España, nuevo miembro del Consejo de Derechos Humanos de la ONU

  • Somos

España, nuevo miembro del Consejo de Derechos Humanos de la ONU

El secretario general de la ONU, António Guterres (d), da la mano al secretario de Estado de Exteriores de España, Ildefonso Castro (i), el 16 de octubre de 2017, en la sede de las Naciones Unidas. EFE/Miguel Rajmil (EFE)
El secretario general de la ONU, António Guterres (d), da la mano al secretario de Estado de Exteriores de España, Ildefonso Castro (i), el 16 de octubre de 2017, en la sede de las Naciones Unidas. EFE/Miguel Rajmil (EFE)

La incansable lucha de España por la defensa y la protección de los Derechos Humanos y la Democracia le ha valido a nuestro país el reconocimiento de la comunidad internacional que le ha otorgado uno de los dos asientos disponibles en el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas para el periodo 2018-2020.

En una votación celebrada el pasado 16 de octubre, nuestro país contó con el respaldo de 180 de los 193 miembros de la Asamblea General de la ONU para ser miembro de este organismo. Australia ocupará la otra plaza disponible dentro del grupo regional denominado "Europa occidental y otros países", tras obtener a su vez 176 apoyos.

De este modo, a partir del 1 de enero de 2018 España volverá a formar parte del organismo internacional más relevante y decisivo en materia de Derechos Humanos, en el que ya ejerció como miembro durante el trienio 2010-2013.

Tras formar parte del Consejo de Seguridad de la ONU duranteel bienio 2015-2016, el Gobierno español mostró su interés en ser miembro del Consejo de Derechos Humanos. Para ello, puso en marcha una campaña basada en cuatro valores: “dignidad, universalidad, cooperación y eficacia”, que ha fructificado con la elección de nuestro país para ocupar una de estas plazas.

En los últimos años España ha priorizado la promoción y defensa de los Derechos Humanos, dentro de sus programas de política exterior y de cooperación internacional, con el objetivo último de garantizar la paz y la seguridad en el mundo.

El programa de prioridades de España en materia de Derechos Humanos se articula en torno a cuatro grandes ejes: Derechos Humanos; Democracia y Estado de Derecho; Desarrollo Sostenible y Diálogo; y Cooperación y Eficacia.

En estas áreas destacan iniciativas y propuestas impulsadas por nuestro país contra la pena de muerte, en favor de los derechos de las personas con discapacidad, la promoción de los derechos económicos, o la lucha contra el racismo, la xenofobia y los delitos de odio, entre otros.

Mujer, Paz y Seguridad: pilares de la política internacional de España

Algunos de los hitos alcanzados por España en este ámbito se han producido coincidiendo con la presidencia española del  Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Entre ellos destaca la revisión de la Resolución 1325 sobre Mujeres, Paz y Seguridad, así como Resolución 2331 contra la trata de personas.

También sobresale una iniciativa pionera que nuestro país ha puesto sobre la mesa de la ONU: ofrecer voz en la escena internacional a las víctimas del terrorismo. España ha sufrido la lacra del terrorismo durante más de 50 años,lo que nos ha hechouno de los países más experimentados en materia antiterrorista.

En este sentido la lucha contra el terrorismo global ha sido otra de las prioridades de España en el marco internacional. Esto se ha visto reflejado en la aprobación de la Resolución 2322 sobre cooperación judicial y terrorismo o la Resolución 2325 sobre la no proliferación de armas nucleares, químicas y biológicas impulsadas por nuestro país.

También se han dado pasos en materia de ayuda humanitaria gracias a España. Hemos sido los coimpulsores de la Resolución 2286 sobre acceso y protección de la atención sanitaria en situaciones de conflicto armado, acuerdo elaborado en colaboración con el Comité Internacional de la Cruz Roja y Médicos Sin Fronteras.

Y en el plano interno, en los últimos meses el Gobierno español también ha aprobado el “I Plan Nacional de Empresas y Derechos Humanos” y el “II Plan Nacional sobre Mujeres, Paz y Seguridad”.

El Consejo Europeo de Derechos Humanos, con sede en Ginebra, fue impulsado en 2006 en sustitución del Comité de Derechos Humanos con el objetivo de dotar de más funciones y eficacia a este organismo intergubernamental en la aplicación de los principios recogidos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948.

​​​Está compuesto por 47 Estados elegidos por mayoría absoluta en la Asamblea General de la ONU. Entre sus competencias están la de realizar informes sobre países que violan los Derechos Humanos y examinar, cada cuatro años, el cumplimiento del Pacto de Derechos Civiles y Políticos, entre otras tareas.

Además de la incorporación de España y Australia, el Consejo de la ONU aprobó el acceso de Nepal, Catar, Pakistán y Afganistán en el bloque Asia-Pacífico; Perú, México y Chile en el sudamericano; Senegal, Angola, Nigeria y la República Democrática del Congo en el africano; y Eslovaquia y Ucrania en el de Europa del Este.