Líderes en tecnología naval y aeroespacial

España es un país referente internacionalmente en industrias con alta exigencia tecnológica como es el caso de la construcción naval y el diseño e implementación de sistemas aéreos y espaciales.
22/12/2017

En el sector naval, nuestro país es líder en el diseño y elaboración de buques multifuncionales. En los astilleros españoles se construyen desde los buques militares más sofisticados -portaaviones, fragatas y submarinos-, buques para el transporte de productos químicos y combustibles, hasta plataformas flotantes para la regasificación mediante gas natural licuado y naves destinadas a la investigación oceanográfica. Junto a esos llamativos formatos convive la construcción tradicional de barcos de pasajeros, de pesca, lanchas patrulleras y yates de recreo, entre otros.

Los astilleros españoles reciben encargos de distintos armadores extranjeros, principalmente de países como Noruega, Australia, Belice y Angola. Estos clientes llegan atraídos por la innovadora tecnología desarrollada por las empresas de nuestro país. SENER ha diseñado unidades flotantes de almacenamiento y regasificación; Dragados OffShore ha desarrollado una planta off-shore de recepción y re-gasificación de gas natural licuado (GNL) en el Adriático; y Acciona Infraestructuras es responsable del diseño y construcción de una terminal GNL en el recinto portuario de Campamento (San Roque), para su instalación en el norte del mar Adriático. Estas compañías, junto con las agrupadas en PYMAR (sociedad anónima constituida por los pequeños y medianos astilleros privados españoles) y la empresa pública Navantia, constituyen los pilares de la industria naval española. Navantia se sitúa entre los cinco principales diseñadores de buques militares a nivel mundial y cuenta con presencia en más de 25 países.

Sistemas aéreos y espaciales

Nuestro país es reconocido igualmente en la industria aeronáutica. Ocupa la quinta posición en Europa en términos de facturación y de empleo, con una elevada intensidad inversora. El subsector espacial es también el quinto a nivel europeo y emplea a cerca de 3.500 personas. España es la séptima potencia del mundo en fabricación de satélites y participa con éxito, a través de empresas y entidades científicas, en proyectos punteros como la Misión Rosetta y la exploración de Marte. Además, en octubre de 2017, el Parque de las Ciencias Andalucía-Granada fue designada por la Agencia Espacial Europea (ESA, por su siglas en inglés) para ser la sede en España de ESERO, la Oficina Europea de Recursos para la Educación sobre el Espacio. De este modo, nuestro país se ha convertido en el decimocuarto que acoge una de las oficinas nacionales del principal proyecto educativo de la ESA.

La elevada capacitación y competitividad de la industria espacial española le ha permitido poner en marcha la Mars Spanish Mission (MSM), un proyecto pionero con el que persigue convertirse en referente internacional en materia de ciencia y tecnología de simuladores y hábitats para entornos extremos.

Entre las compañías españolas punteras en el sector figura SENER, GMV, Indra e Hispasat. SENER lidera las misión espacial Proba-3, uno de los programas de la Agencia Espacial Europea. GMV es el primer proveedor independiente del mundo de Sistemas de Control de Tierra para operaciones de satélites comerciales de telecomunicaciones y la tercera empresa europea por volumen de participación en Galileo. Indra encabeza en España el proyecto Islas de Calor, financiado por la ESA. Por su parte, Hispasat es la octava compañía de telecomunicaciones por satélites del mundo y la cuarta de Europa.

España acoge igualmente sedes de importantes compañías aeronáuticas internacionales como ITP y Aernova, atraídos por nuestros excelentes centros de I+D especializados en industria aeroespacial, la elevada inversión y el peso que nuestro país tiene en estas actividades.