Cerco al terrorismo gracias a la iniciativa de España en la ONU

  • Sociedad

Cerco al terrorismo gracias a la iniciativa de España en la ONU

Vista general de la reunión del Consejo de Seguridad de la ONU en la sede de Naciones Unidas de Nueva York. EFE/Miguel Rajmil. (EFE)
Vista general de la reunión del Consejo de Seguridad de la ONU en la sede de Naciones Unidas de Nueva York. EFE/Miguel Rajmil. (EFE)

La ONU dio ayer un paso más para evitar que las armas de destrucción masiva caigan en manos de grupos terroristas. En una sesión presidida por el ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, se ha aprobado una resolución preparada por España, y que cuenta con el respaldo de más de 70 países, que subraya la necesidad de reforzar las medidas internacionales de control de materiales relacionados con armas nucleares, químicas y biológicas.

La resolución 2325 actualiza y refuerza los mecanismos de prevención y cooperación que existían en la resolución 1540 y con los que los países han trabajado los últimos doce años para hacer frente a esta amenaza. El nuevo texto promovido por España llama a todos los Estados miembros a tener en cuenta “los rápidos avances en ciencia y tecnología" que afectan a todo ese ámbito. Además, pide a los Gobiernos más esfuerzos para adoptar leyes para prevenir la proliferación de armas de destrucción masiva y de establecer controles adecuados para evitar su tráfico ilícito.

El texto hace hincapié en la necesidad de “coordinar esfuerzos en todos los ámbitos, internacional, nacional, regional o subregional”, con el objetivo de dar una respuesta global a esta amenaza a la paz internacional.

También realiza una serie de recomendaciones sobre el trabajo del comité del Consejo de Seguridad que se ocupa de vigilar la aplicación de la 1540 y que actualmente preside por el embajador español, Román Oyarzun.

Presidencia española

El pasado 1 de diciembre España asumió la presidencia del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas por segunda vez durante el bienio 2015-2016, un cargo que ostentará hasta el próximo 31 de diciembre.

La presidencia española del máximo órgano ejecutivo de la ONU durante este mes estará de nuevo enfocada a la consecución de objetivos concretos a través del multilateralismo.

Ya han tenido lugar dos de las tres principales citas de la agenda del mes, marcada por el objetivo de acabar con el terrorismo internacional. Además de la explicada resolución sobre no proliferación de armas de destrucción masiva, el día 12 de diciembre tuvo lugar la aprobación de otra importante iniciativa propuesta por nuestro país. Se trata de la resolución 2322 sobre cooperación judicial y terrorismo, durante una reunión de alto nivel presidida por el ministro de Justicia español, Rafael Catalá.

La importancia de esta resolución impulsada por España reside en que es la primera que aprueba el Consejo de Seguridad dedicada específicamente a la cooperación judicial internacional.

El textopropone la creación de un sistema de transmisión electrónica de solicitudes de cooperación para aportar rapidez y eficacia a los procedimientos, así como adoptar respuestas judiciales globales que superen las fronteras nacionales para evitar la creación de ‘zonas de impunidad’.

Asimismo, aborda el problema de los delitos de reclutamiento, organización y preparación de atentados a través de la red, instando a establecer los marcos jurídicos necesarios para que las pruebas electrónicas obtenidas en un Estado sean aceptables en otro que inicia los procedimientos de cooperación judicial o de extradición.

La Resolución 2322 contiene además un párrafo dedicado a las víctimas del terrorismo en el que se solicita de los Estados un incremento de los esfuerzos para asegurar una asistencia adecuada a las víctimas y sus familias.

Esta resolución se ha desarrollado en base a los documentos aprobados en julio de 2015 en la reunión de Madrid sobre combatientes terroristas extranjeros, y la Guía para la cooperación judicial internacional de 2010 del Comité contra el Terrorismo.

Por otro lado, el 20 de diciembre se celebrará una sesión de alto nivel en materia de lucha contra la trata de personas en situaciones de conflicto, en especial la perpetrada por grupos terroristas, en la que se buscarán mecanismos para acabar con la violencia sexual contra mujeres y niñas.

Durante esta presidencia, España seguirá buscando una solución al conflicto en Siria y mejorar la asistencia a la población, en nuestro papel de co-relatores del expediente humanitario en este país.

También están previstas, entre otros temas, la renovación del mandato de Misión de Apoyo de las Naciones Unidas en Libia (UNSMIL) y las consultas sobre Oriente Medio