España, una economía puntera

  • Economía competitiva

España, una economía puntera

España cuenta con la segunda red de trenes de alta velocidad más extensa del mundo. En la foto, maqueta a tamaño real del tren de alta velocidad. Imagen: EFE/CAF (EFE)
España cuenta con la segunda red de trenes de alta velocidad más extensa del mundo. En la foto, maqueta a tamaño real del tren de alta velocidad. Imagen: EFE/CAF (EFE)

España es la cuarta economía de la zona euro, la quinta de la Unión Europea (UE) y la decimocuarta del mundo en términos de Producto Interior Bruto (PIB) nominal. Su privilegiada posición geográfica, sus lazos históricos con Iberoamérica y su enorme mercado interior la convierten en un enclave estratégico para las empresas multinacionales.

El mejor potencial de la economía española está en sus intangibles: la alta cualificación y capacidad de innovación de su mano de obra, un idioma que hablan más de 400 millones de personas en todo el mundo y un clima privilegiado que hace que más de sesenta millones de personas nos visiten cada año.

Otro de los aspectos intangibles más valorados de nuestro país es la alta calidad de vida que ofrece a sus habitantes. El 'Índice para una Vida Mejor' publicado por la OCDE a finales de 2015 sitúa a España en la posición número 19 de una clasificación que valora el bienestar de un total de 38 países, la mayoría de los considerados desarrollados. La esperanza de vida en nuestro país es de 83 años, dos más que el promedio de la OCDE (80), y tres de cada cuatro españoles consideran que su salud es buena. El informe también valora positivamente el balance entre vida y trabajo que se registra en España y los fuertes vínculos de comunidad y solidaridad que existe entre los españoles.

España es un lugar ideal desde el que exportar y acceder a otros mercados relevantes

País para invertir

Estos factores convierten a España en un lugar ideal para invertir y desde el que exportar y acceder a otros mercados relevantes. Los datos del informe 'World Investment Report 2016', que elabora el organismo de las Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (UNCTAD), son concluyentes a este respecto: España es el undécimo país de la Unión Europea (UE) en recepción de inversión extranjera directa, con 9.243 millones de dólares atraídos en 2015

Las empresas estadounidenses, alemanas, francesas e italianas son las mayores inversoras en España, aunque se registra un creciente interés de compañías asiáticas, latinoamericanas (especialmente de México y Brasil) y de Oriente Medio. En este interés por invertir en nuestro país por parte de compañías extranjeras influye también el hecho de que España es el décimo país más abierto a la inversión extranjera, según el 'FDI Restrictiveness Index' de la OCDE.

España es igualmente una potencia inversora. Según el informe antes mencionado, publicado por la UNCTAD, nuestro país es el decimocuarto inversor mundial y el segundo en América Latina, solo por detrás de Estados Unidos.

Competitividad

La competitividad de la economía española se apoya en sólidos fundamentos macroeconómicos. De ellos dan fe los datos del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, Instituto Nacional de Estadística, Banco de España y los principales indicadores y clasificaciones mundiales de prestigio.

El comportamiento de las exportaciones españolas en los últimos años ha sido extraordinario. De hecho, en 2016 batieron un nuevo récord. Así, las de mercancías crecieron un 1,2% durante los primeros nueves meses de 2015, una tasa 1,2 puntos superior a la del mismo período de 2014, alcanzando los 188.485,2 millones de euros. Ello supone un nuevo máximo anual en el período enero-septiembre desde el inicio de la serie histórica en 1971. El nuevo dato de exportaciones es a su vez superior al de otras potencias económicas como Alemania (1,0%), Italia (0,5%), Francia (-1,5%), Reino Unido (-4,3%), Estados Unidos (-5,0%), China (-6,8%) y Japón (-9,2%).

Si bien, en general las exportaciones evolucionaron positivamente en todos los sectores, hay que destacar el crecimiento de las ventas al exterior en el sector del automóvil y sus componentes (8,5%), en el de alimentación, bebidas y tabaco (6,2%) y en el de los bienes de equipo (2,2).

Por áreas geográficas, las exportaciones a nuestros socios de la UE crecieron un 3,9% respecto al mismo período del año 2014. En cuanto a las exportaciones al resto de países, hay que destacar el crecimiento de las exportaciones a mercados con gran potencial como Marruecos (15,0%), China (11,8%), Canadá (9,1%), o Chile (3,3%).

Otras fortalezas

Otro factor clave en la competitividad de España es su red de infraestructuras, una de las mejores del mundo. El análisis 'Global Competitiveness Report 2015-2016' que elabora el World Economic Forum nos coloca entre los diez países con mejor calidad de infraestructuras.

Destaca igualmente el magnífico sistema de transportes español. Nuestro país cuenta con la segunda red de trenes de alta velocidad más extensa del mundo (solo superada por China) y la primera de Europa. Por sus 2.000 kilómetros de vías circula la flota de trenes más moderna y tecnológicamente más avanzada del Viejo Continente.

El volumen de tráfico aéreo, marítimo y por carretera es también notable. España dispone de la mayor red europea de autopistas y autovías, es el tercer país de la UE en cuanto a desplazamientos de viajeros en avión y el cuarto en transporte marítimo de mercancías.