Sabores de la tierra: una despensa excepcional

España cuenta con una de las mejores despensas del mundo, con una materia prima de calidad y variada como pilar fundamental de nuestra gastronomía.
20/12/2017

Carnes, pescados, mariscos, legumbres, verduras, aceite de oliva virgen extra, quesos, vinos... La gastronomía española tiene una extensa lista de recursos culinarios de primera calidad cuya producción es posibles gracias a unas condiciones geográficas y un clima privilegiados.

El jamón de cerdo ibérico, alimentado a base de bellota, es uno de los grandes embajadores de nuestra despensa. Los más emblemáticos son los de Dehesa de Extremadura (Extremadura), Jabugo (Huelva),  Los Pedroches (Córdoba) o Guijuelo (Salamanca), aunque hay más de una decena de embutidos con una Denominación de Origen Protegida (DOP) o Indicación Geográfica Protegida (IGP)

El aceite de oliva español es otro de los estandartes de nuestra gastronomía, con cerca de una treintena de denominaciones, la mayoría en Andalucía.

También somos el primer productor de aceite de oliva a nivel mundial y podemos presumir de atesorar más de 260 variedades de olivos, muchos de ellos autóctonos, con una diversidad de aceitunas y aceites capaz de adecuarse a los platos y paladares más exigentes.

La excelsa bodega de España, con Denominación de origen (D.O.) repartidas por toda la geografía, merece una mención especial. Tenemos la mayor extensión cultivada de viñas del mundo, con más de un millón de viñedos, y también una cultura enológica muy arraigada.

Fruto de la experiencia y la calidad de nuestras cosechas, los vinos españoles están entre los mejores del mundo. Las zonas más conocidas internacionalmente son Rioja y Ribera del Duero, donde se producen algunos de los vinos españoles más premiados.

Dieta mediterránea, Patrimonio de la Humanidad

Reconocida también, en este caso como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO en 2010, es la dieta mediterránea, que aporta el equilibrio saludable para disfrutar de una riqueza gastronómica que no merece la pena perderse.

El decálogo de la dieta mediterránea sitúa el aceite de oliva, los alimentos de origen vegetal y de cereales, así como los productos frescos y lácteos -como el yogurt y el queso- entre las prioridades para una alimentación saludable.

Turismo gastronómico: recorre el mapa de los sabores de España

La gastronomía se ha convertido en un valor añadido que nos diferencia de otros destinos. Un alto porcentaje del turismo que acude a España lo hace atraído por la extensa oferta culinaria y enológica que reúne nuestro país.

Los restaurantes españoles -más de 200 tienen alguna Estrella Michelin-, incluso los más vanguardistas, tienen muy presente al producto de temporada y a la cocina tradicional. De hecho, los platos típicos de cada región, son un valor añadido en sus cartas.

La paella valenciana, el cocido madrileño, el gazpacho andaluz, la merluza a la vasca, la fabada asturiana, los calçots de Cataluña, la tortilla de patata… Cada Comunidad Autónoma ofrece infinidad de platos, todos ellos apoyados en los sabores propios de la tierra

Pero la cocina española va más allá de una compleja elaboración o una comida reposada en torno a una mesa. También están las tapas, o 'pintxos'; pequeñas ‘pinceladas’ de nuestra elaborada cocina que se han convertido en fenómeno cultural y gastronómico mundial.