Maestros de la pintura española: genios universales

Velázquez, Goya, Picasso o Dalí son algunos de los grandes artistas que ha dado la pintura española.
22/12/2017

El arte corre por las venas de los españoles. De hecho, el talento y creatividad de nuestros antepasados dejó su primera muestra hace más de 30.000 años en las paredes de la cueva de Altamira (Cantabria), considerada la capilla Sixtina del arte rupestre.

Desde entonces, los pintores españoles han creado incontables obras maestras que se pueden contemplar en museos de todo el mundo. Muchas de ellas han resultado determinantes en la evolución de las artes plásticas, desde el clasicismo hasta el arte de vanguardia.

El Siglo de oro español

El llamado Siglo de Oro, periodo de auge artístico español comprendido entre 1492 y 1681, vio surgir pintores tan importantes como Domenicos Theotocopoulos 'El Greco', autor de obras como 'El expolio', 'El martirio de San Mauricio', 'La Resurrección de Cristo' o 'El entierro del Conde de Orgaz', que marcan un antes y un después en la pintura española y universal.

Diego Velázquez es otro de los máximos exponentes del barroco español, con obras tan emblemáticas como 'La familia de Felipe IV', 'Las meninas', 'Las hilanderas', 'La fragua de Vulcano' o 'La Venus del espejo'. Zurbarán Murillo son otros grandes nombres de esa época, en cuyas obras abunda la temática religiosa.

En los siglos XVIII y XIX destacaron artistas como el pintor y grabador Francisco de Goya, precursor de las vanguardias pictóricas del siglo XX, que más tarde tuvieron como protagonistas a otros dos maestros españoles: Salvador Dalí y Pablo Picasso. Dalí, junto con Joan Miró, es el gran referente del surrealismo, y Picasso, del cubismo. Sus obras se exponen en las mejores pinacotecas del mundo.

A finales del siglo XIX y primeros años del siglo XX, Joaquín Sorolla se consolidó como uno de los máximos referentes del impresionismo español. Su arte triunfó en Estados Unidos, como demuestran los impresionantes murales que pintó para la Hispanic Society of America de Nueva York.

También a comienzos del pasado siglo comenzaron a despuntar grandes pintoras españolas. Entre ellas María Blanchard o Maruja Mallo, que siguen profundizando en las amplias posibilidades creativas que ofrecen los movimientos de vanguardia de aquellos años.

En las últimas décadas, Antonio López, Miquel Barceló, Gabino Amaya, Consuelo Hernández, Lita Cabellut, Eduardo Naranjo o Antoni Tápies han sido y son los grandes embajadores de la pintura española. 

Los museos españoles

España cuenta con una red de museos reconocida en todo el mundo por su valor artístico e histórico. Las obras maestras de los grandes pintores españoles clásicos, así como los lienzos de referencia de los autores internacionales más importantes, se pueden admirar en el Museo del Prado, una de las pinacotecas más prestigiosas del mundo que ya ha cumplido dos siglos.

En torno a 3 millones de visitantes acuden cada año para contemplar su magnífica colección de lienzos, formada por más de 8.000 piezas. En total, el museo posee más de 27.000 objetos entre pinturas, esculturas, piezas de arte decorativo, fotografías y documentos.

La apertura del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid en 1990, supuso la creación de un museo de arte moderno y contemporáneo en España de nivel internacional. Entre las piezas que alberga destaca el ‘Guernica’, una de las obras emblemáticas de Pablo Picasso.

Otras pinacotecas de referencia del arte contemporáneo en España son el Museo Thyssen- Bornemisza, en Madrid, con obras que van del siglo XIII al XX; el Museo Guggenheim de Bilbao, icono de la renovación de la ciudad o el MACBA de Barcelona, centrado en obras de finales del siglo XX.