La industria cerámica española, líder mundial

  • Somos

La industria cerámica española, líder mundial

Bestile
Bestile

La cerámica española no sólo es una de las industrias más importantes de nuestro país, sino que, además, es sinónimo de liderazgo internacional. Es difícil datar las primeras muestras de cerámica aplicada a la arquitectura; no obstante, puede decirse que en España, este sector empezó a desarrollarse en el siglo XIV en Manises (Valencia), y ya entonces el azulejo español se afianzó como líder internacional del sector: las baldosas valencianas se exportaban a Venecia, Egipto, Siria y Turquía. Italia fue el cliente más importante y Manises se convirtió en el proveedor de pavimento para el Papado, cuyas estancias decoró durante el siglo XV. En la actualidad, el azulejo de nuestro país sigue siendo un referente en el mundo.

La industria española de fabricantes de baldosas cerámicas, piezas planas de poco espesor fabricadas con arcillas, sílice, fundentes, colorantes y otras materias primas es una de las más dinámicas e innovadoras de nuestro país y, dentro del sector cerámico mundial, se posiciona como líder en cuanto a desarrollo tecnológico, diseño y calidad del producto y del servicio.

Esa calidad e innovación de los productos españoles permite que la industria cerámica sea una de las más competitivas en el panorama internacional. Los datos lo demuestran:

  • España es el primer exportador europeo, y segundo mundial, y alcanza tasas de entre el 15 y 18% del comercio internacional.

  • Pese a que el entramado cerámico español está compuesto en su práctica totalidad por pymes y empresas de origen familiar, nuestro país ha llegado a ser el segundo productor del mundo durante años y, según las últimas cifras disponibles de 2008, se encuentra en el cuarto lugar con un 5,8% de la producción mundial.

  • La facturación media anual del sector en la última década ha sido cercana a los 3.500 millones de euros.

  • La media de la tasa de cobertura en la balanza comercial del sector de la última década supera el 2.300%, y es líder nacional entre los principales sectores industriales.

Según los últimos datos de 2015, la industria cerámica española continúa a la cabeza en el mercado internacional. De la facturación global del sector, el 80% corresponde a exportaciones, y las ventas totales han crecido un 6% hasta alcanzar los 3.075 millones de euros. Los productos cerámicos españoles están presentes en 186 países.

Los destinos de la exportación de la cerámica española son variados, aunque entre ellos destacan Francia, Arabia Saudí, Reino Unido, Estados Unidos y Argelia. El sector ha registrado un incremento en todas las regiones a las que exporta.

Según esos datos de 2015 antes citados, la exportación a la Unión Europea ha experimentado un crecimiento global del 12,2%, donde destaca la positiva evolución de Reino Unido con crecimientos del orden del 21,2%. Francia, el primer destino, crece un 4% y Alemania un 1,4%.

Respecto a las exportaciones a mercados no europeos en 2015, las ventas a Oriente Próximo y Asia aumentaron un 10,3% y 10,7% respectivamente. En Estados Unidos el incremento se ha registrado en un 40,3%, y muestra una evolución muy favorable y afianzándose este país en la cuarta posición de nuestro ranking de destinos. La Federación Rusa es otro importante destino, con el 7º puesto en ese  ranking.

 I+D+i

El sector cerámico español debe su privilegiado posicionamiento a nivel mundial a su liderazgo en I+D+i.  Destaca la constante inversión que realizan tanto las empresas individualmente como en su conjunto a través de proyectos sectoriales, donde instituciones como el Instituto Tecnológico de la Cerámica (ITC) y la Asociación Española de Fabricantes de Azulejos y Pavimentos Cerámicos (ASCER) desempañan un papel clave.

La industria cerámica española continúa a la cabeza en el mercado internacional

La cerámica española sigue abriendo nuevos horizontes en la investigación dentro del sector de los materiales para la arquitectura y el hábitat. Recientemente se han implementado múltiples y novedosas soluciones concretas que aúnan tecnología y materiales cerámicos, teniendo siempre en cuenta el principio de sostenibilidad.

De hecho, España es, junto a Italia, el país puntero en eficiencia energética en la fabricación cerámica y se encuentra a gran distancia del resto de países productores de baldosas de la Unión Europea. Además, estudios comparativos con la industria homóloga italiana muestran mayores niveles de eficiencia energética térmica y, consiguientemente, menores emisiones específicas de CO2 en la industria de nuestro país.

La modificación más importante fue la introducción del uso del gas natural (el menos contaminante de todos los combustibles)  a principios de los 80, en  los procesos de producción, lo que permitió reducir los ciclos de cocción de 35-45 horas a 2 horas. También se ha incorporado el uso de la cogeneración, una forma más eficiente de obtener electricidad ya que consigue rendimientos de entre el 85-90%, frente al 35% de las centrales térmicas tradicionales. Con esta innovación, el menor consumo de energía primaria provoca una reducción de la contaminación ambiental y un importante ahorro en pérdidas por transporte y transformación.

Concentración geográfica y empleo

Una de las principales características del sector azulejero español es la alta concentración geográfica de la industria en la provincia de Castellón, en especial en el área delimitada, al norte, por Alcora y Borriol; al oeste, por Onda; al sur, por Nules y al este, por Castellón de la Plana. Aproximadamente, el 94% de la producción nacional tiene su origen en esta provincia, donde se ubica el 80% de las empresas del sector

En su conjunto, se estima que el sector cerámico español da empleo directo a unos 15.500 trabajadores en empresas que, en su mayoría, son de pequeño y mediano tamaño (dato de 2015), y se calcula que la industria genera más de 7.000 empleos indirectos.

Entre las empresas españolas más importantes hay que destacar Porcelanosa, líder mundial en el sector de pavimentos y revestimientos, con más de 40 años de experiencia y presente en cerca de 100 países. En la actualidad, es una de las empresas españolas con mayor reconocimiento a nivel mundial, según un estudio publicado por la consultora Pricewaterhouse Coopers y el Financial Times.

Pamesa Cerámica es la compañía matriz del Grupo Pamesa con más de 40 años de experiencia y una facturación de 415.000.000 euros –según los últimos datos ofrecidos por la empresa-. Su excelencia en el sector le ha permitido recibir un gran número de premios y reconocimientos como el Alfa de Oro por la Serie Palermo (2001) y el Alfa de Oro por el esfuerzo a nuevos campos de aplicación para la cerámica (2010), en la prestigiosa Feria Internacional Cevisama.

Con más de 50 años de experiencia, Grupo Halcón Cerámicas es hoy una compañía de referencia en el mercado de la cerámica nacional e internacional. La calidad de los productos y el empleo de la tecnología más avanzada, hacen que el grupo español esté presente en la mayoría de los países del mundo. El grupo no sólo tiene una posición de liderazgo global en los mercados, sino que también se caracteriza por utilizar materiales reciclables durante el proceso productivo.

Bestile es una compañía española que está viviendo una etapa de expansión tras sus últimos años de consolidación, pionera y referente en cuanto a productos y técnicas de fabricación totalmente innovadores se refiere. Esta consolidación se asienta sobre su experiencia y dominio de las últimas tecnologías decorativas, una constante renovación de la gama de productos, la investigación continua para el desarrollo de nuevos productos y la agilidad de respuesta ante nuevos desafíos. El respeto al medio ambiente y la colaboración con la sociedad en que se desarrolla su actividad se unen con lavoluntad de contribuir a desarrollar el potencial de todas las personas que integran su gran equipo de trabajo.

Entre las compañías con mayor experiencia en el sector, Peronda Group se asienta sobre una larga trayectoria que comenzó en el siglo XIX. En la década de los sesenta del siglo XX, la empresa ya mostró su genio pionero y exportador, enviando un porcentaje significativo de su producción a mercados tan alejados como Australia. Con cien años de historia, su compromiso con el medio ambiente y la innovación han hecho que cuente con una sólida y competitiva presencia en los mercados internacionales.

Por su parte, Rocersa siempre ha estado a la cabeza de la innovación y, en 1989, ya formó parte del primer centro de Europa en transformación de arcilla a tierra atomizada. En 2008, fusionó todos los centros productivos en Alcora, transformando esta factoría en una de las fábricas cerámicas más avanzadas y capacitadas del mundo. En la actualidad, Rocersa se sigue manteniendo en la vanguardia cerámica y ocupa uno de los puestos más destacados en exportación a nivel mundial. Todo esto ha hecho que los fundadores de la firma hayan sido frecuentemente galardonados como los empresarios más activos y de más éxito en el sector cerámico.

Roca, primer fabricante del mundo en sanitarios y productos de baño y con presencia en cuatro continentes en más de 130 países, también tiene una importante actividad en el sector de la cerámica a través de Cerámicas del Foix.

Grespania es una empresa internacional dedicada a la fabricación y comercialización de productos cerámicos innovadores. La inversión constante, la incorporación continua de los últimos avances en fabricación y diseño, y el máximo respeto por el medio ambiente han consolidado su liderazgo mundial a lo largo de los últimos 40 años. Además de sus centros productivos en España, la empresa  cuenta con filiales en Francia, Italia, Holanda, Polonia y Reino Unido.

Esta es sólo una mínima selección del amplísimo número de empresas españolas que se caracterizan por su liderazgo y por ser referencia internacional, gracias a la calidad de los productos, la apuesta por la innovación y el respeto al medioambiente. 

Eventos internacionales

Además, en España se organizan importantes eventos de repercusión internacional en el sector como es la Feria Internacional Cevisama, que tiene lugar en Valencia todos los años, y es el punto de encuentro mundial de la industria cerámica, el baño y la piedra natural. Cevisama lleva 30 años siendo referencia del sector y es el pasaporte para profesionales de más de 144 países, que se reúnen para intercambiar numerosas oportunidades de negocio. Cevisama también es el mayor portavoz de las últimas tendencias de un sector que ha hecho de la I+D+i su seña de identidad.

En febrero de este año ha tenido lugar la última edición, con cifras de récord: el salón recibió a 78.221 profesionales y batió su mejor marca en visitantes extranjeros, con cerca de 15.000, procedentes de 145 países de Europa Occidental, Rusia y Europa del Este, el norte de África y Oriente Medio.

Destaca también la reciente participación de España en la feria anual Batimat, que tuvo lugar en Moscú del 4 al 7 de abril. El Pabellón Español, organizado por ICEX España Exportaciones e Importaciones, fue el más importante de todo el evento con un total de 31 empresas.  Rusia es un destino estratégico para el sector cerámico español con un importante potencial de crecimiento. Desde el año 2008, nuestro país se ha venido posicionando firmemente como el principal suministrador extranjero de azulejo a Rusia, cuya cuota de mercado alcanzó en 2014 el 25%.