

20/12/2016

El 21 de octubre de 2016, el proveedor de Internet Dyn sufrió dos oleadas de ciberataques masivos que interrumpieron durante horas el servicio de páginas web de grandes compañías como Twitter, Amazon, Netflix o Spotfy. Este ataque afectó a casi todas las grandes ciudades en Estados Unidos, e hizo que el portavoz de la Casa Blanca anunciara la apertura de una investigación por la interrupción del servicio, que calificó de “maliciosa”.  Se trata del incidente de ciberseguridad más grave de la última década, que se suma a otro producido durante la campaña presidencial de este pasado noviembre, que sigue esclareciéndose.

A esta situación, que para el común de los mortales puede parecer más una película de espías, se suman a otros incidentes registrados en los últimos meses por empresas tecnológicas a las que han robado millones de cuentas de usuarios: Yahoo, LinkedIn, Dropbox, MySpace...

Las firmas de renombre no son las únicas víctimas de los ciberataques. En la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI) se pueden encontrar numerosas historias reales de particulares y pequeños negocios que han vivido estafas, robos de datos bancarios, secuestros de ordenadores o de tiendas online

Todos estos casos ponen de relieve la importancia que ha adquirido la ciberseguridad, tanto para gobiernos como para el mundo empresarial y la ciudadanía en general, en un mundo cada vez más interconectado digitalmente. Entre los mayores retos en esta materia figura la pérdida de control de infraestructuras críticas como la red eléctrica y las centrales nucleares, el ciberterrorismo y el espionaje industrial.

España se ha implicado de manera firme en la lucha frente a las amenazas informáticas. Así lo pone de manifiesto la aprobación en 2013 por parte del Consejo de Seguridad Nacional de la Estrategia de Ciberseguridad Nacional. Su misión: “garantizar un uso seguro de las redes y de los sistemas de información a través del fortalecimiento de nuestras capacidades de prevención, det