Un sector audiovisual‏ vanguardista

  • Industria creativa

Un sector audiovisual‏ vanguardista

Imagen facilitada por Antena 3 de la serie 'Pulseras rojas', basada en la experiencia de Albert Espinosa quien vivió en un hospital durante 10 años. (EFE)
Imagen facilitada por Antena 3 de la serie "Pulseras rojas", basada en la experiencia de Albert Espinosa quien vivió en un hospital durante 10 años. (EFE)

La producción cinematográfica y televisiva española despierta un gran interés en el mundo gracias a la calidad, innovación y vanguardismo de sus productos. En el campo televisivo, numerosos países han comprado los derechos para emitir o adaptar series y programas de entretenimiento realizados en España.

El sector audiovisual español vive un momento excepcional, como lo demuestra el interés internacional que despierta nuestra producción cinematográfica y televisiva. La Memoria Anual de la confederación de productores audiovisuales FAPAE correspondiente a 2013 así lo confirma.

En los últimos diez años ha llamado especialmente la atención el impresionante despegue del sector televisivo de nuestro país, hasta el punto de que España se sitúa en la actualidad entre los cinco países más importantes del mundo en la comercialización de formatos de ficción. Así lo indica “The Wit Guide to Scripted Formats 2014”, el primer estudio internacional realizado sobre la comercialización y producción de formatos de ficción.

La consultora especializada en televisión The Wit, autora del informe, ha valorado para posicionar a España en su clasificación el hecho de que la ficción española es una de las más buscadas para ser adaptada localmente en otros países. Así se ha constatado en el Mercado Internacional de Programas de televisión MIPTV de Cannes, la mayor feria audiovisual del mundo; y en la feria de la Asociación Nacional de Ejecutivos de Programas de Televisión de Estados Unidos (NATPE).

Series innovadoras

La creatividad y calidad de la producción televisiva española ha conquistado el mercado internacional. Prueba de ello son las numerosas series que las productoras de nuestro país venden tanto para su emisión en otros países como para su adaptación. El último gran éxito en este sentido es la versión de las series “Los misterios de Laura” y “Pulseras Rojas” llevada a cabo por dos importantes cadenas estadounidenses: la NBC y Fox. Se trata de un hito histórico, dado que es la primera vez que se han adaptado series españolas en canales fuertes de Estados Unidos. Se ha anunciado además el remake de “El Barco” y “Los Serrano” por parte CW y FOX respectivamente.

“Los misterios de Laura” también se ha versionado en Holanda, Italia y Rusia. Además, la cadena Sky ha comprado sus derechos de emisión para Reino Unido. “Pulseras Rojas” se ha adaptado en Italia, Suecia, Argentina, Francia, Dinamarca y Chile.

La lista de series de nuestro país que ha conquistado el mercado internacional es larga. Una de las ficciones de mayor éxito en nuestro país, “Águila Roja”, se puede ver con buenos resultados de público en más de 20 países: Estados Unidos, México, Bulgaria, Corea del Sur, Tailandia… “Isabel” se emite en Honduras, Perú, Nicaragua, Bolivia, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Ecuador, República Dominicana y Paraguay. “Gran Hotel” se ha vendido a una treintena de naciones, entre ellas Reino Unido, Alemania, Francia, Italia, Estados Unidos, Canadá, Irán, Lituania,... “El Barco” llega al público de más de cuarenta países y Rusia ha llevado a cabo su propia versión de la serie. “El internado” no solo ha arrasado entre el público juvenil de nuestro país, también se ha podido disfrutar en América Latina y Europa del Este.

Otras producciones de ficción españolas que triunfan en el mundo son: “Cuéntame”, “El tiempo entre costuras”, “Velvet”, “El Secreto de Puente Viejo”, “Aída”, “Física o química”, “Gran reserva”…

Este éxito de las series de nuestro país es resultado de la evolución que ha experimentado la ficción televisiva española en los últimos años, que ha pasado de llevar a la pequeña pantalla comedias costumbristas o historias de carácter familiar, a crear series con argumentos más complejos, arriesgados e innovadores, que se mueven en los géneros del thriller, fantástico y hasta futurista. Gracias a ello el mercado internacional de nuestras exportaciones se ha ampliado a los países del Este, Asia y hasta Estados Unidos.

Las series no son el único producto televisivo español que se exporta. Las cadenas de televisión internacionales se han interesado además por programas de entretenimiento como “El Hormiguero”, versionado en China, Portugal, Chile y Brasil; y “Tu cara me suena”, adaptado en más de 20 países de Europa, América y Asia, entre ellos Estados Unidos.

La producción televisiva española también ha sido reconocida internacionalmente con importantes premios. “El Hormiguero” ha sido nominado en dos ocasiones al Emmy Internacional al mejor programa de entretenimiento. “Isabel” obtuvo el premio ACE 2013 que concede la Asociación de Cronistas de Espectáculos de Nueva York, y “El Internado” fue galardonado con el MipTV de Cannes como uno de los mejores formatos de la historia de la televisión.

Productoras vanguardistas

Al frente del éxito internacional de la producción televisiva española se encuentran una serie de empresas que en los últimos años han creado series y programas de entretenimiento de calidad, innovadoras, vanguardistas y hasta transgresoras, que han atraído el interés internacional. Cadenas de televisión de todo el mundo han comprado los derechos de numerosos productos televisivos de nuestro país para su emisión o bien para realizar adaptaciones en clave loca.

Entre las productoras españolas más internacionales se encuentra el Grupo Globomedia, que en los últimos años ha exportado con gran éxito series como “Águila Roja”, “El Barco”, “Los Serrano” o “El Internado”. Boomerang TV ha vendido en el mercado internacional ficciones como “Los misterios de Laura”, “El tiempo entre costuras” o “El Secreto de Puente Viejo”. Diagonal TV ha logrado llevar su producción histórica “Isabel” a varios países de Latinoamérica. Bambú Producciones ha triunfado en el mundo con las series “Gran Hotel” y “Velvet”, y Filmax International ha hecho lo propio con “Pulseras Rojas”.

La proyección mundial de las productoras y grupos de comunicación españoles también se refleja en su participación en producciones internacionales. Es el caso de Atresmedia, que financia junto con la BBC la serie de ciencia ficción “Refugiados”, producida por Bambú.

Por su parte, las españolas Veralia Contenidos Audiovisuales y Mad Mex han firmado una alianza con la productora mexicana Argos Comunicación para poner en marcha proyectos transatlánticos dirigidos a la televisión.

La producción audiovisual en España cuenta con un importante apoyo público a través de ayudas y subvenciones otorgadas tanto por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte como por las Comunidades Autónomas. Entre las subvenciones a las que pueden acceder las productoras de nuestro país figuran: ayudas para la amortización de largometrajes; ayudas para la participación de películas españolas en festivales; ayudas para la distribución de películas de largometraje y conjuntos de cortometrajes españoles, comunitarios e iberoamericanos; ayudas para la producción de largometrajes sobre proyecto; ayudas para cortometrajes. Asimismo, las producciones audiovisuales pueden desgravarse el 20% hasta el primer millón de euros invertidos en ellas, y el 18%, en el resto.

Plataformas online

Las nuevas tecnologías han obligado a toda la industria creativa a iniciar un proceso de transformación que la ayude a adaptarse al entorno de intercambio y distribución de contenidos. En el sector audiovisual español la iniciativa más importante que se ha puesto en marcha es Filmin, una plataforma de cine online que permite el alquiler de una película o serie de televisión por un período determinado. Este portal web también ha acogido el estreno directo de algunos filmes de nuestro país, como es el caso de "Carmina o revienta", ópera prima del actor y director Paco León.

Filmin surgió en 2006 con el apoyo de las principales distribuidoras de cine independiente de España: Alta Films, Avalon Distribución, El Deseo, Golem, Tornasol, Vértigo Films, Versus Entertaiment, Wanda Visión y Cameo. En 2010 fue relanzada y en la actualidad es un éxito. Cuenta con un catálogo de 8.111 títulos entre películas y series de TV.

Aunque es la principal plataforma de distribución online de la producción audiovisual española, también acoge títulos internacionales actuales. Filmin destaca porque la mayoría de los títulos que ofrece corresponde al cine de autor, independiente. También tiene un apartado dedicado al cine clásico.

La oferta legal online de contenidos audiovisuales en España es cada vez más amplia. Entre las plataformas homologadas por el Ministerio de Cultura para el cómputo de espectadores figuran, además de Filmin, Filmotech, Cineclick, Wuaki, Mitele, Nubeox, Mesientodecine, Mubi o Feelmakers.

Festivales de televisión

El 1 de septiembre de 2009 se creó FesTVal (Festival de Televisión de Vitoria-Gasteiz), una iniciativa pionera en España al tratarse del primer certamen que se dedica exclusivamente a la televisión en todos sus formatos. En sus seis años de trayectoria FesTVal se ha convertido en el evento más importante para el sector. Las cadenas de televisión aprovechan la cita para presentar sus estrenos más importantes y las personalidades más relevantes de la pequeña pantalla desfilan por su alfombra roja.

Por su parte, el éxito de las series de ficción en los últimos años ha animado a la entidad de gestión de derechos audiovisuales DAMA a poner en marcha en 2014 MIM Series, un festival dedicado en exclusiva a la ficción española. El certamen cuenta además con sus propios premios y con proyecciones exclusivas de las series de la nueva temporada.

Cortometraje español

El cortometraje ocupa un espacio importante en el sector audiovisual español, con una importante producción que se ha incrementado en los últimos años. En 2013 se contabilizaron 237 cortometrajes, casi un 4% más que en 2012, según datos del Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales (ICAA).

España destaca por la calidad y creatividad de sus cortometrajes. Algunos de ellos han logrado estar nominados a los premios Oscar: “Aquel no era yo”, de Esteban Crespo (2013); “Binta y la gran idea”, de Javier Fesser (2006); “7.35 de la mañana”, de Borga Cobeaga (2004); “Esposados”, de Nacho Vigalondo (2004) y “Esposados”, de Juan Carlos Fresnadillo (1996).

El cortometraje es el formato ideal para aprender sobre la realización y producción de cine y poder dar después el salto al largometraje. Así los han demostrado directores españoles reconocidos internacionalmente como Pedro Almodóvar, Alejandro Amenábar, Jaume Balagueró, Álex de la Iglesia o Rodrigo Cortés.

Al igual que los largometrajes, el corto también cuenta con ayudas y subvenciones públicas tanto por parte del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte como de las Comunidades Autónomas. Entre ellas figuran ayudas para cortometrajes ya realizados y ayudas a la producción de cortometrajes sobre proyecto.

Internet se ha convertido en un gran aliado para los autores de cortometrajes. Es un modo directo de dar a conocer sus trabajos a un público mayoritario. Gran parte de los directores noveles ofrecen sus cortos desde páginas web propias. También han surgido portales donde se apoya y da a conocer este formato cinematográfico. Una de las plataformas de apoyo al cortometraje más importantes de nuestro país es CortoEspaña, que cuenta con más de 150 festivales al año donde exhiben los cortos que reciben. Asimismo, en 2013 se ha constituyó la Asociación de la Industria del Cortometraje (AIC), que reúne a las empresas y los autónomos que se dedican de manera profesional a la producción y/o distribución de cortometrajes. El objetivo de la asociación es defender los intereses de esta industria.