Los Reyes Magos y Papá Noel cargan sus sacos con juguetes españoles

  • Sociedad

Los Reyes Magos y Papá Noel cargan sus sacos con juguetes españoles

Las ventas en el extranjero ya suponen el 40% de la facturación del sector juguetero español. EFE/Ángel Díaz (EFE)
Las ventas en el extranjero ya suponen el 40% de la facturación del sector juguetero español. EFE/Ángel Díaz (EFE)

El sector del juguete español ya se encuentra inmerso en su campaña estrella. Una época del año donde los Reyes Magos y Papá Noel cargan sus sacos con artículos producidos en nuestro país aportando al negocio más de la mitad de sus ventas anuales. Por ello y gracias a los buenos números atesorados hasta el momento, la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes (AEFJ) espera batir récords amparándose en la recuperación del mercado nacional y las pujantes exportaciones.

El sector español facturó en 2015 más de 1.400 millones de euros, un 6% más que el año anterior,  con unas ventas locales que rozaron los 1.000 millones. Pero la AEFJ planea superar dichas cifras durante la Navidad de 2016. Hasta el momento, y sin contabilizar los meses de noviembre y diciembre, los de mayor demanda anual, las adquisiciones en el mercado nacional han crecido un 9% por encima del año anterior con más de 230 millones de euros. Cerca se encuentran también las exportaciones con un aumento que llega hasta los 211 millones de euros.

Las ventas en el extranjero ya suponen el 40% de su facturación con 534 millones de euros comercializados durante 2015. El mercado europeo sigue siendo el principal destino de los juguetes españoles y es en él donde se observa un mayor avance del sector con crecimientos del 12% en Portugal y Francia, del 75,9% en el Reino Unido y un descomunal despegue del 400% en Irlanda certificando unas ganancias en “la isla esmeralda” de aproximadamente 10 millones de euros.

Portugal, nuestro mayor comprador

El juguete español es reconocido fuera de nuestras fronteras por su innovación, calidad y seguridad. Tanto es así que los productos nacionales tienen un lugar de preferencia en las estanterías de Portugal, país que se ha convertido en el principal demandante de artículos españoles con 109 millones de euros en exportaciones, Francia, con 106 millones, e Italia, con 70 millones.

También destaca el magnífico repunte en el mercado estadounidense, doblando los registros cosechados en 2014 al obtener más de 14 millones de euros. De esta manera, las exportaciones jugueteras crecieron un 20,3% durante el ejercicio pasado. Y si se echa la vista atrás, su crecimiento alcanza niveles del 38% si se recogen datos de 2007.

Sin embargo, China sigue siendo el mayor fabricante de juguetes del mundo, ya que casi el 90% de los productos que se comercializan llevan impresa su etiqueta. Y por si fuera poco, es además el más barato. Por este motivo, el mejor modo que han hallado los jugueteros españoles para batir al gigante asiático ha sido invertir sus esfuerzos en mejorar la innovación de sus productos.

La fuerza de la innovación

España se ha convertido en el segundo país de la Unión Europea en inversión y empleo en el área de Investigación, Desarrollo e innovación (I+D+i) juguetera con un 7,5% del personal trabajando en dicha área. Así, esta fuerte apuesta por la creación propia y la multifuncionalidad permite a los fabricantes renovar hasta en un 65% su catálogo cada año.

En nuestro país existen 183 empresas jugueteras, la mayoría pymes (95%), que dan empleo a 4.000 personas de manera directa y a otras 20.000 de forma indirecta. Dicha industria está fuertemente focalizada en la Comunidad Valenciana y Cataluña con el 42,62% y 27,87% de las empresas, respectivamente. Les sigue la Comunidad de Madrid, con el 10,93%.

Incluso en nuestro país existe un Valle del Juguete que se circunscribe alrededor de las ciudades de Ibi, Onil, Biar, Tibi y Castalla, en Alicante, donde se concentra una importante congregación de sociedades jugueteras. Un espacio geográfico que surgió con la intención de convertir la subcomarca histórica de la Hoya de Castalla en el centro europeo de la industria del juguete y que, por el momento, manufactura la mitad de la producción española.

Por categorías, los juguetes más demandados son los concernientes a la sección de Infantil-Preescolar con más de 45 millones de euros y un 20,8% de las ventas. Le siguen de cerca las muñecas con un 16,40% y los juegos y puzles didácticos con un 10,80%.