Innovación empresarial

  • Innovadores

Innovación empresarial

Somos innovadores Innovación empresarial. Tienda de Zara en TokioTienda de Zara en Tokio. Imagen: MG (EFE)
Tienda de Zara en Tokio. Imagen: MG (EFE)

Inventos españoles los hay y muchos. Desde los más simples como la fregona, creada por Manuel Jalón en 1956; o el chupa chups, ideado por Enric Bernat un año más tarde; hasta los más avanzados, como el submarino, diseñado por Isaac Peral; o el autogiro (precursor del helicóptero) cuya autoría se debate entre Juan de la Cierva y Pere Sastre Obrador.

En la actualidad, los emprendedores españoles han revolucionado sectores comerciales y productivos en todo el mundo con sus innovadores modelos empresariales. Es el caso de Amancio Ortega e Inditex, que cambiaron el panorama textil, o de Juan Roig y Mercadona en el sector del retail.

Telepizza, primera compañía española que adaptó el modelo de restaurante de comida rápida con distribución a domicilio; o Imaginarium, que apostó con éxito por los juguetes educativos, son dos claros ejemplos del carácter innovador de los emprendedores españoles.

Nuestros emprendedores demuestran que el ingenio español está más vivo que nunca. 

La empresa tecnológica Bq de diseño, fabricación y comercialización de dispositivos multimedia, también ha situado la innovación permanente en la base de su proyecto. La compañía ha combinado la venta de smartphones, tabletas, libros electrónicos, impresoras 3D y robots educativos con el lanzamiento de plataformas online para ayudar a los clientes a sacarles el máximo partido.

Start ups españolas

A pequeña escala, España está llena de brotes innovadores sorprendentes. Pequeñas empresas y start ups que han apostado por las nuevas tecnologías para hacer negocio. Muchos de estos emprendedores han llegado a ser empresarios de éxito internacional.

Es el caso de Mikel Urizarbarrena, que fundó en 1990 Panda Software. La compañía se ha convertido en una de las diez empresas líderes en desarrollo de software y protección informática del mundo. Él fue uno de los pioneros, pero detrás han surgido otros emprendedores con ideas de negocio innovadoras como Tomás Diago, fundador de Softonic, uno de los portales de descargas de software más importantes del mundo; o Juan Margenat fundó en 2006 Weekendesk Iberia, la empresa que introdujo en España los bonos de regalo temáticos. Posteriormente creó Plan B! y Marfeel, una solución innovadora para adaptar los medios de comunicación impresos a la web.

Nuestros emprendedores demuestran que el ingenio español está más vivo que nunca.