Moda inclusiva, una oportunidad para la integración

  • Somos

Moda inclusiva, una oportunidad para la integración

La industria española de la moda ha dado un salto cualitativo y amplía su oferta a las personas con diversidad funcional mediante prendas pensadas para facilitar su vida. Foto: TDOTEX.
La industria española de la moda ha dado un salto cualitativo y amplía su oferta a las personas con diversidad funcional mediante prendas pensadas para facilitar su vida. Foto: TDOTEX.

La explosión de creatividad e innovación experimentada por la moda en el siglo XX elevó a esta industria a categoría de arte y, gracias a los medios de comunicación y el cine, llegó a convertirse en un fenómeno social y cultural. En la actualidad, la moda es además un instrumento empleado para expresar al mundo quiénes somos y cómo pensamos.

En el siglo XXI, la influencia social ha convertido al sector de la confección en una poderosa herramienta de integración social para distintos colectivos, entre ellos el de las personas con diversidad funcional. Diseñar ropa actual y con estilo, teniendo en cuenta las necesidades concretas de sus destinatarios, es una de las asignaturas pendientes que ha comenzado a abordar la industria española de la moda. Aunque aún queda mucho camino que recorrer, cada vez es más frecuente oír hablar en España de la moda inclusiva, término que hace referencia a aquellas prendas basadas en el “diseño universal”, es decir, ropa pensada para ser vestida por todas las personas, independientemente de sus capacidades.

La sensibilización del sector textil con las personas con necesidades diferentes y su derecho a acceder a la moda ha hecho su aparición en el panorama internacional. Este año, causó gran impacto en pasarelas como la New York Fashion Week del Otoño/Invierno 2015, donde desfilaron por primera vez en la historia personas con distintas capacidades. En España, la Navarra Fashion Week de 2015 se sumó a este movimiento y presentó un desfile de modelos con discapacidad y prendas adaptadas. Más recientemente, los atletas paralímpicos Sara Andrés –compitió en los Juegos de Río 2016– y Alberto Ávila –campeón europeo Sub-20 en velocidad– desfilaron en la Mercedes-Benz Fashion Week (MBFW) de Madrid para la firma Existence Research Program como modelos de la futurista colección 'Europa'. Por su parte, el festival de Moda Urbano ‘Madrid es moda acogió en su cuarta edición –celebrada del 13 al 21 de febrero de 2017– el encuentro ‘Moda y diversidad’, donde se debatió sobre los retos y avances en la integración de personas discapacitadas en el mundo de la moda.

Comodidad y elegancia

En la organización del foro ‘Moda y diversidad’ participó Tdotex, empresa española pionera en moda para personas con diversidad funcional. Desde 2016, y aprovechando los avances tecnológicos como el internet de las cosas, la compañía ofrece “prendas que permiten adaptarse mejor a las necesidades de cada individuo. Desde pantalones con el tiro trasero más alto para personas que usan una silla de ruedas, a camisería sin botonería para aquellos que no tienen una motricidad fina en las manos, así como prendas con sistema de geolocalización incorporado”, explica Javier Aragón, CEO (Chief Executive Office) de Tdotex.

No se trata solo de ropa fácil de poner y quitar destinada a facilitar la independencia y calidad de vida del individuo, filosofía que inspiró la fundación de Tdotex. Confluyen en ella además estilo, estética y confort, un factor importante porque las personas con diversidad funcional no quieren renunciar a la elegancia. Aspiran a verse reflejadas en la pasarela y a poder acceder a las últimas tendencias de moda. Aragón recuerda que el objetivo de la moda inclusiva es “otorgar la capacidad de elegir más allá de las circunstancias personales o tipo de constitución o grado de movilidad que se tenga. La moda inclusiva es diseño, innovación, industria y tendencia. Asimismo una fabulosa herramienta social. Vestir acorde a la personalidad incrementa la autoestima y contribuye a integrar al conjunto de la diversidad que compone la sociedad de hoy en día”.

Mercado a explorar

Las personas con distintas diversidades no tienen mucha oferta donde elegir. Se ven obligadas muchas veces a vestir con chándal, a acudir a tiendas de ortopedia o encargar ropa a medida. Empresas emergentes, como Tdotex, han nacido para romper con esta tendencia y ayudar a la integración de este segmento de la población que supone un mercado a explorar por el sector de la confección de más de tres millones de personas con discapacidad certificada.

La reciente emergencia de la moda accesible no permite tener aún datos sobre el peso de este subsector en la industria de la moda. Tdotex estima que podría llegar al “0,1% del volumen de ingresos que genera la moda”. En 2015, “el sector textil facturó en nuestro país 17.743 millones de euros, –por cierto, 1270 millones más que en el año anterior– mientras que generó el empleo de 193.829 personas. Y aunque lejos aún de los 73.160 puntos de venta o establecimientos que ofrecen ropa de algún tipo que llegamos a tener en 2006, el año 2015 lo cerramos con 61.387”. Des estos miles de tiendas, “Tdotex se ha convertido en la primera marca generalista que ofrece su producto a hombres y mujeres de diversas generaciones”, afirma. También dedicadas a este ámbito se pueden encontrar tres o cuatro startups españolas más, como Being Inclusive.

La moda inclusiva con sello español se suma a una tendencia en auge en todo el mundo, fruto de las posibilidades que ven en este campo diseñadores de distintos países “para crear partiendo de nuevos conceptos y abriendo la mente más allá de la moda establecida. Una buena muestra de ello es el Proyecto Moda H, donde un grupo de diseñadores internacionales que se reunían anualmente coincidieron en diseñar moda inclusiva. A ello hay que unir el hecho de que las generaciones digitales han acelerado el ciclo vital de las tendencias y revolucionado la distribución desde la perspectiva de la omnicanalidad y el social shopping”, explica el CEO de Tdotex.

Aragón confía en las posibilidades de afianzamiento de la moda inclusiva gracias a la nueva conciencia del “consumidor responsable”. Este subsector “acabará integrado en muchas de las marcas que hoy en día conocemos, y poco a poco con el tiempo lo que hoy en día parece una tendencia se convertirá en otro ramo del sector textil como podrían ser los complementos o el calzado especializado”, augura el CEO de Tdotex.