España: innovación y excelencia arquitectónica

  • Industria creativa

España: innovación y excelencia arquitectónica

Busto con la imagen del artista modernista Antonio Gaudi. Imagen: Lluis Gene (EFE)
Busto con la imagen del artista modernista Antonio Gaudi. Imagen: Lluis Gene (EFE)

La arquitectura de vanguardia desarrollada en España en los últimos años ha convertido a nuestro país en una potencia arquitectónica de primer orden. Nuestros arquitectos son solicitados para realizar importantes proyectos en todo el mundo, lo que supone un importante activo para la economía española.

España se ha convertido en los primeros años del siglo XXI en un foco internacional de innovación y excelencia arquitectónica. En nuestro país se han levantado algunas de las construcciones más sobresalientes del mundo, premiadas por los más prestigiosos galardones del sector. La explosión de proyectos vanguardistas con innovadoras soluciones arquitectónicas que se han levantado por todo el país desde finales de los años 90 del pasado siglo ha sido tal, que en 2006 el MoMA (Museo de Arte Moderno de Nueva York) dedicó una exposición a la nueva arquitectura que se desarrolla en España.

El interés de las ciudades españolas por la arquitectura vanguardista como símbolo de modernidad y progreso se inició con la inauguración en 1997 del Museo Guggenheim de Bilbao, diseñado por el arquitecto canadiense Frank Gehry. Inmediatamente después abrieron sus puertas la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia (1998) y el Palacio de Congresos y Auditorio Kursaal de San Sebastián (1999).

Construcciones emblemáticas

En solo diez años los más reputados arquitectos españoles e internacionales han legado a nuestro país construcciones emblemáticas que han entrado en la historia de la arquitectura mundial por sus innovaciones técnicas y su audacia conceptual.

El siglo XXI se inauguró con la presentación en 2003 del Auditorio de Santa Cruz de Tenerife (Canarias), obra de Santiago Calatrava. El edificio destaca por un gran arco que ha marcado un hito en la arquitectura al ser el único de grandes dimensiones sustentado solo por dos puntos de apoyo mientras la punta aparece suspendida. Es la construcción más moderna de Canarias y atrae a miles de turistas al año.

El MUSAC (Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León), abierto al público en León en 2005, recibió dos años después de su inauguración el Premio Mies Van der Rohe de Arquitectura Contemporánea de la Unión Europea. El original diseño de los arquitectos Emilio Tuñón y Luis Moreno se caracteriza por su recinto en forma de cubo con paredes de hormigón blanco y una fachada con grandes vidrios multicolor.

La Terminal T-4 del Aeropuerto Madrid-Barajas Adolfo Suárez causó sensación en su apertura en 2006. Diseñado por el arquitecto británico Richard Rogers junto con el español Antonio Lamela, la terminal es famosa por su gran bóveda ondulada sostenida por postes de colores. La construcción recibió el premio Stirling de arquitectura, el más importante del sector en el Reino Unido.

El pequeño pueblo alavés de Elciego ha entrado en los anales de la arquitectura con un impresionante proyecto de Frank Gehry para la histórica bodega española Marqués de Riscal (1860). El arquitecto canadiense ha diseñado el Hotel Marqués de Riscal con su característico revestimiento exterior de titanio de formas ondulantes, pero en esta ocasión ha sido realizado en tres tonos: rosado, dorado y plateado. Abrió sus puertas en 2006.

Una de las últimas obras del maestro de la arquitectura Oscar Niemeyer es el Centro Cultural Internacional que lleva su mismo nombre y se levanta en la ciudad asturiana de Avilés. El proyecto, inaugurado en 2011, fue un regalo de Niemeyer con motivo del 25 aniversario de los Premios Príncipe de Asturias, con el que fue galardonado en 1989. La única obra del arquitecto brasileño en España es un complejo conformado por cinco espacios y una gran plaza. Su innovador diseño lo sitúa como uno de los referentes internacionales a la hora de abordar proyectos de centros de contenido cultural.

Sobre la plaza de La Encarnación de Sevilla se levanta el proyecto arquitectónico Metropol Parasol, conocido popularmente como las Setas de la Encarnación. Diseñada por el alemán Jürgen Mayer e inaugurada en 2011 destaca por estructura conformada por seis parasoles con forma de setas de grandes dimensiones. Entre las instalaciones que alberga figura un mirador y el museo Antiquarium. Su vanguardista y original diseño ha llamado la atención de periódicos de prestigio internacional como el New York Times o el Washington Post, que ha realizadon reportajes sobre él.

Los españoles y los turistas aún pueden disfrutar de más maravillas de la arquitectura de vanguardia: el edificio de Jean Nouvel para el Museo Reina Sofía (Madrid), Complejo de las cuatro torres (Madrid), Arqua (sede del Museo Nacional de Arqueología Subacuática, en Cartagena, Murcia), Museo de la Evolución Humana (Burgos), Torre Agbar (Barcelona), Bodegas Ysios (Laguardia, Álava), Museo Medina Azahara (Córdoba), Bodegas Protos (Peñafiel, Valladolid), Palacio de Congresos de Zaragoza, Pabellón Puente (Zaragoza), Palacio de Deportes Bilbao Arena (Bilbao, Vizcaya).

Arquitectos de vanguardia

La arquitectura española de vanguardia se sitúa en la élite mundial no solo por las construcciones emblemáticas que se han desplegado por toda la geografía del país en estos últimos años, sino también por sus arquitectos. España cuenta con profesionales reconocidos que desarrollan su trabajo tanto en España como en el resto del mundo.

La formación académica en arquitectura que se imparte en nuestro país tiene un gran prestigio, lo que unido a la admirada versatilidad y capacidad creativa de los españoles convierten a nuestros arquitectos en extraordinariamente competitivos en los mercados internacionales. Así, la arquitectura representa un importante activo para la economía española.

En los últimos años los estudios de arquitectura españoles han salido de nuestras fronteras en busca de nuevos mercados donde desarrollar sus proyectos. Para ello participan en concursos internacionales o trabajan en colaboración con las grandes firmas mundiales. Esta actividad internacional da cada vez más y mejores frutos económicos.

Igualmente, hay arquitectos españoles que se han trasladado a otros países y abierto allí empresas de arquitectura. Es el caso de Alejandro Zaera, profesional madrileño afincado en Londres donde ha fundado con Farshid Moussavi el estudio FOA (Foreign Office Architects). Entre sus proyectos innovadores destaca la Terminal de Pasajeros Puerto de Yokohama (Japón, 2000-2002), considerado un referente en el campo de la arquitectura.

Nuestro país cuenta con numerosos y prestigiosos estudios de arquitectura, responsables de importantes proyectos por los que han sido galardonados con premios como los FAD de Arquitectura e Interiorismo, los más importantes que se conceden en España.

En la élite de la arquitectura mundial se sitúa desde hace muchos años Rafael Moneo, una de las figuras más representativas de la arquitectura contemporánea española. Entre los numerosos galardones que ha recibido figura el Premio Pritzker de Arquitectura en 1996 y el premio Mies van der Rohe en 2001. Entre sus obras más valoradas destacan el Museo de Arte Romano en Mérida (1985), Auditorio de Conciertos en Barcelona (1999), Museo de Arte Moderno en Estocolmo (1998), Palacio de congresos Kursaal en San Sebastián (1999), o la ampliación del Museo del Prado en Madrid (2007)

También disfruta de una gran proyección internacional Santiago Calatrava, cuya arquitectura se caracteriza por sus impresionantes e innovadoras estructuras. Cuenta con oficinas en Nueva York, Doha y Zúrich donde ha diseñado proyectos como el rascacielos Turning Torso (Malmö, Suecia), Estación de Ferrocarril de Oriente (Lisboa, Portugal), Complejo Olímpico de Deportes de Atenas (Grecia), Estación de Ferrocarril de Lieja (Bélgica), Teatro Tabourettli (Basilea, Suiza)… En 2003 ganó el concurso para la construcción del intercambiador de transportes del World Trade Center en Nueva York, en la denominada Zona Cero.

El arquitecto gallego César Portela ha trabajado con grandes figuras de la arquitectura mundial como Aldo Rossi o Arata Isozak. Cuenta con numerosos galardones y fue propuesto para el Premio Pritzker en 1982. El Estudio Lamela (Antonio y Carlos Lamela) ha llevado a cabo grandes proyectos de arquitectura a nivel nacional e internacional como la terminal T4 del Aeropuerto Madrid-Barajas Adolfo Suárez, en coautoría con Richard Rogers; la ciudad deportiva del Real Madrid o el Estadio del Cracovia (Polonia).

El éxito de sus proyectos animó al estudio A-cero Arquitectos (Joaquín Torres y Rafael Llamazares) a decidir expandir su actividad a Dubai y República Dominicana. Destacan por sus proyectos de viviendas unifamiliares de lujo. AMP Arquitectos (Felipe Artengo y José Mª Rodríguez-Pastrana) cuentan con obra reconocida internacionalmente que fue exhibida en la exposición del MoMA de Nueva York dedicada a la arquitectura actual de España. Por su parte, EMBT Arquitectos (Enric Miralles y Benedetta Tagliabue) ha llevado a cabo importantes obras en el mundo, entre ellas el Parlamento de Edimburgo en Escocia (2004).