Un sector editorial robusto e internacional

  • Industria creativa

Un sector editorial robusto e internacional

Biblioteca de Castilla-La Mancha. Imagen: EFE/Ismael Herrero (EFE)
Biblioteca de Castilla-La Mancha. Imagen: EFE/Ismael Herrero (EFE)

Las editoriales españolas cuentan con filiales en 32 países, la mayoría en Iberoamérica, principal destino de las exportaciones de libros de nuestro país. Asimismo, el sector se encuentra inmerso en una transformación para adaptarse al nuevo escenario que representan los libros digitales, que suponen ya el 23,2% de la edición española.

El sector editorial es la principal industria cultural en España y representa un importante motor económico para el país. Su aportación al PIB supone por término medio el 38,1% del valor económico relativo al conjunto de las actividades culturales, según los datos recogidos en el estudio “Cuenta Satélite de la Cultura en España: avance de resultados 2008-2012” publicado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

Con más de 89.000 nuevos títulos anuales publicados, España se mantiene como la cuarta potencia editorial del mundo, por detrás de Estados Unidos, Reino Unido y Alemania. Nuestro país cuenta además con editoriales muy fuertes en el sector que han abierto filiales en 32 países, el 80% de ellas en Iberoamérica.

Planeta es el sexto grupo editorial del mundo, el primero en español y el segundo en lengua francesa. También es líder mundial en la publicación de fascículos. El Grupo Santillana encabeza el subsector del libro educativo no universitario en Latinoamérica y tiene una gran presencia en Estados Unidos. Por su parte, el Grupo SM lidera el subsector del libro infantil y juvenil en Latinoamérica y el Grupo Océano ocupa la primera posición mundial en el subsector de obras de referencia en español en Latinoamérica y Estados Unidos.

De acuerdo con los datos del informe “Panorámica de la Edición Española de Libros 2013”, en 2013 las editoriales españolas lanzaron al mercado 89.130 libros, un 14,9% menos que en el año anterior (104.724 libros). A pesar de este descenso “el sector editorial español mantiene una gran actividad”, señala el Observatorio de la Lectura y el Libro en su informe “El sector del libro en España 2012-2014”.

Más de tres de cada diez libros publicados fueron de Ciencias Sociales y Humanidades (31,1%). Les siguieron los de Creación Literaria (21,4%), de Texto (12,8%), Infantil y Juvenil (12,0%), Ciencia y Tecnología (11,3%), Tiempo libre (7,7%) y Otros (3,7%).

Otro dato destacable es el incremento del número de editoriales existentes en nuestro país. Según los datos de la Agencia del ISBN recogidos en el informe “Panorámica de la Edición Española de Libros”, en 2013 iniciaron su actividad editorial 326 nuevas empresas, hasta alcanzar las 3.086 editoriales en activo.

Iberoamérica

La importancia de la industria editorial para la economía española se observa también en los resultados positivos obtenidos por sus ventas al exterior, según el estudio “El sector del libro en España 2012-2014”

La Unión Europea (UE) es el principal destino de las exportaciones españolas del sector editorial y gráfico con 294,3 millones de euros de recaudación en 2013. No obstante, las ventas de nuestro país a la UE suelen tratarse mayoritariamente de producto gráfico, no editorial. En lo que se refiere a las exportaciones solo de libros, Iberoamérica, con México a la cabeza, es el principal destino internacional. Del total del valor de las ventas españolas de libros, Iberoamérica representa el 68,2%.

Iberoamérica es muy importante para la industria editorial española. Compartir un mismo idioma abre un mercado amplísimo que reporta no solo beneficios económicos, también enriquecimiento cultural. Las empresas de nuestro país están presentes en Iberoamérica de la mano de las 156 filiales con las que cuentan en la región.

Traducciones

Una de las características más importantes del sector editorial español es su apertura a otras culturas, un factor clave en su éxito internacional. España es el país de UE con más títulos traducidos a otras lenguas (27%), seguido de Alemania.

En España existe una larga tradición por difundir nuestra cultura y por conocer lo que hay más allá de nuestras fronteras. Para poder llevar a cabo esta labor de difusión y de conocimiento es necesaria la figura del traductor editorial, que ha contribuido históricamente al enriquecimiento del patrimonio cultural y lingüístico de nuestro país.

La traducción editorial representa en torno a una cuarta parte de la producción anual de libros en España. En 2013, 19.865 títulos de los 89.130 que conformaron la oferta española de publicaciones (el 22,3%) fueron traducciones. Aunque estos resultados implican un descenso del 13,9% respecto al año anterior, el peso de las traducciones sobre el total de la edición se ha incrementado ligeramente en el pasado ejercicio, del 22% al 22,3%.

Buena parte de la traducción editorial en España se realiza a partir de obras escritas en lengua extranjera, en su mayoría del inglés. A pesar de este dominio del inglés como lengua de origen, en España se traducen obras escritas en más de 50 idiomas extranjeros, entre los cuales se encuentran también lenguas minoritarias como el hebreo, el eslovaco o el finés. La traducción de libros en español a otras lenguas es menos frecuente pero juega un papel esencial.

Libro digital

El sector editorial está inmerso en una profunda transformación como consecuencia de la irrupción de las nuevas tecnologías. Así, las editoriales españolas apuestan cada vez más por el libro digital, como se desprende al observar el descenso de la producción de libros en papel. En 2013 se registraron 65.942 ISBN correspondientes a libros en papel, un 17,7% menos que en el año anterior. En la actualidad, el libro en papel representa el 74% del total de la edición.

La mayor parte de la edición en otros soportes corresponde a los libros digitales publicados sin soporte. En 2013 se registraron 20.655 libros digitales, un 0,2% menos que en el año anterior y representa ya el 23,2% de la edición española. La progresiva evolución del peso de la edición digital sobre el global de la producción de forma paralela al descenso de la presencia del libro en papel, “se manifiesta con claridad desde el año 2008”, destaca el informe “El sector del libro en España 2012-2014”.

Cada vez se incrementa más el número de editoriales que publican en formato digital. Según el estudio “Panorámica de la Edición Española de Libros”, en 2013 se alcanzaron las 709 editoriales, lo que supone el 23% de los agentes editoriales con actividad en ese año. Por primera vez además, en 2013 la oferta de libros digitales en formato ePub superó ligeramente a la publicada en PDF, un 39,1% y un 38,5% respectivamente

Más de la mitad de la oferta digital la conforma libros de Ciencias Sociales (29,8%), de Literatura (28%) y de Humanidades (25,8%). Les siguen los Libros de Texto (17,8%), Ciencia y Tecnología (11,7%), Infantil y Juvenil (5,9%), Otros (4,9%) y Tiempo libre (4,1%).

Con respecto a los dispositivos de lectura para los que se comercializa la obra digital en nuestro país, el informe sobre “Comercio Interior del Libro en España” destaca que el streaming o la lectura online cobra fuerza como apuesta editorial a la hora de ofrecer los libros digitales. Este modelo acaparó en 2013 el 48,6% del total de la oferta editorial digital española y se sitúa muy por encima de los dispositivos de lectura para los que se comercializa la obra digital: eReader (21,6% del total), ordenadores (21,4%), tabletas (6,1), móviles/PDA (1%).