Infraestructura y medioambiente

Las multinacionales españolas ocupan puestos de liderazgo universal en sectores como la construcción, las infraestructuras y la gestión de infraestructuras para el transporte aéreo, aeroportuario y terrestre. Las empresas españolas participan en muchos de los proyectos más importantes de infraestructura y obra civil actuales y gestionan casi el 40% de las infraestructuras del mundo.

España es también un país líder en el campo de las energías renovables. Nuestras empresas son punteras en el desarrollo de plantas de energía eólica, termosolar y fotovoltaica. España constituye, además, un gran referente en el tratamiento del ciclo integral del agua y es el primer productor de agua desalada del planeta.

Trenes de alta velocidad, aeropuertos, autopistas, puentes y macroproyectos como la ampliación del Canal de Panamá trabajos estrella.

España cuenta con 46 puertos declarados de interés general, en los que recalan cada año más de 130.000 buques.

Las infraestructuras de España conforman una de las redes de transporte más modernas y eficaces del mundo y convierten a nuestro país en un nudo de conexiones entre Iberoamérica, Europa, África y Oriente Medio.

España ha hecho de la instalación de redes de alta velocidad ferroviaria una apuesta de país.

Velocidades superiores a 300 kilómetros por hora, sistemas para devolver energía a la red eléctrica a través del freno regenerativo, menor consumo...

Cada vez más empresas apuestan por las energías renovables para recortar sus emisiones a la atmósfera de carbono y otros gases contaminantes.

España promueve una mayor eficiencia en el uso de los recursos naturales mediante procesos que minimizan la generación de residuos.