El español da el salto al sistema educativo de China

La apertura del primer centro de la Real Academia Española en Shanghái coincide con un momento dulce para nuestro idioma en el país asiático: nuestro idioma se incorpora al programa de estudios chino como segunda lengua opcional.
02/10/2018

El español ha llegado a China para quedarse y seguir creciendo. Prueba de ello es la gran aceptación que nuestro idioma tiene en el gigante asiático, con una gran curva de crecimiento  de los estudiantes de español en China (unos 200 hace tres décadas a más de 40.000 en 2018), o las políticas de fomento del Gobierno chino para impulsar su uso.

La última medida para impulsarlo ha sido la incorporación del español al programa de estudios chino como segunda lengua opcional (junto al inglés, ruso y japonés), lo que supone un gran paso para posicionar al español, el segundo idioma más hablado del mundo, como la segunda lengua extranjera más hablada de China (después del inglés).

Consciente del futuro que tienen el español y el gran peso que ya tiene en el ámbito cultural, social y económico, unido al creciente interés y contacto que las empresas chinas realizan en los países hispanohablantes (que concentran el 30% de su inversión exterior), China ha incorporado nuestro idioma a su sistema educativo de secundaria, lo que supone que este curso más de 80 millones de adolescentes chinos podrán optar por el español como segunda lengua.

Esta situación hará que en los próximos años se dispare el número de hispanohablantes en China, lo que favorecerá las relaciones e intercambios comerciales con este país. En este sentido, las empresas e instituciones universitarias españolas ya están trabajando de forma conjunta con las instituciones chinas en la elaboración de convenios de colaboración.

Real Academia Española en Shanghái

No cabe duda que la llegada del Instituto Cervantes a Pekín en 2006 ha contribuido significativamente a este crecimiento. Esta institución ha jugado un papel fundamental no sólo en la difusión de nuestro idioma, sino también de la cultura española, siendo un referente para la enseñanza de español con más de 4.000 estudiantes al año.

Esta labor se ha visto reforzada con la creación del Centro de Investigación Universidad de Estudios Internacionales de Shanghái (SISU)-Real Academia Española (RAE), el primer centro de investigación de la RAE en la ciudad china inaugurado el pasado 18 de septiembre.

Su objetivo es fomentar el estudio del español, la realización de trabajos conjuntos sobre lingüística española, literatura y cultura, y la investigación sobre la enseñanza del español como segunda lengua en las universidades y escuelas secundarias de China.

Para facilitar esta colaboración, la institución española ha presentado su plataforma digital de servicios lingüísticos Enclave RAE, dirigida a profesionales, empresas, administraciones y particulares, pero especialmente a docentes, con la que los profesores tendrán la posibilidad de organizar unidades didácticas ajustadas a las necesidades de cada alumno.