Gran presencia internacional

  • Economía competitiva

Gran presencia internacional

Cada vez hay más empresas españolas con proyección internacional que ocupan una posición de liderazgo en sus respectivos sectores.
Cada vez hay más empresas españolas con proyección internacional que ocupan una posición de liderazgo en sus respectivos sectores.

Las multinacionales españolas exhiben una internacionalización cada vez mayor con unas cifras de exportaciones e inversión en el exterior en continuo ascenso y sus productos garantizan innovación y alto valor añadido.

España cuenta con una de las economías más internacionalizadas del mundo. Su sector exterior exhibe unas exportaciones en continuo ascenso, con una creciente diversificación en cuanto a segmentos de actividad y destinos geográficos que suponen ya casi el 35% del PIB.

Cada vez hay más empresas españolas con proyección internacional que ocupan una posición de liderazgo en sus respectivos sectores. Los productos y servicios ‘made in Spain’ incorporan un alto valor añadido y gozan de reconocido prestigio.

Internacionalización

Las empresas españolas han acometido un intenso proceso de internacionalización durante las dos últimas décadas. Su esfuerzo ha dado los frutos deseados: las compañías del Ibex-35 generan de media en el exterior el el 64,25% -cifra registrada a cierre de 2015- y en algunos casos los porcentajes alcanzan valores superiores, cercanos a veces al 100%.

Esta fuerte expansión de sus principales firmas sitúa a nuestro país como el decimocuarto inversor del planeta. En términos de stock de inversión directa en 2015 acumuló 472.116 millones de dólares. En América Latina España es el segundo inversor extranjero, solo por detrás de Estados Unidos, según datos de la Conferencia de las Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (UNCTAD).

Y este intenso proceso de internacionalización se ha hecho en las dos últimas décadas, durante las cuales se han constituido las grandes multinacionales españolas, hoy presentes en el mundo entero con posiciones muy fuertes en muchos de los sectores en los que actúan. Si bien inicialmente muchas de estas empresas iniciaron sus procesos de expansión internacional en Latinoamérica y posteriormente la UE, poco a poco fueron extendiendo su actividad a muchos otros mercados y hoy en día tienen una fuerte presencia en todo el mundo. Y ahora ya no son sólo las grandes empresas multinacionales españolas las que actúan fuera de nuestro país, si no que cada vez las empresas medianas están presentes en todo el mundo poniendo su impronta española en los lugares más recónditos.

Exportaciones

Desde 1999, las exportaciones de España han crecido a un ritmo muy superior a las de otras potencias europeas como Italia, Francia y Reino Unido. En paralelo, ha  sido el único país entre las grandes economías desarrolladas que ha incrementado o mantenido su cuota en el comercio internacional, pese a la irrupción en el escenario de nuevos y potentes actores como China.

Los datos publicados por el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad dan idea del músculo exportador. Así, el comportamiento de las exportaciones españolas en los últimos años ha sido extraordinario. De hecho, en 2016 batieron un nuevo récord. Así, las de mercancías crecieron un 1,2% durante los primeros nueve meses de 2016 con respecto al mismo periodo de 2015, hasta alcanzar los 188.485,2 millones de euros. Ello supone un nuevo máximo anual en el período enero-septiembre desde el inicio de la serie histórica en 1971. El nuevo dato de exportaciones es a su vez superior al de otras potencias económicas como Alemania (1,0%), Italia (0,5%), Francia (-1,5%), Reino Unido (-4,3%) y Estados Unidos (-5,0%), China (-6,8%) y Japón (-9,2%).

Si bien, en general las exportaciones evolucionaron positivamente en todos los sectores, hay que destacar el crecimiento de las ventas al exterior en el sector del automóvil y sus componentes (8,5%), en el de alimentación, bebidas y tabaco (6,2%) y en el de los bienes de equipo (2,2).

Por áreas geográficas, las exportaciones a nuestros socios de la UE crecieron un 3,9% respecto al mismo período del año 2014. En cuanto a las exportaciones al resto de países, hay que destacar el crecimiento de las exportaciones a mercados con gran potencial como, Marruecos (15,0%), China (11,8%), Canadá (9,1%), o Chile (3,3%).

Empresas en el extranjero

La presencia en el exterior de empresas españolas se ha convertido en un fenómeno habitual y es cada vez más relevante. Algunas de sus constructoras, financieras y corporaciones energéticas y de telecomunicaciones son referentes mundiales en los proyectos en los que participan. Además, contribuyen a transformar los países donde se establecen o prestan sus servicios.

Las empresas españolas son líderes en sectores innovadores como infraestructuras, alta velocidad,  gestión de infraestructuras, energías renovables, logística, transportes, finanzas, automoción, biotecnología, medioambiente, tecnologías de la información y comunicación, sanidad, industria aeroespacial e industria naval. Nuestras firmas encabezan también industrias más tradicionales como la moda, el turismo y el sector agroalimentario.

España no sólo exporta liderazgo y valor añadido. Sus empresas también están entre las más productivas del mundo, según datos de la OCDE.

Marcas líderes

La presencia en todo el mundo de marcas españolas líderes en sus respectivos sectores es creciente. Su labor no sólo genera riqueza. También transmite al mundo la capacidad económica y comercial de nuestro país y afianza su imagen de prestigio, solvencia y credibilidad.

Marcas como Zara, Freixenet, Pronovias, Repsol, Roca, Iberdrola, Abertis, Telefónica, Santander, Meliá, Real Madrid, las grandes constructoras y un largo etcétera ocupan posiciones de liderazgo absoluto frente a sus competidoras.

El informe anual sobre marcas globales que elabora Millward Brown situó además en 2016 a dos enseñas españolas entre las cien más valiosas del mundo: Zara y Movistar. Por su parte, el ranking de marcas de mayor valor de Forbes posicionó a Zara, Santander y BBVA entre las cien más relevantes en 2016. Zara y Santander también figuraron entre las mejores en la clasificación 2015 de Interbrand.

La expansión exterior de las marcas españolas genera un volumen de negocio de más de 400.000 millones de euros. Innovación y diseño de marca son hoy los factores de competitividad clave que garantizan la buena imagen y prestigio de los productos y servicios españoles.