España a la vanguardia del diseño industrial

  • Industria creativa

España a la vanguardia del diseño industrial

El Diseñador, Javier Mariscal, con Cobi, la mascota que creó para los JJ.OO. de Barcelona 92. Toni Albir (EFE)
El Diseñador, Javier Mariscal, con Cobi, la mascota que creó para los JJ.OO. de Barcelona 92. Toni Albir (EFE)

Las empresas españolas han apostado por el diseño más vanguardista para crear imagen de marca. Para ello han contado con diseñadores españoles, apreciados internacionalmente por su creatividad, dinamismo y uso de técnicas innovadoras.

El diseño industrial es otro de los campos creativos donde ha destacado España con productos que han marcado la historia de nuestro país y han traspasado fronteras. Con un sabor “popular” destacan el Chupa Chups, la fregona, la grapadora Casco, la minipimer, el futbolín… Con un carácter más tecnológico figura el "Seat 600", el tren Talgo, y en la actualidad el AVE.

España ha dado además creadores que han marcado la historia del diseño, como es el caso de Antonio Gaudí, un creador total que abordó casi todas las disciplinas artísticas, entre ellas el diseño de mobiliario. Sus creaciones vanguardistas e innovadoras para su época son auténticas obras maestras que ejercieron una gran influencia.

El diseño en las empresas

El vanguardismo ha caracterizado el diseño industrial desarrollado en España durante el siglo XX y el comienzo del XXI. Los diseñadores de nuestro país han logrado el reconocimiento internacional gracias a su creatividad, dinamismo y el uso de técnicas innovadoras. Pero los diseñadores españoles no habrían logrado este éxito internacional si no hubieran contado con el apoyo de las empresas.

El mundo empresarial español ha sido consciente de la importancia del diseño y la innovación para crear marca y acceder al mercado internacional. Un ejemplo de ello es el grupo Roca, cuyo sanitarios son uno de los hitos del diseño de nuestro país que ha traspasado las fronteras. En la actualidad es el primer fabricante del mundo en sanitarios y productos de baño y ello ha sido posible por su apuesta por el diseño más vanguardista y la constante innovación, para ello ha contado con la colaboración de importantes creadores tanto españoles como internacionales.

Para lograr el éxito empresarial el diseño debe estar presente en todas las áreas que engloba una empresa: en la innovación de los productos, el proceso productivo, el marketing y la organización interna. Así lo recomienda la OCDE en el “Manual de Oslo”. Además de Roca, otras empresas españolas que han apostado por el diseño son Porcelanosa, Gamesa, Siliken, Mercadona, Alvento/Zed, Antares o Micuna.

Diseñadores a la vanguardia

Aunque el primer referente del diseño de vanguardia en España es Gaudí, sus padres son el Grupo de Arquitectos y Técnicos Catalanes por el Progreso de la Arquitectura Contemporánea (GATCPAC), fundado en 1929. La formalización del diseño tiene lugar en la segunda mitad de la década de 1950 a través de SEDI (Sociedad de Estudios de Diseño Industrial, Madrid, 1957) y de IDIB (Instituto de Diseño Industrial de Barcelona, 1957), donde confluyen destacados arquitectos, diseñadores e industriales del momento. En 1961 se fundó Elisava (Barcelona), la primera escuela en España dedicada al diseño industrial, y pocos años después, en 1967, se abrió la Escuela Eina (Barcelona).

Entre los diseñadores relevantes y con mayor proyección internacional de esta época, y hasta la actualidad, figura André Ricard (1929), uno de los grandes pioneros del diseño español, entre cuyas obras destacan la Antorcha Olímpica de los JJ.OO. de Barcelona (1992), el Pebetero del Museo Olímpico de Lausana (1993), La Copa del Mundo de Hockey IIHF (2001), el monumento a la lengua aranesa en el Valle de Arán (2012) o el testigo olímpico “Londres 2012 - Río de Janeiro 2016” (2012).

Ramón Benedito (1945) es uno de los más destacados diseñadores españoles de productos de tecnología avanzada. En 1984, creó el grupo de diseño experimental Transatlantic junto a Josep Puig y Lluís Morillas. Disuelto en 1989 fue uno de los pocos grupos de diseño transgresor que surgieron en nuestro país en los 80.

Otro de nuestros más reconocidos diseñadores es Javier Mariscal (1950), creador multidisciplinar que se dio a conocer al público de todo el mundo con el diseño de Cobi, la mascota de las Olimpiadas de Barcelona ’92. Entre sus numerosos hitos figura el Taburete Dúplex o el diseño integral del Gran Hotel Domine Bilbao

En el siglo XXI, los diseños de los creadores españoles más vanguardistas se mueven entre las tendencias del minimalismo, el neobarroco o el ecodiseño. A esta hornada pertenece Jaime Hayón (1974), una de las figuras más importantes del diseño contemporáneo. Desde su estudio en Londres ha trabajado para empresas de prestigio de todo el mundo como BD Barcelona Design, Camper, Metalarte, Baccarat, Moooi o Lladró. También ha expuesto su obra en la Feria de Arte de Basel, el Museo del Diseño de Londres, la Galería Vivid de Róterdam o en el Salone de Mobile de Milán.

Patricia Urquiola (1961) es una de las pocas mujeres que ha alcanzado el éxito y el reconocimiento en el mundo del diseño industrial. Estudió arquitectura en Madrid y se graduó en el politécnico de Milán en 1989, ciudad en la que abrió su propio estudio en 2001. Sus creaciones combinan la vanguardia y la artesanía con resultados admirables. Ha trabajado para reconocidas firmas tanto en España como en el resto del mundo.

Ellos son algunos grandes ejemplos de la excelencia en diseño que tiene España, pero nuestro país puede presumir de otros muchos nombres y firmas que dejan su impronta en todo el mundo.