Un sistema sanitario innovador y de calidad

  • Salud e Investigación

Un sistema sanitario innovador y de calidad

La sanidad pública española se complementa con un sólido y reputado sector privado de salud.
La sanidad pública española se complementa con un sólido y reputado sector privado de salud.

España cuenta con uno de los mejores sistemas sanitarios del mundo y es el quinto exportador de tecnologías para la salud. Su red de hospitales, centros de especialidades y ambulatorios ofrece una amplia cartera de servicios, que dispensan el sector público y el privado. En la base del sistema hay una consolidada red de investigación médica que sitúa a nuestro país entre los principales en el sector de las tecnologías de la salud.

Uno de los pilares sobre los que se asienta el Estado de bienestar que disfrutan los españoles es su Sistema Nacional de Salud (SNS), reconocido como uno de los mejores del mundo por su accesibilidad, equidad y calidad.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) sitúa a la sanidad española en séptima posición en el ranking mundial de sistemas sanitarios. Asimismo, los profesionales del sector formados en España son los más demandados por el resto de países de la Unión Europea (UE), por su excelente formación y alta cualificación profesional.

El Sistema Nacional de Salud extiende sus servicios a todos los ciudadanos a través de dos niveles asistenciales: Atención Primaria y Atención Especializada. La Atención Primaria pone a disposición de la población una serie de servicios básicos prestados en los centros de salud por equipos multidisciplinares. La tarea de estos espacios es promocionar la salud y prevenir las enfermedades. Por su parte, la Atención Especializada se desarrolla en centros de especialidades y hospitales, de manera ambulatoria o en régimen de ingreso. En todos se presta una atención integral, con altos niveles de calidad.

El conjunto de servicios que el Sistema Nacional de Salud ofrece a los ciudadanos incluye actividades preventivas, diagnósticas, terapéuticas, rehabilitadoras y de promoción y mantenimiento de la salud.

Casi 800 hospitales

España cuenta con 3.006 centros de salud, 10.116 consultorios locales y 790 hospitales (1,8 por cada 100.000 habitantes) con una dotación de 162.538 camas instaladas (352,5 por cada 100.000 habitantes). De cada diez hospitales españoles, cuatro son públicos y seis privados, proporción que se invierte cuando se aborda la titularidad de las camas instaladas: de cada diez siete son públicas y tres privadas.

La población española tiene una buena percepción de su salud. Según los últimos datos disponibles, correspondientes a 2009, siete de cada diez habitantes consideran que su salud es buena o muy buena. Por sexos, los hombres (ocho de cada diez) tienen una mejor autovaloración que las mujeres (siete de cada diez). Más de siete de cada diez adultos valoran positivamente el funcionamiento del sistema sanitario público.

Sanidad privada

La sanidad pública española se complementa con un sólido y reputado sector privado de salud de uso cada vez más extendido. Casi el 30% de la población lo utiliza.

Según el 'Barómetro de la Sanidad Privada 2014', elaborado por el Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS), en el último año se duplicó el número de usuarios que recurren únicamente a este servicio. Las principales cualidades de la sanidad privada que destacan sus clientes son la rapidez con la que son atendidos, el confort de las instalaciones y el trato personal que reciben.

El sector está conformado por 483 hospitales y 53.985 camas, que representan el 51% de los hospitales y el 33% de las camas de toda la sanidad del país. También hay que contar unos 2.300 Centros Médicos Ambulatorios privados.

Los datos aparecen recogidos en el estudio 'Turismo de Salud en España', realizado en 2013 por la Escuela de Organización Industrial (EOI) con el apoyo de la Secretaría de Estado de Turismo. El informe destaca asimismo que la sanidad privada española dispone de una alta capacidad tecnológica. Aglutina el 56% de los PET, el 58% de las RM, y el 37% de los TAC de España. El 20% de las sesiones de quimioterapia se realizan en hospitales no públicos.

La sanidad privada cuenta además con el sistema de Mutualidades del Estado (MUFACE, ISFAS, MUGEJU) y con las empresas privadas de gestión para mejorar la sostenibilidad del sistema sanitario público y garantizar al paciente una atención global y satisfactoria.

Turismo de salud

El liderazgo en calidad sanitaria y en servicios de turismo convierte a España en un destino ideal para realizar turismo de salud, un sector en auge en nuestro país.

Los pacientes internacionales que vienen a recibir un tratamiento médico encuentran un excelente servicio sanitario, buenas condiciones ambientales, climatológicas y de gastronomía para su recuperación, notables infraestructuras, alojamientos con una alta calidad y una oferta complementaria turística (golf, playa, cultura…) para todos los gustos.

Los tratamientos médicos a los que se puede acceder en nuestro país son muchos: cirugía estética, oftalmología, cirugía programada, tratamiento dental, traumatología, rehabilitación, reproducción asistida o tratamientos de belleza. Estos procedimientos se realizan en hospitales privados, balnearios –España cuenta con 115 estaciones termales-, centros especializados en salud y bienestar y centros de talasoterapia.

En 2012 el turismo de salud atrajo a España a 21.868 pacientes que gastaron 12,1 millones de euros, según datos de Turespaña. Además, en los últimos tres años un total de 120.000 jubilados europeos de 16 nacionalidades disfrutaron de una estancia en nuestro país a través del Programa de Turismo Social Europeo.

e-Health

El uso creciente de las nuevas tecnologías en el sector sanitario ha registrado en los últimos años un importante incremento en Europa. Y España ha sido pionera en su implantación. Las Administraciones Públicas se han implicado en la promoción de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) en la sanidad, al objeto de ofrecer un servicio eficaz y eficiente. Nuestro país es precursor en la implantación de soluciones tecnológicas como la receta electrónica y la historia médica digital.

El modelo español de gestión y digitalización sanitaria se encuentra a la vanguardia mundial. Empresas como Indra, Telefónica, Oesía y Everis, entre otras, ocupan posiciones de liderazgo a nivel mundial y realizan proyectos en este campo en una gran diversidad de países.

El Informe 2013 sobre la Sociedad de la Información en España (SIE), de la Fundación Telefónica, destaca que la tasa de utilización de servicios de e-Health en nuestro país es de las más altas de Europa. Un 54% de pacientes españoles solicitan ya sus citas médicas a través de Internet, mientras que cerca del 90% de los médicos acceden a información médica a través de un ordenador, tableta o Smartphone.

Investigación médica

La fuerte inversión que realiza España en investigación médica ha dado excelentes resultados. Nuestro país ocupa el primer lugar en Europa y el tercero a nivel mundial en agrobiotecnología y el quinto del mundo en bioquímica y biología molecular y el quinto en exportación de tecnología sanitaria. España es también el tercer país del mundo en reproducción asistida, y buen ejemplo es el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI) con un equipo líder mundial y uno de los más galardonados del mundo en el campo de la reproducción.

España es la décima potencia científica mundial y quinta de la zona euro. Los investigadores españoles tienen cada vez más presencia en las publicaciones científicas internacionales. Según la edición 2014 del ranking 'Highly Cited Researchers', que publica la agencia Thomson Reuters, 47 investigadores españoles se encuentran entre los más citados del mundo.

La sanidad española se apoya en una red de centros y grupos de investigación en biomedicina, multidisciplinares y dependientes de las Administraciones Públicas o del sector privado. El objetivo de este entramado es la realización de proyectos de investigación cooperativa de interés, que den como resultado nuevos conocimientos y tecnologías aplicables a la práctica médica.

El Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) es el instituto de investigación del cáncer número en cuanto a porcentaje de publicaciones científicas e impacto de las mismas. Es, asimismo, el noveno centro de investigación biomédica del mundo, según datos del grupo SCImago.