El país de la alta velocidad

  • Infraestructura y Medio Ambiente

El país de la alta velocidad

España ha hecho de la instalación de redes de alta velocidad ferroviaria una apuesta de país.
España ha hecho de la instalación de redes de alta velocidad ferroviaria una apuesta de país.

España es líder en diseños y proyectos de alta velocidad ferroviaria. Nuestro país cuenta con la segunda red más extensa del mundo y exporta a los cinco continentes su tecnología de sistemas de comunicación y señalización, mantenimiento de infraestructuras y gestión del tráfico.

Velocidades superiores a 300 kilómetros por hora, sistemas para devolver energía a la red eléctrica a través del freno regenerativo, menor consumo, menores emisiones de CO2… Así es la alta velocidad española. Un sistema de transporte rápido, limpio y seguro en el que España es puntera con más de 3.000 kilómetros de vía en servicio, la segunda mayor red del mundo, después de China.

España ha hecho de la instalación de redes de alta velocidad ferroviaria una apuesta de país. Gracias a una inversión institucional que supera los 12.000 millones de euros anuales, las empresas españolas cuentan hoy con unos 90.000 especialistas con una sólida experiencia y buena reputación en el diseño, construcción, mantenimiento, explotación y desarrollo de sistemas de seguridad y control de alta velocidad ferroviaria. Por eso España construye, diseña y opera cada vez más infraestructuras de este tipo en el mundo.

España ha desarrollado uno de los sistemas más avanzados del planeta para la gestión integral de las operaciones ferroviarias. El sistema español de gestión de tráfico ferroviario Da Vinci –propiedad de Adif y desarrollado por la compañía tecnológica Indra- es la herramienta de referencia para la gestión y control del tráfico ferroviario en las líneas españolas de Alta Velocidad, aunque también es adaptable a las redes convencionales. Hoy, el sistema Da Vinci opera en el metro de Medellín (Colombia) y en el metro de Londres (Reino Unido); está en proceso de implantación en toda la red de Marruecos y también en Lituania, y forma parte del proyecto de la línea de alta velocidad entre La Meca y Medina, en Arabia Saudí.

Presencia mundial

Nuestro sector ferroviario es líder indiscutible en diseños y proyectos de alta velocidad; en sistemas de comunicación y señalización; en construcción y mantenimiento de infraestructuras y en la gestión del tráfico.

Hoy el proyecto más destacado de todos en los que participa España es la construcción de la línea de alta velocidad entre La Meca y Medina, en Arabia Saudí. Un consorcio compuesto por Renfe, Adif, Ineco, Indra, OHL, Consultrans, Copasa, Imathia, Cobra, Dimetronic, Inabensa y Talgo realiza la obra, cuyo valor contractual asciende a 6.736 millones de euros. También es de gran importancia la línea de alta velocidad que enlaza las ciudades turcas de Ankara y Estambul, la primera de Oriente Medio, proyecto liderado por OHL y en el que CAF suministra los vagones

Inversiones

La compañía española Talgo ha consolidado sus actividades en Estados Unidos y cuenta allí con importantes inversiones. Entre ellas destaca su base de mantenimiento en la ciudad de Seattle, un elemento clave, junto con los centros de Washington y Orlando, para impulsar su implantación en el mercado estadounidense.

Un hito para la compañía fue la construcción, en 2014, del primer tren de alta velocidad para la línea saudí que enlazará La Meca y Medina. Este primer tren, compuesto por 13 coches y 2 cabezas tractoras, es el primero de los 36 que la compañía se ha comprometido a entregar, operar y mantener por un período de 12 años. 

Entre los últimos logros de Talgo destaca la inauguración, en diciembre de 2016, de las unidades ferroviarias que conecta Moscú y Berlín, con un tren que acorta el tiempo de viaje en 4,5 horas. Además, en noviembre de ese mismo año, la compañía española ganó la licitación ferroviaria más importante de Europa con Avril, su tren de alta velocidad más avanzado, con un contrato que asciende a 787 millones de euros. Asimismo, durante el tercer trimestre de 2016, la compañía consiguió un contrato estratégico en Los Ángeles por valor de 72,9 millones de dólares para renovar tecnológicamente, durante los próximos 56 meses, hasta 74 vehículos que prestan servicio en la línea Roja del metro de la ciudad.

Por otra parte, Adif ha suscrito varios acuerdos con entidades norteamericanas para compartir su experiencia y su know-how en el desarrollo de líneas de alta velocidad. En particular en las áreas de construcción, control de calidad, gestión y mantenimiento.

CAF ofrece una gama de productos que abarca todo tipo de material rodante y componentes ferroviarios, desde trenes de alta velocidad hasta trenes regionales, tranvías, metros, locomotoras y componentes. 

Entre los últimos contratos logrados por CAF en 2016 destaca la fabricación de 26 tranvías ligeros de cinco módulos tipo LRV para la conocida como Purple Line, en Maryland (Estados Unidos). La compañía destaca que el acuerdo contempla además “una participación del 20% en la sociedad que gestionará la operación y el mantenimiento del sistema ferroviario ligero durante 30 años”. CAF firmó igualmente en 2016 un convenio con Transport for New South Wales (TfNSW) para el suministro de seis tranvías que circularán en una nueva red que se construirá en la ciudad australiana de Newcastle. La entrega “está prevista en el año 2018”, anunció la empresa española.

En Europa, CAF también ha conseguido importantes contratos a lo largo de 2016. La autoridad de transporte público en Alemania, Zweckverband Schönbuchbahn (ZVS), anunció en el mes de diciembre la adjudicación a la firma española del suministro de nueve unidades de vehículos ligeros de tres coches, así como su mantenimiento integral durante un periodo de 19 años. Estos nuevos trenes serán operados en la red de ZVS entre Böblingen - Holzgerlingen - Dettenhausen. En Bélgica, la compañía de Transportes de Flandes, De Lijn, otorgó a CAF la fabricación de aproximadamente 146 nuevos tranvías para las provincias del este y oeste de Flandes, así como para la ciudad de Amberes. Por su parte, la Sociedad de Transportes Intercomunales de Bruselas (MIVB/STIB) firmó con la empresa española “un contrato marco de 12 años de duración que incluye el suministro de 43 unidades para el Metro de Bruselas, por un importe de 353 millones de euros, con opción de solicitar hasta 47 trenes adicionales durante dicho periodo”.

Además de por lo contratos ganados en todo el mundo, la relevancia de CAF se comprueba con las importantes distinciones internacionales que ha recibido. En octubre de 2016 fue designada en Londres como “Fabricante del Año” en los premios Global Light Rail Awards.

Los países emergentes que componen el llamado grupo de los BRICS (Brasil, Rusia India, China y Sudáfrica) quieren potenciar también el crecimiento de sus redes de alta velocidad. Por eso se sitúan en la actualidad entre los mercados que ofrecen mejores opciones para la expansión en este segmento.

Área estratégica

La administración española no es ajena a esas nuevas oportunidades de negocio. El Plan de Internacionalización de Sectores con Alto Contenido Tecnológico del Instituto de Comercio Exterior (ICEX) sitúa entre sus áreas estratégicas la exportación del modelo español de alta velocidad ferroviaria y la venta de material ferroviario de última generación.

El papel de España en el campo de la alta velocidad no se limita a las empresas antes citadas, que son sólo algunos ejemplos de su liderazgo en el sector. El listado es mucho más largo e incluye incluso a pymes. SEMI (principal encargada del diseño y desarrollo de sistemas de catenaria para alta velocidad) es otro ejemplo de compañía relevante en esta industria. También es importante la labor que desempeñan empresas constructoras como ACS o Isolux Corsan, ambas adjudicatarias de importantes contratos para la construcción de líneas de alta velocidad en California (Estados Unidos). Al igual que Ferrovial, FCC, ArcelorMittal España, Comsa, Amurrio Ferrocarril y Equipos, Artetxe División Ferrocarril, Fainsa-Fabricación Asientos Vehículos Industriales, Felguera Melt, Hicasa Hierros y Carbones, Ineco, Ikusi, Albatros Logistic y Actia Systems, entre otros.

Saber más

Documentos

  • Empresas españolas construyen el mundo (PDF)
  • Grandes Obras de Infraestructura lideradas por empresas españolas (PDF)