Un modelo ejemplar de trasplantes

  • Salud e Investigación

Un modelo ejemplar de trasplantes

España no solo es líder en donación y trasplantes de órganos. También está a la cabeza en el almacenamiento y uso terapéutico de la sangre del cordón umbilical.
España no solo es líder en donación y trasplantes de órganos. También está a la cabeza en el almacenamiento y uso terapéutico de la sangre del cordón umbilical.

La Unión Europea y el Consejo de Europa recomiendan al resto de Estados implementar total o parcialmente el sistema español, basado en una extensa red de coordinadores hospitalarios formados para detectar a posibles donantes y entrenados para tratar con sus familias

España lidera las donaciones y los trasplantes de órganos en el mundo desde hace 23 años, lo que demuestra el elevado grado de solidaridad del pueblo español, muy por encima de la del resto de países, pues las donaciones se realizan siempre de forma altruista. Además, su modelo constituye una referencia en el mundo, tal y como reflejan las recomendaciones de la Unión Europea (UE) y del Consejo de Europa al resto de Estados para que implementen total o parcialmente el sistema español de trasplantes. Hay varios países que ya han aplicado en mayor o menor medida algunos de sus aspectos e Italia ha imitado el modelo en su totalidad.

Al frente del sistema se encuentra la Organización Nacional de Trasplantes (ONT). Fundada en 1989, en sus 25 años de historia ha triplicado el número de donantes y el número de trasplantes de órganos realizados en España.

Hasta la fecha, la ONT ha efectuado más de 90.000 trasplantes de órganos, 300.000 de tejidos y casi 50.000 de médula ósea y sangre de cordón umbilical. El número de pacientes beneficiados se acerca al medio millón, alrededor del 1% de la población, según datos publicados por la propia institución.

En 2013 la ONT alcanzó el récord de 4.279 operaciones, 68 más que en 2012. La tasa de donantes por millón de habitantes se mantuvo en niveles similares a los de años anteriores, aunque por debajo del récord de 2011, cuando llegó a los 35,3 donantes por cada millón. En 2012 esta tasa descendió ligeramente, hasta 34,8, y en 2013 se recuperó ligeramente hasta los 35,12, que casi duplica la de la UE (18,1) y supera en 8 puntos la de EE UU. Supone alrededor del 17% de todas las donaciones de la UE.

Sistema público

El modelo español de trasplantes está basado en una extensa red de coordinadores hospitalarios, formados para detectar posibles donantes y entrenados para tratar con sus familias. Es un sistema cien por cien público, en el que participan profesionales de máximo nivel y ciudadanos que dan ejemplo con su gran generosidad y solidaridad.

Estos elementos, unidos a una legislación modélica, han convertido a España en un referente internacional y en un ejemplo a seguir para todos los países que quieren mejorar sus sistemas de donación y trasplantes.

Sobre todo España es conocida por su modelo de donación de órganos en asistolia, que consiste en ceder los órganos tras una repentina parada cardiaca con resultado de muerte. Este tipo de donaciones son las que la UE ha decidido potenciar, ya que es la mejor vía para aumentar los trasplantes. Según los datos del Observatorio Mundial de Trasplantes, la donación en asistolia representa el 8% del total de los donantes fallecidos en el mundo.

La OMS declaró a España sede del Observatorio Mundial de Donación y Trasplantes en 2006 y en 2008 a la ONT Centro Colaborador de la OMS, en donde se encuentran algunos españoles ocupando altos cargos como muestra de la excelencia y reconocimiento del sistema español

Éxitos recientes

La incansable labor de la ONT no deja de cosechar éxitos. Entre los últimos destaca el máximo histórico alcanzado en trasplantes de células madre sanguíneas. En 2013 se realizaron al día una media de ocho trasplantes de este tipo, hasta alcanzar los 2.945.

De los casi 3.000 trasplantes de células madre sanguíneas realizados, uno de cada seis procedía de un donante no emparentado, hasta sumar 477 (296 de sangre periférica, 101 de sangre de cordón umbilical y 79 de médula ósea). De ellos, 284 fueron practicados a niños.

Hasta septiembre de 2014, la ONT tenía registrados más de 160.000 donantes de médula ósea, y 60.000 de ellos se sumaron en los primeros 20 meses de la puesta en marcha del Plan Nacional de Médula.

La médula ósea es, junto con la sangre de cordón umbilical y la sangre periférica, una de las tres fuentes de células madre sanguíneas. El trasplante de este tipo de células se ha consolidado como alternativa terapéutica para enfermedades como la leucemia, linfoproliferativas, enfermedades de la sangre no malignas y en algunos tipos de tumores no sólidos.

Sangre de cordón umbilical

España no solo es líder en donación y trasplantes de órganos. También está a la cabeza en el almacenamiento y uso terapéutico de la sangre del cordón umbilical. De ello dejó constancia en 2013, en su boletín digital nº 6, el International Acreditation Forum (IAF), organismo que agrupa a las entidades de acreditación de todo el mundo, entre ellas la Fundación CAT, que desde 2010 se encarga en nuestro país de validar la calidad y actividades de los bancos de sangre de cordón umbilical, en colaboración con la ONT.

España es, asimismo, líder en el uso terapéutico de la sangre de cordón umbilical almacenada en sus bancos públicos. Según los datos del Registro Mundial de Donantes de Médula Ósea, nuestro país encabeza el ranking europeo en cuanto al número de cordones utilizados, seguido de Francia y a gran distancia, de Italia y Reino Unido. En el mundo, ocupa el tercer lugar, tras Estados Unidos y Japón.