Donación de médula: españoles comprometidos para salvar vidas

13/04/2015

Nuestro país ha vuelto a batir su récord de donaciones y trasplantes de órganos, con 36 donantes por millón de personas, y un total de 4.360 pacientes trasplantados en 2014. Esto significa que, de media, fueron sometidas a un trasplante doce personas al día. También aumentó el número de donantes, con un total de 1.682, que se traduce en un 1,6 % más que en 2013. Estas cifras vuelven a situar a España como líder mundial en donaciones, un puesto que mantiene desde hace 23 años. 

Uno de los campos donde ha logrado superar las cifras de años anteriores es la donación de médula. En 2014 se registraron 33.500 nuevos donantes, lo que ha superado en un 34% los objetivos marcados en el Plan Nacional de Médula para ese año,que se estimaban en 25.000. Unos datos notables que se unen al número total de donantes contabilizados hasta el momento en España, más de 175.791.

Otro hito está en las 60.000 unidades de sangre de cordón umbilical disponibles en los siete bancos públicos que existen en España. Y es que, en nuestro país están almacenadas el 11% de todas las unidades disponibles en el mundo.

Compromiso de vida

Las personas que realizan estas donaciones lo hacen de forma altruista y voluntaria, un modelo que están adoptando otros países. Para seguir concienciando sobre la importancia de este gesto solidario se llevan a cabo distintas campañas, como la que desarrollaron recientemente la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) y el Consejo General de Colegios Farmacéuticos: “Donación de Médula, compromiso de vida”.

De esta forma, el farmacéutico informa a los ciudadanos sobre las donaciones, los requisitos para ser donante y dónde se encuentran los centros de información y registro. Por su parte, la ONT difundió 500.000 ejemplares de un tríptico en las farmacias españolas.

Esta organización ha celebrado sus 25 años de existencia y sigue trabajando, junto a los hospitales públicos españoles y otras instituciones como la Fundación Josep Carreras, para que los ciudadanos se informen. Cada año, en España se diagnostican de leucemia unas 5.000 personas y muchas necesitarán un trasplante de médula ósea para superar la enfermedad.

Hacerse donante

Y, ¿qué pasos hay que seguir para hacerse donante? Cada Comunidad Autónoma tiene unos centros de referencia de información y registro a los que acudir para hacerse donante de médula.

Hay que firmar un consentimiento informado y someterse a un análisis de sangre o de saliva para determinar el HLA, una especie de DNI celular, esencial para encontrar un receptor adecuado. A partir de ahí, los datos pasan a formar parte de la base informática del Registro Español de Donantes de Médula Ósea (REDMO) y del Registro Mundial (Bone Marrow Donors Worlwide) que engloba a todos los donantes de médula del mundo.

La donación y el trasplante de médula se rigen por un principio de solidaridad internacional, y no se puede donar médula para un paciente concreto, sino para cualquier persona compatible que lo necesite, independientemente de dónde viva.

En el caso de no encontrarse un donante compatible en España, el Registro de Donantes de Médula Ósea, gestionado por la Fundación Internacional Josep Carreras, busca a algún compatible por todo el mundo a través de este registro mundial, en el que ya se encuentran 25 millones de personas.