Moda con identidad propia

  • Moda y Hábitat

Moda con identidad propia

Desigual ha conquistado el mercado internacional con diseños originales y muy reconocibles. EFE/Marta Pérez (EFE)
Desigual ha conquistado el mercado internacional con diseños originales y muy reconocibles. EFE/Marta Pérez (EFE)

La industria de la moda representa uno de los exponentes más visibles en el mundo, no solo de la creatividad española, sino también de la innovación y competitividad exterior de nuestra economía. Las empresas del sector han realizado una gran labor de internacionalización con resultados tan impresionantes en algunos casos que se consideran materia de estudio.

Es el caso de Inditex. Fundado en 1985 como cabecera de un grupo de empresas surgidas a partir de 1965, es hoy el mayor grupo de distribución de moda del mundo, con una estrategia de producto única que se estudia en las mejores escuelas de negocios. Opera con más de 6.460 tiendas de sus ocho marcas (Zara, Massimo Dutti, Bershka…) en 88 países de los cinco continentes. Sus tiendas están presentes en las principales calles comerciales del mundo, otra de las muestras de su relevancia y prestigio internacional.

España también es líder en el sector de la moda para bodas. Pronovias ocupa el primer puesto en la clasificación mundial de la industria nupcial, con clientes en 93 países, 163 tiendas y más de 4.000 puntos de venta.

Otras empresas y grupos españoles con posiciones de relevancia en el ranking mundial de la moda son Mango, presente en 105 países con 2.731 tiendas a lo largo del mundo, y Cortefiel, formado por cuatro cadenas de marca propia (Cortefiel, Pedro del Hierro, Springfield y Women’secret) con presencia en 71 países a través de 2.006 puntos de venta.

La moda en España es una industria potente y dinamizadora de la economía y una  importante fuente  de ingresos.

Desigual es la siguiente enseña nacional que ha conquistado el mercado internacional con diseños originales y muy reconocibles. Cuenta con 252 tiendas, presencia mediante 1.700 corners en grandes almacenes, así como 7.000 puntos multimarca en todo el mundo. Pepe Jeans, Tous son otras firmas con una importante presencia internacional. Dentro del sector del calzado, Camper tiene tiendas en más de 30 países y su producto se vende en 57 mercados. El 80% de su facturación llega de fuera de las fronteras españolas.

También destaca internacionalmente la firma Jeanología, que ha revolucionado el sector de los pantalones vaqueros con una tecnología innovadora. En la actualidad lleva a cabo el 85% de la producción de láser del sector vaquero en el mundo y tiene clientes en 45 países de cinco continentes. Jeanología es líder además en tecnologías que aportan ahorros energéticos e hídricos, eliminación de químicos en los procesos textiles y evita muertes en las cadenas de producción de todo el mundo.

Una de las primeras marcas que dieron a conocer al mundo el diseño rompedor y atrevido que se gesta en España en los últimos años es Custo Barcelona. La firma creada por los hermanos Custo y David Dalmau decidió en 1996 probar suerte en Estados Unidos con sus colecciones. El éxito no tardó en llegar y en 1997 los organizadores de la Semana de la Moda de Nueva York invitaron a los hermanos Dalmau a desfilar, por primera vez, en la temporada primavera-verano 1997. El original y colorista estilo de la marca, basado en la mezcla de color, diseño gráfico y tejidos, desató un fenómeno bautizado como “customania” por los medios de comunicación estadounidenses y que se extendió por todo el mundo. Desde entonces no han dejado de presentar sus colecciones en la pasarela de Nueva York. En la actualidad tienen tiendas propias en distintas ciudades del mundo y también se pueden encontrar sus prendas en establecimientos multimarca.

Diseñadores Marca España

España ha dado grandes nombres al diseño de moda. A principios del siglo XX, en 1907, el pintor, diseñador textil y escenógrafo Mariano Fortuny y Madrazo (1871-1949) creó el mítico vestido Delphos un traje de seda plisada inspirado en las túnicas de la Antigua Grecia, hechas en telas ligeras con pliegues muy finos. Esta prenda enamoró a grandes damas de la sociedad internacional, estrellas del cine mudo y bailarinas como Isadora Duncan o Martha Graham y supuso un giro en la concepción de la moda

En 1895 nació en Guetaria (Guipúzcoa) Cristóbal Balenciaga, uno de los más grandes diseñadores de alta costura de todos los tiempos. Se formó como sastre en España y desarrolló su actividad principalmente en París durante tres décadas. Vistió a la realeza y a grandes estrellas de cine como Ava Gardner, Elizabeth Taylor, Grace Kelly, Marlene Dietrich o María Félix y ha sido el maestro de muchas de los grandes maestros posteriores El museo Balenciaga en su localidad natal es una muestra de su importancia.

Las empresas de textil, confección, calzado, piel y otros artículos relacionados con la moda, exportaron en 2013 artículos y servicios por valor de 19.438 millones de euros

En los años 60 deslumbraron al mundo los diseños de alta costura de Manuel Pertegaz, Pedro Rodríguez, Asunción Bastida, o Elio Berhanyer. Pertegaz (1918-2014), uno de los grandes maestros de la alta costura mundial, fue el primer diseñador español que llevó sus vestidos hasta la elitista Quinta Avenida de Nueva York. En 1960 fue invitado, junto con Valentino y Pierre Cardin, a la primera Gala de la Moda Europea celebrada en México. En 1964 presentó sus diseños con gran éxito en el Pabellón Español de la Exposición Universal de Nueva York. Exportó sus trajes a todo el mundo y recibió numerosos premios a lo largo de su carrera, culminada con el diseño del vestido de novia de la Reina Letizia.

Asunción Bastida (1902-1995) fue otra de las diseñadoras invitadas a desfilar en el Pabellón Español de la Exposición Universal de Nueva York en 1964. Entre las innovaciones que aportó a la moda figura la utilización del algodón y el lino en los vestidos de noche, así como bordados de fantasía. El pionero de la alta costura en España, tras Balenciaga, fue Pedro Rodríguez (1895-1990), cuyos diseños destacaron por su perfección técnica y su profundo conocimiento de los tejidos. Para impulsar la moda española de su época fundó en 1940 la Cooperativa de Alta Costura Española. Por su parte, Elio Berhanyer, el decano de los diseñadores españoles en activo, exportó sus colecciones de alta costura por todo el mundo durante los años 60 y 70. En 1973 presentó su primera colección de prêt-à-porter, distribuida en Europa, Japón y Australia.

Todos estos maestros contribuyeron a poner en pie y exportar la industria de la moda española, una industria que han asentado y engrandecido desde los años 70 y hasta la actualidad reconocidos diseñadores como Paco Rabanne, Francis Montesinos, Adolfo Domínguez, Jesús del Pozo, Roberto Verino, Josep Font, Sybilla, Purificación García, Antonio Miró, Ághata Ruiz de la Prada, Ángel Schlesser, Lydia Delgado, Victorio&Lucchino, Amaya Arzuaga, Custo Dalmau

Locomotora económica

Pero además de diseño y creatividad, la moda en España es una industria potente y dinamizadora de la economía y una importante fuente de ingresos. La fuerte expansión internacional de algunas marcas, líderes mundiales en su segmento, ha actuado como locomotora económica no solo del sector de la moda, también del país.

Las empresas de textil, confección, calzado, piel y otros artículos relacionados con la moda, como joyería, bisutería, perfumería y cosméticos, exportaron en 2013 artículos y servicios por valor de 19.438 millones de euros. Solo las ventas a terceros países del sector del textil y la confección supusieron una recaudación de 11.705 millones de euros, lo que representa un incremento del 12,3%  con respecto a 2012 y del 50% en comparación con 2009, según datos del Centro de Información Textil y de la Confección (CITYC).

Las exportaciones de las empresas de moda españolas se dirigen principalmente a Alemania, Francia, Italia, Reino Unido, México, Japón, China, Corea del Sur, Rusia y EE.UU. En 2013, las ventas a la Unión Europea aumentaron un 15,3% y a Asia un 10%.