Las empresas españolas a la conquista de Asia

  • Economía competitiva

Las empresas españolas a la conquista de Asia

El Grupo Antolín desembarcó en China en la década del 2000 y cuenta en la actualidad con 14 factorías en el país. Gestamp inició sus operaciones en China en 2008 y cuenta ya con ocho plantas productivas. Foto: Gestamp.
El Grupo Antolín desembarcó en China en la década del 2000 y cuenta en la actualidad con 14 factorías en el país. Gestamp inició sus operaciones en China en 2008 y cuenta ya con ocho plantas productivas. Foto: Gestamp.

En las últimas tres décadas Asia se ha convertido en una gran oportunidad económica para el empresariado español, que ha logrado en los últimos años importantes adjudicaciones y la firma de valiosos contratos con compañías y gobiernos asiáticos.

China fue la puerta de entrada de las empresas españolas en el continente. Su desembarco en el país se inició en los años 80 del pasado siglo de la mano de la Administración española. Sin embargo, fue partir del año 2000 cuando se produjo la gran expansión de la presencia empresarial española, que actualmente se cifra en unas 600 empresasIndia fue el siguiente gran Estado asiático que despertó el interés de las compañías españolas a partir de los años 90. Ambos países ofrecen un mercado de más de 1.000 millones de consumidores.

La última década ha traído profundas transformaciones para los Estados que conforman la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN-5 por sus siglas en inglés): FilipinasIndonesiaMalasiaTailandia y Vietnam. Esta región se ha revelado como una de las más dinámicas del mundo. De hecho el Fondo Monetario Internacional (FMI) estima que su PIB se habrá duplicado cuando finalice la presente década gracias a una macroeconomía cada vez más favorable y un mercado laboral con mucha mano de obra joven. Todas estas condiciones permiten vaticinar un incremento de la clase media en los países de la ASEAN, y con ello, la demanda de bienes y servicios.

Las empresas españolas interesadas en expandir su negocio al continente asiático y participar en su auge, dispondrán desde enero de 2016 de un importante instrumento, el Banco Asiático de Inversiones en Infraestructuras (Asian Infrastructure Investment Bank o AIIB), del que forma parte España como socio fundador con aproximadamente el 1,7% del capital. Esta nueva entidad representa para las compañías otra fuente de financiación para proyectos “en los sectores clásicos de infraestructuras (transportes, energía y tratamiento de aguas)”. En un futuro se podría apoyar iniciativas en otras áreas, como puertos, protección ambiental, desarrollo urbano o desarrollo agrícola, explica el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación.

 

Infraestructuras, transporte y automoción

China

La ingeniería y constructora Técnicas Reunidas (TR) fue una de las primeras empresas españolas que desembarcó en China. A lo largo de sus más de 20 años en el país la compañía se ha adjudicado proyectos por un valor de 1,6 billones de dólares para la construcción de plantas industriales en diversas áreas de actividad como GNL, siderurgia, petroquímica y fertilizantes.

Por su parte, DanobatGroup, líder en el sector de la máquina-herramienta en España, ha logrado relevantes contratos como la joint-venture suscrita en 2012 con el fabricante de equipamiento ferroviario Chino Beijing Feb. 7th Railway Trasportation Equipment Co. Ltd. para la producción de equipos destinados al mantenimiento de rodaduras ferroviarias en el país.

En el sector del transporte destaca Alsaotra de las firmas españolas pioneras en el gigante asiático. Instalada en 1984, comenzó su actividad con una empresa de taxis en la zona especial de Shenzhen. Está implantada en 17 provincias chinas en las que opera 147 líneas y 538 destinos con una facturación de 186 millones de euros. En el área del transporte aéreo España está presente en China de la mano del fabricante aeronáutico europeo Airbus, que en marzo de 2016 inició la construcción de su segunda planta en Tianjin para la producción de distintas piezas para el modelo de avión de A330.

La industria de la automoción española está representada en China de la mano de algunas de sus principales insignias, como son Grupo GestampFicosa y Grupo AntolínGestamp inició sus operaciones en el país en 2008 y cuenta ya con ocho plantas productivas, una oficina y un centro de I+D.

Para Ficosacentrada en la investigación, desarrollo, producción y comercialización de sistemas de seguridad, comunicación y eficiencia para la automoción, China es “un mercado clave” en su estrategia de expansión internacional. Su implantación en Asia tuvo lugar en 2002. Por su parte, el Grupo Antolín desembarcó en China en la década del 2000 y cuenta en la actualidad cony cuenta en la actualidad en el país con 17 plantas de producción, 15 centros just in time (JTI) y 2 centros técnicos comerciales.

India

Junto a China, India es el otro gran mercado emergente asiático con mayor presencia empresarial española. De las más de 200 compañías instaladas en el país, destaca Isolux Corsán, referencia en las áreas de concesiones, energía, construcción y servicios industriales. La implantación de esta firma en India se consolidó en 2015 con la adjudicación de tres grandes proyectos ferroviarios para Vikash Nigam Ltd., la sociedad estatal encargada de la gestión ferroviaria en India. Y en noviembre de 2016 logró contratos para construir 290 kilómetros de líneas de transmisión en India, concretamente en el Estado de Haryana. Asimismo, en el mes de agosto se adjudicó también en India la ampliación de un tramo de la carretera NH-74 por 113 millones de euros. Son ejemplos de los últimos contratos conseguidos en el país asiático.

IIsolux también está implantada en varios países más de Asia, como Bangladesh, Japón, Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Catar y Sultanato de Omán.

El grupo español OHL entró en el mercado indio en 2010 a través de una alianza firmada con la empresa española TCB (Terminal de Contenidors de Barcelona), la constructora india Lanco Infratech y el inversor local de infraestructuras Eredene Capital. Este consorcio se adjudicó la puesta en marcha y posterior gestión durante treinta años de la terminal de contenedores del puerto de Ennore, uno de los mayores del país asiático.

Airbus ha hecho historia en India en 2015. En el mes de agosto, el grupo aeronáutico con participación española anunció que IndiGo Airlines, la principal compañía en vuelos domésticos en el país asiático, comprará 250 aviones del modelo A320neo. Es la mayor compra por número de aparatos registrada por Airbus hasta la fecha. En marzo de 2016 la compañía entregó el primero, con lo que IndiGo se erige en el primer operador del A320neo en la India y en Asia. La compañía india es uno de los mayores clientes de la familia A320 de Airbus, habiendo encargado un total de 530 unidades

Gestamp, por su parte, se instaló en India en 2007 y cuenta allí con una oficina comercial y dos factorías situadas en las localidades de Pune y Chennai. La empresa también está presente en Tailandia, Corea del Sur y Japón. El Grupo Antolín dispone en India de cuatro plantas en las ciudades de Pune, Chennai, Delhi y Sanand.

Malasia

El avión de transporte militar A400M ha permitido a Airbus Defence and Space, entrar en el mercado del Sudeste Asiático, concretamente en Malasia, cuyas fuerzas armadas han encargado a la división del grupo Airbus cuatro aeronaves del citado modelo.

Por su parte, Técnicas Reunidas llegó a Malasia en 2014 tras adjudicarse un contrato para la construcción de una refinería y una petroquímica en Pengerang, Johor, a 10 km de la costa este de Singapur. El proyecto fue licitado por Petronas y está valorado en 1.300 millones de euros.

Tailandia

En el Sudeste Asiático, el Grupo Antolín está implantado desde 2008 en Tailandia tras conceder una licencia a la compañía local NHK Spring CO. Ltd. para fabricar guarnecidos de techo en la ciudad de Rayong. Antolín cuenta asimismo con plantas productivas en Corea del Sur –en las urbes de Busan, y Sungnam City- y está presente en tokio, Japón.

Vietnam

En los últimos años, el grupo español OHL ha reforzado su estrategia de expansión internacional en “nuevos mercados con expectativas de fuerte crecimiento de la inversión en proyectos industriales”, como es el caso del Sudeste Asiático. Tiene actividad comercial en Filipinas e Indonesia y en 2014 se implantó en Vietnam con la adjudicación al frente de un consorcio establecido con empresas locales de dos contratos de construcción de sendos tramos de autopistas. Asimismo, cuenta con una oficina de representación en la capital del país, Hanói.

 

Energía y medioambiente

China

España es una potencia mundial en el sector de las energías renovables gracias a la labor de investigación y desarrollo de compañías como Gamesa, uno de los principales fabricantes de aerogeneradores del mundo. Su negocio se extiende por más de 50 países, entre ellos China, donde cuenta con ocho parques eólicos, un centro de formación, una planta de multiplicadoras y nacelles y una oficina comercial Sus 15 años de actividad en el gigante asiático lo han situado como uno de los principales fabricantes no chinos.

Cepsa inauguró en abril de 2015 en Shanghái una planta química, la primera de la firma en Asia. El fabricante de bienes de equipo eléctrico, Ormazabal (Grupo Velatia), es otra de las empresas españolas pionera en China, donde vendió sus primeras unidades a través de distribuidores a finales de los años 80. En 2011 inauguró en Kunshan una de las fábricas más modernas de China para la producción de celdas compactas RMU con aislamiento gas. hay tres empresas establecidas en este país.

Abengoa, especializada en servicios de ingeniería, construcción y desarrollo de negocio en los sectores de la energía, agua y medioambiente, compró en 2014 el 25% de la empresa de tratamiento de agua GreenTech, referencia en el mercado chino de tratamiento de aguas residuales y su reutilización.

India

Abengoa también está presente en India con oficinas permanentes en Nueva Delhi y Bombay. Además es propietaria de una desaladora en la ciudad de Chennai y un centro de producción de estructuras metálicas en la aldea de Chandrapura Halol, distrito Panchmahal, Gujarat.

India se ha convertido en los últimos años en uno de los principales motores del crecimiento de Gamesa, que finalizó 2015 como “fabricante número uno del país por tercer año consecutivo con una cuota de mercado del 34%, frente al 25% de 2014”, destacó la compañía española.

Filipinas

Gamesa también entró a finales de 2013 en el mercado del Sudeste asiático con la adjudicación de su primer contrato en Filipinas, en virtud del cual se encargará del suministro, montaje y puesta en marcha de 27 aerogeneradores del modelo G90-2.0 MW en el parque eólico San Lorenzo, que la compañía japonesa Kanematsu Corporation construye en la isla Guimaras.

En 2015, amplió su expansión en la región con la firma de su primer convenio en Tailandia y la inauguración de su primera oficina comercial en Sri Lanka, en la localidad de Katunayaka, cerca de la ciudad de Colombo. En Singapur, la multinacional cuenta con un centro tecnológico para la investigación de materiales avanzados. También tiene presencia en JapónTaiwán y Corea del Sur.

Japón

El Grupo Gestamp participa en el sector energético de Japón a través de Gestamp Solar, (que se denomina actualmente X-Elio) la división de energía solar fotovoltaica de Gestamp Renewables, una de las compañías que forman parte de la corporación española. El primer proyecto de Gestamp Solar en Japón se inició en 2014 y se trata de la construcción de una planta fotovoltaica en Fukuroda (prefectura de Ibaraki). En 2015, la empresa se adjudicó la edificación en la ciudad de Hirono (prefectura de Iwate) de un complejo fotovoltaico con una capacidad instalada de 24,78 megavatios.

 

Textil, calzado, moda y servicios

Los sectores con un alto componente tecnológico como son los de infraestructuras, energía, automoción, transporte o medioambiente no son los únicos en los que España ha demostrado una elevada competitividad, cada vez más apreciada y reclamada en Asia. Los ámbitos del textil, el calzado, la moda y los servicios también han dado grandes éxitos a la imagen empresarial española en un continente que puede reportar grandes beneficios.

China

La gran insignia actual de la moda española, Inditex, es una de las más potentes del sector en China. La compañía considera a este país como una de sus grandes apuestas de crecimiento, de hecho es su mayor mercado después de España. Desembarcó en el gigante asiático en 2004 con la apertura de un establecimiento de Zara en Hong Kong. En la actualidad, cuenta con 582 tiendas repartidas por todo el país de sus marcas Pull & Bear, Massimo Dutti, Bershka, Stradivarius, Oysho, Zara Home, además de Zara.

La cadena de moda española con más expansión internacional, Mango, vende sus productos en China en más de 90 establecimientos entre tiendas propias y franquiciados. Mango está presente igualmente en el mercado asiático en Corea del SurFilipinasIndia, IndonesiaMalasiaMongoliaMyanmarMongoliaSri LankaTaiwanTailandiaVietnam y Singapur, donde inauguró en septiembre de 2015 una macrotienda en el centro comercial de Wisma Atria de la capital. Con más de 1.200 m2 distribuidos en una sola planta, es el mayor establecimiento de la firma en el continente asiático y su decimoquinto punto de venta en Singapur desde su llegada en 1995. 

El grupo Cortefiel inició su desembarco en China en 2012 con sus marcas más reconocidas: Pedro del Hierro y Springfield. Hoy dispone de un centro de distribución y más de 30 establecimientos, una cifra que espera se amplíe en los próximos años. La firma española está igualmente representada con tiendas propias o franquiciadas en Corea del Sur y Singapur.

La firma de moda y accesorios para mujer Hoss Intropia (desde 2016 ha pasado a denominarse Intropia) se sumó en 2013 a la expansión española en China con una tienda en Hong Kong, en el centro comercial Harbour City. En 2014 amplió su presencia con sendos establecimientos en Macao y Chengdu y en 2015 ha llegado a Guangzhou y Shenzhen.

Calzado español

El sector español del calzado también ha logrado un gran éxito internacional gracias a su reconocida calidad. Numerosas empresas se han lanzado a la conquista del mercado internacional, y entre los países prioritarios para implantarse se encuentra China. Los consumidores chinos tienen la oportunidad de adquirir los diseños de 24 HRS, referente en el segmento de calzado confortable para hombres y mujeres, en puntos de venta repartidos por distintas ciudades, entre ellas Hong Kong.

Otra de las insignias del calzado español, Pretty Ballerinas —perteneciente al Grupo Mascaró— eligió Hong Kong para iniciar en 2014 su implantación en el gigante asiático con una tienda ubicada en Causeway Bay, una de las zonas más exclusivas del mundo. El plan de expansión de la firma en China incluye corners en las ciudades de Tianjin, Xi'an, Wuhan y Chengdu city.

La marca de calzado de estilo clásico Lottusse ha realizado una fuerte apuesta por el mercado chino que le ha llevado a estar presente en la actualidad en las urbes de Beijing, ChengDu, Hangzhou, Shanghai, Shenyang, Shenzhen, TaiYuan, Tianjin, Urumchi, Xiamen y Zhengzhou. El gigante asiático es igualmente prioritario para Callaghan (Grupo Hergar), que tiene previsto disponer de cien tiendas en el país en 2017. En la actualidad, la firma española, conocida por emplear una novedosa tecnología de adaptación al pie para lograr un calzado cómodo, cuenta con más de 20 cornes en las principales ciudades chinas y una oficina comercial en Shanghái. Pikolinos desembarcó en el mercado asiático en abril de 2014 con una Pop Up Store situada en Westgate Plaza Atrium, uno de los principales centros comerciales de Shanghái.

Hoteles

Meliá Hotels International fue una de las primeras cadenas hoteleras españolas en dirigir su expansión internacional hacia Asia. En 2014 se instaló en China con la inauguración de dos hoteles en las ciudades de Jinan (provincia de Shandong) y Xian (provincia de Shaanxi). Tiene previsto abrir 15 hoteles más en los próximos años.

En 2015, Meliá continuó con su implantación en el mercado del Sudeste Asiático con dos nuevos hoteles en Indonesia, en la isla de Bali, donde ya contaba con un establecimiento. Asimismo, dispone de dos enseñas en la isla de Java. En Vietnam inauguró en 2015 su segundo hotel en el país, en la ciudad de Danang (Da Nang). En 2016, la compañía española amplió su presencia en Indonesia con otro establecimiento hotelero y entró en Myanmar con la inauguración del Meliá Yango.

Japón

Al igual que China, Japón es un mercado muy atractivo para las empresas de moda y calzado españolas por su elevado nivel de renta y gusto por la calidad. Inditex se introdujo en el país en 1998 y en la actualidad dispone de 148 tiendas de sus marcas Zara, Pull & Bear, Massimo Dutti, Bershka, Stradivarius, Oysho, Zara Home y Uterque. El principal grupo textil de España está igualmente presente en otros mercados asiáticos como Corea del SurFilipinasIndiaIndonesia, Malasia, Singapur, Tailandia y Taiwan.

Por su parte, Mango vende su moda de mujer en una tienda en Tokio en la estación Harajuku.

Dentro del sector del calzado, 24HRS cuenta con varios negocios en el país y está presente en Isetan, un centro comercial exclusivo situado en Shinjuku, Tokio. Pretty Ballerinas entró en el mercado japonés en 2013 con la apertura de un establecimiento en Aoyama & Omotesando, una de las mejores zonas comerciales de Tokio. En la actualidad cuenta con dos tiendas en la capital nipona. Pikolinos, que se dio a conocer en Japón en abril de 2014 con la apertura de un PopUp Store en Tokio, inauguró en marzo de 2015 una nueva tienda en Kobe, la capital de la prefectura de Hyōgo.