Por qué invertir en España

  • Atractivo para inversores

Por qué invertir en España

La magnífica red de infraestructuras, moderna y de alta calidad, es un incentivo para invertir en España.
La magnífica red de infraestructuras, moderna y de alta calidad, es un incentivo para invertir en España.

Solvencia, competitividad y potencial de crecimiento. Son sólo algunas de las razones para invertir en España que destacan reconocidas firmas de asesoramiento financiero. A esas cualidades hay que añadir una situación geográfica que da acceso potencial a más de 1.300 millones de consumidores de Europa, Norte de África, Oriente Medio e Iberoamérica.

A nivel interno, el país cuenta con más de 46 millones de consumidores a los que hay que añadir los más de 75 millones de turistas internacionales (75,3 en 2016) que visitan anualmente España . Su mercado laboral combina una enorme oferta de mano de obra joven y altamente cualificada con unos costes laborales, de servicios públicos y alquileres de servicios muy competitivos.

La magnífica red de infraestructuras, moderna y de alta calidad, es otro incentivo para invertir en España. Sus facilidades para el transporte aéreo, marítimo y terrestre se completa con un importante tejido industrial y excelentes redes de energía y telecomunicaciones.

Los inversores extranjeros pueden acceder a los interesantes incentivos fiscales que ofrecen las distintas administraciones españolas

España tiene más de ochenta parques tecnológicos con un elevadísimo número de empresas establecidas. España dispone también de la mayor red de viveros empresariales de Europa gracias a la labor realizada desde 1999 con fondos europeos FEDER por la Fundación Incyde de las Cámaras de Comercio. Empresarios y emprendedores encuentran en ellos un medio adecuado para iniciar o consolidar su actividad y son una herramienta importante para fomentar el espíritu emprendedor.

Oportunidades

España ofrece grandes oportunidades empresariales en sectores en expansión. Nuevas tecnologías de la comunicación, automoción, aeronáutica, medio ambiente y farmacéutico, químico y biotecnología son sólo algunos ejemplos.

Los inversores extranjeros pueden acceder a los interesantes incentivos fiscales que ofrecen las distintas administraciones para estimular la investigación, el desarrollo y la innovación. El papel de España como miembro notorio de la UE y destacada economía de la zona euro posibilita, además, el acceso a programas europeos de ayuda.

La economía española está entre las que plantean menos restricciones a la inversión extranjera directa. El índice de la OCDE FDI Restrictiveness Index la sitúa como la décima del mundo más abierta a los flujos procedentes del exterior.

Apoyo institucional

Los inversores también pueden contar con el apoyo de ICEX, a través de INVEST IN SPAIN, y el soporte de las administraciones autonómicas y locales. La presión fiscal española es inferior a la media de la UE y de la zona euro.

España posee una de las legislaciones más modernas y eficaces en materia de patentes, marcas y diseños industriales. Una normativa que integra lo mejor de los principales sistemas de Propiedad Industrial para proteger de manera eficaz los frutos de la I+D+i.

Todos estos factores hacen de España el mejor destino para las empresas extranjeras que buscan minimizar los riesgos de su inversión, excelencia en sus servicios y alta rentabilidad por sus productos.

Saber más

Documentos

  • Empresas españolas construyen el mundo (PDF)
  • España, País de Tecnología (PDF)
  • España, País de Excelencia. Diez razones que lo demuestran
  • Presencia de España. La empresa española en el mundo. (PDF)

También te puede interesar