En la vanguardia tecnológica europea

  • Nuevas Tecnologías

En la vanguardia tecnológica europea

Barcelona Supercomputing Center-Centro Nacional de Supercomputación (BSC-CNS). Imagen: EFE (EFE)
Barcelona Supercomputing Center-Centro Nacional de Supercomputación (BSC-CNS). Imagen: EFE (EFE)
Las compañías tecnológicas se benefician de la densa red española de parques científico-tecnológicos y centros de educación superior y del apoyo de la administración

España ocupa hoy un puesto de vanguardia en el seno de la Unión Europea (UE) en el desarrollo de Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC). Nuestro país comparte en este terreno con sus socios comunitarios un espacio de negocio homogéneo y abandera algunos de los proyectos estratégicos incluidos en la Agenda Digital Europea.

El sector de las TIC ocupa a unas 30.000 empresas, la mayoría pymes, con una cifra de negocio total de 104.300 millones de euros. Genera unos 400.000 puestos de trabajo directos, cifra que alcanza el millón y medio si se contabiliza también el empleo indirecto. La aportación estimada del sector al Producto Interior Bruto (PIB) roza el 5,85%.

Este liderazgo ha sido posible gracias al apoyo decidido de los sucesivos gobiernos de España y a algunas fortalezas distintivas: La existencia de una asentada demanda interna de productos y servicios TIC; la madurez alcanzada en las prácticas tecnológicas y comerciales; la enorme experiencia en la exportación de servicios y la disponibilidad de capital humano muy cualificado a costes muy competitivos.

España cuenta con las más modernas infraestructuras de transporte y telecomunicaciones, complementadas por una densa red de parques científico-tecnológicos y centros de educación superior. Y el apoyo de las administraciones públicas al desarrollo de las TIC, a través de planes sectoriales específicos, es firme.

España es líder en tecnologías avanzadas en el sector de las telecomunicaciones, energías, utilities, banca, industria de defensa y sistema de control de vuelos. Las empresas españolas se encuentran presentes en todo el mundo, son reconocidas internacionalmente y ocupan, en muchos casos, puestos de liderazgo a nivel mundial. Al mismo tiempo, muchas empresas multinacionales extranjeras han establecido en España sus centros de producción y centros de excelencia por las buenas oportunidades que brinda nuestro país a las empresas de estos sectores tan avanzados tecnológicamente.

El corazón tecnológico español

Uno de los mejores ejemplos de liderazgo español en materia de TIC es el Barcelona Supercomputing Center-Centro Nacional de Supercomputación (BSC-CNS), que acoge el llamado ‘Marenostrum’, una de las más potentes supercomputadoras de Europa.

Se trata de una instalación tecnológica puntera al servicio de la comunidad científica internacional y de las empresas que demandan los mejores recursos informáticos. Como explica su propio director, Mateo Valero, “es un centro internacional de excelencia en e-Science”. Desde su fundación, el BSC-CNS ha sido una herramienta fundamental para la competitividad internacional en ciencia e ingeniería.

El centro controla la Red Española de Supercomputación (RES) y es miembro fundador de la Sociedad para el Avance de la Computación en Europa (PRACE). Como tal, participa en las principales iniciativas comunitarias de computación de alto rendimiento, en cooperación con otros centros europeos similares.

El BSC-CNS es también un importante polo receptor de talento. En sus instalaciones trabajan casi trescientos investigadores en cuatro campos: Ciencias de la Computación, Ciencias de la Vida, Ciencias de la Tierra y Aplicaciones Computerizadas en Ciencia e Ingeniería. Además, el centro lleva a cabo investigación básica y aplicada en colaboración con empresas líderes como IBM, Microsoft, Intel, Nvidia, Repsol e Iberdrola.

En 2012 la calidad de sus investigaciones fue reconocida por la National Science Foundation y por la revista Science, que eligieron el film Alya Red: a computational Heart como el mejor vídeo científico del año.

Otro ejemplo de liderazgo es Telefónica, que es uno de los operadores integrados de telecomunicaciones líder a nivel mundial en la provisión de soluciones de comunicación, información y entretenimiento. La empresa española está presente en Europa y Latinoamérica, es la primera operadora en Brasil con su marca Vivo. En total, opera en 21 países, en los que suma una base de clientes que supera los 316 millones.


Los datos del sector:

-Facturación: Unos 104.373 millones de euros, lo que supone una aportación al PIB cercana al 5,85%. Si añadimos los efectos indirectos e inducidos, beneficia a sectores económicos que generan un valor añadido bruto total por encima del 22% del PIB.

-Empleo: Las empresas del sector emplean de forma directa a más de 459.000 trabajadores, cifra que asciende hasta el millón y medio si se incluyen los empleos indirectos.

-Las empresas:  Suman más de 30.000, en su mayoría, PYMES.