Agua potable, un milagro hecho realidad

  • Marca España

Agua potable, un milagro hecho realidad

Victor, con su péndulo, identifica el lugar exacto donde perforar
Victor, con su péndulo, identifica el lugar exacto donde perforar. Ha tenido en cuenta la profundidad a la que se encuentra el punto de unión del caudal 'fuerte'. De las 32 prospecciones solo se equivoco en una y por sesenta metros

Ver salir agua limpia de un grifo es 'un milagro' para los habitantes del norte de Camerún. Un milagro hecho realidad gracias a los pozos construidos durante los últimos cuatro años por la ONG viguesa Pozos de Agua Mayo Rey en 23 poblaciones de este país africano.

Imposible olvidar la reacción de niños y mayores que nunca habían visto salir agua de un grifo, relata Carlos Prado, vicepresidente de esta ONG, recordando la emoción de los habitantes de Mayo del Rey. “Sus caras son de susto cuando ven perforar la tierra, y se asustan también al ver, horas después, manar el agua a través de una manguera. Para ellos es magia, un milagro”, asegura.

En Mayo Rey, Departamento situado al norte de Camerún, el agua es abundante durante la corta época de lluvias, pero, en la estación seca, mujeres y niños se ven obligados a recorrer a pie hasta 10 kilómetros para ir en su busca. Encuentran pozos abiertos por los propios vecinos a las afueras de los poblados; pozos que han sido excavados con herramientas rudimentarias o con las manos, en los que defecan animales y que suelen derrumbarse en época de lluvias.

La falta de agua salubre no sólo es causa de enfermedades, provoca también absentismo escolar. Para poner fin a esta situación, en 2010 y de la mano de la Fundación Hospital Mayo Rey —que acababa de poner en funcionamiento un centro sanitario en Rey Bouba, la capital de la región—, se creó en Vigo la organización humanitaria Pozos de Agua Mayo Rey.

Solidaridad desde Vigo

Carlos Prado, vicepresidente de la ONG, recuerda que la primera expedición técnica al norte de la República Centroafricana fue financiada con la colaboración generosa de numerosas personas de la ciudad y la venta de ‘Miradas’. Se trata de un libro de fotografías de la región, realizadas por él mismo, que recogía palabras de apoyo a los afectados, a modo de pie de foto.

Gracias a estos fondos pudo comenzar el trabajo de campo en Camerún, coordinado por Inés Mera y Marta Garrido. Las expertas del Grupo de Ingeniería del Agua y del Medio Ambiente de la Universidad de A Coruña, comprobaron la existencia de aguas subterráneas a poca profundidad, si bien se hallaban contaminadas por metales y bacterias. Para alcanzar niveles de calidad de agua para el consumo había que perforar a partir de 15 metros de profundidad.

El acceso al agua potable pasaba por realizar pozos de barrena, un tipo de perforación que se realiza por medios mecánicos a los que en Mayo Rey es complicado acceder. Había que trasladar desde España la maquinaria necesaria y un profesional para manejarla. Cuatro contenedores llegaron de Galicia al puerto de Douala, la mayor ciudad de Camerún, a unos 1.000 kilómetros de Mayo Rey. Después, fueron necesarios siete días para llevar la herramienta de la metrópoli a su destino.

Llenar un depósito de gasolina o conectar un motor a la electricidad también queda fuera del alcance de la mayoría al noroeste de Camerún. Por ello, con ayuda de la Universidad de Vigo, Pozos de Agua Mayo Rey instaló en algunos casos bombas solares que elevan el agua a la superficie.

Los españoles ponen su gota

Seis expediciones, efectuadas entre 2010 y 2014, han bastado a la ONG para finalizar 32 proyectos de obtención de agua en 23 poblaciones (Rey Bouba, Kongrong, Djourde, Koinderi, Baikwa, Lerka, Mayo Laye, Mboukma, Touboro, Pandjama, etc.), con caudales que oscilan entre 2.000 y 10.000 litros por hora. Estos pozos contribuyen a que alrededor de unas 230.000 personas hayan logrado mejorar su calidad de vida.

Pero aún quedan muchos pueblos pequeños donde el agua escasea. En África espera la maquinaria comprada con los 400.000 euros recaudados en las fiestas, outlets, romerías o conciertos solidarios de la campaña “Pon tu gota”, que desde 2010 sostiene la ONG con un gran apoyo por parte de los vigueses.

Sin embargo, Pozos de Mayo Rey se ha visto obligada a detener sus prospecciones debido al terrorismo contra la población civil ejercido por el grupo fundamentalista islámico Boko Haram. Los puntos marcados por el pocero con su péndulo aguardan, siempre lo más cerca posible de las escuelas, para que los niños tengan un motivo más para llenar las aulas.

Derecho al agua

El 28 de julio de 2010, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la Resolución 64/292, que reconoce explícitamente que elacceso al agua potable limpia y el saneamiento son esenciales para el respeto de los derechos humanos.

Anteriormente, el derecho humano al agua, “indispensable para vivir dignamente y condición previa para la realización de otros derechos humanos” ya estaba reconocido en la Observación general Nº 15 sobre el derecho al agua de 2002, adoptado por el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de la ONU.

Aún así, actualmente 884 millones de personas carecen de acceso seguro al agua potable y casi 1.000 niños mueren cada día a causa de enfermedades diarreicas provocadas por el consumo de agua sucia y un saneamiento deficiente, que constituyen la segunda causa de muerte infantil en el mundo.

La solidaridad y el compromiso de diversas instituciones y organizaciones intentan poner fin a esta situación.

Solidaridad también en Vigo

El colectivo que formó parte del acta fundacional de la ONG Pozos de Agua Mayo Rey en la ciudad de Vigo también sabe que hay muchas personas en su propia ciudad que necesitan ayuda en estos momentos. Por ello, crearon junto con otros voluntarios la organización altruista “A las 5”.

Esta  ONG, más conocida como la “bocatería solidaria”, ofrece gratis la merienda los 365 días del año a niños y personas mayores necesitadas en su local de la calle Taboada Leal. Para habilitar este servicio, la entidad colabora con varias instituciones, entre ellas los Servicios Sociales del Concello de Vigo y Cáritas.

La cooperación española

Un porcentaje importante del territorio español sufre de gran aridez y de una distribución del agua irregular en el espacio y en el tiempo. Durante siglos, España se ha enfrentado a este problema. Como resultado, nuestro país dispone de entidades públicas y empresas privadas punteras en el diseño, construcción y gestión de infraestructuras destinadas al agua y saneamiento. Así nos lo aseguran desde AECID (Agencia Española de Cooperación Internacional para el Derrollo)

Tal vez por ello, España es hoy uno de los mayores países cooperantes en la materia. El Fondo de Cooperación para Agua y Saneamiento (FCAS) es el principal instrumento de la cooperación española para asegurar el acceso a agua potable y saneamiento a las poblaciones más necesitadas de América Latina y el Caribe.

A través de FCAS el Gobierno de España ha desembolsado hasta la fecha un total de 790 millones de euros en donaciones. En la gestión de los programas FCAS es de destacar la importante aportación de entidades como el Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas (CEDEX), el Instituto Geológico y Minero de España (IGME) o con el propio Ministerio de Agricultura Alimentación y Medio Ambiente.

El verdadero reto no consiste en aplicar tecnologías punteras sino en hacer uso de las más apropiadas y sostenibles que se adapten a la realidad local. Para llevar a cabo este tipo de proyectos es necesario además hacer un esfuerzo de entendimiento con las autoridades locales, de forma que los sistemas no se abandonen y cumplan su función durante toda su potencial vida útil.

Videos

Fiesta solidaria años 60 de la ONG Pozos de agua Mayo Rey

Fiesta solidaria años 60, realizada en el Real club Náutico de Vigo el 31-5-13, para recaudar fondos y poder construir pozos de agua en el territorio Mayo Rey (Camerún).