Ritmos para todos los gustos

  • Artes
Música

Ritmos para todos los gustos

El grupo Los Planetas en el Festival Internacional de Benicássim (FIB). Imagen: Domenech Castelló
El grupo Los Planetas en el Festival Internacional de Benicássim (FIB). Imagen: Domenech Castelló (EFE)

La música clásica, el flamenco o la electrónica conviven en armonía en España, un país donde todos los estilos tienen cabida.

Nuestro país es internacionalmente conocido por el flamenco, un estilo propio que nació del pueblo, se convirtió en un género artístico a finales del siglo XIX y que hoy en día ofrece un variado abanico de estilos que van desde el más purista hasta la fusión con otros ritmos. Por otro lado, Albéniz, Falla, Granados o Rodrigo son algunos de los compositores  por los que la música clásica española ocupa un puesto de honor. En otros estilos también tenemos representantes de talento y fama internacional: grandes artistas de jazz, blues, pop-rock y electrónica triunfan dentro y fuera de nuestras fronteras.  

El flamenco está reconocido por la UNESCO como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad

Cante jondo

En noviembre de 2010 el flamenco fue reconocido por la UNESCO como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad porque “está hondamente arraigado en la comunidad que lo practica, fortalece su identidad y se transmite sin interrupción de generación en generación”.

Este arte vivió su edad de oro entre finales del siglo XIX y principios del XX. Poco a poco se extendió por toda Andalucía, donde triunfaron cantaores y cantaoras como Las Coquineras o don Antonio Chacón. Éstos pasaron el testigo a Pastora Pavón Cruz, más conocida como 'La Niña de los Peines' o Manolo Caracol, entre otros.

Dentro de nuestro país el duende siguió creciendo también, llegando a profesionalizarse en la década de los años 50 con avances como la edición de la primera "Antología del Arte Flamenco" o la creación de la Cátedra de Flamencología.

La difusión del flamenco era ya imparable y dos décadas más tarde, grandes figuras como el guitarrista Paco de Lucía y el cantaor Enrique Morente fueron embajadores de este arte por todo el mundo. 

El flamenco conserva su faceta más clásica y la fusión con otros ritmosLa gran revolución en el estilo llegó de la mano de José Monge Cruz, Camarón de la Isla cuando grabó a finales de los años 70 el disco "La leyenda del tiempo". Camarón se rodeó de grandes del género como Kiko Veneno, Rafael y Raimundo Amador, Pepe Roca o Tomatito y se atrevió a fusionar este estilo de arraigo con otros géneros musicales. Llegaba así el llamado “Nuevo Flamenco”, para escándalo de los más puristas, que creían que los cimientos de este arte se tambaleaban.

Sin embargo, gracias a la contribución de cada uno de estos artistas, este estilo único español, es reconocido en todo el mundo y aplaudido en todas sus facetas.

Música clásica

La inspiración flamenca también formó parte de la música de Isaac Albéniz (1860-1909) y de Manuel de Falla (1876-1946), dos de los más grandes compositores españoles. Ambos estudiaron en París, al igual que Enrique Granados (1867-1916) y Joaquín Rodrigo (1901-1999) y alcanzaron fama internacional. De sus partituras surgieron obras sinfónicas, óperas y zarzuelas que forman parte del gran patrimonio musical de nuestro país, un legado que no deja de crecer gracias a las incorporaciones de los nuevos talentos.

En España existen multitud de eventos que reivindican la música clásica. Entre ellos, cabe destacar la Quincena Musical de San Sebastián, donde se dan cita orquestas sinfónicas y grandes cantantes e intérpretes de todo el mundo; el Festival Internacional de Santander,que también acoge ópera y ballet, o el Festival Castell de Peralada, en Girona, uno de los más prestigiosos y de iniciativa privada, que ofrece ópera, música clásica, danza y jazz.

Los grandes festivales españoles atraen público de todo el mundo

Jazz, pop-rock y electrónica

El jazz hace años que se hizo un hueco en España, como lo demuestran el Festival de Jazz de Vitoria, que comenzó en el año 1977, el Voll-Damm Festival Internacional de Jazz de Barcelona, cuya primera edición fue en 1968  o el Heineken Jazzaldia de San Sebastián, el decano de todos, que comenzó su andadura en 1964. Cantantes y grupos jazzísticos que triunfan en todo el mundo se dan cita en estos festivales internacionales.

En nuestro país, el catalán Tete Montoliu (1933-1997) es el  intérprete de jazz más importante de todos los tiempos. Para homenajear su espíritu creativo y transmitirlo a las nuevas generaciones jazzistas, la SGAE concede los Premios de Honor Tete Montoliu, en recuerdo a este gran pianista y compositor. Hoy en día músicos como Chano Domínguez, Jorge Pardo, Carme Canela o Carles Benavent encabezan los carteles de los festivales más prestigiosos.   

El pop, el indie o la música electrónica cuentan con grandes artistas y numeroso público en España. Los festivales de música electrónica Sónar y de música independiente Primavera Sound de Barcelona, el Bilbao BBK LIVE y el FIB de Benicasim (Castellón) son los escenarios adonde acuden las bandas musicales con más tirón internacional. El Azkena Rock Festival de Vitoria o el Festival de Blues de Cazorla son otros eventos musicales de referencia