Imagen aérea del centro histórico de Segovia. Foto EFE/JUAN MARTIN

Vista del amanecer en Toledo desde el valle. Foto: EFE/Ismael Herrero

Ciudad vieja de Ávila de los Caballeros con su muralla e iglesias extramuros. Situada a orillas del río Eresma, Conserva el más completo y antiguo recinto amurallado del medioevo español. Fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1985. Foto: EFE

Las Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España celebran su 25º aniversario

Las 15 localidades españolas que conforman la red de Ciudades Patrimonio han preparado un evento especial el 15 de septiembre para festejar su cuarto de siglo de trabajo en pos de la protección y la difusión internacional de nuestro rico legado cultural.
14/09/2018

La red de Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España celebra su 25º aniversario con un evento especial el 15 de septiembre repleto de actividades lúdicas y la participación ciudadana. Titulada como “La Noche del Patrimonio”, la asociación pretende festejar el trabajo que ha ido desarrollando durante este cuarto de siglo de cara a la protección y la difusión internacional de nuestro tesoro cultural. El acto tendrá como hilo conductor el patrimonio y la danza contemporánea contará con un protagonismo relevante.

El evento se divide en cuatro grandes segmentos que se articulan en la apertura, en cada una de las ciudades, de diversos espacios monumentales, jornadas de puertas abiertas, talleres, lecturas y recitales. Así, el primer eje será “Escena Patrimonio” que ofrecerá espectáculos gratuitos de artes escénicas que llenarán las plazas, iglesias y espacios culturales.

El segundo será “Abierto Patrimonio” con la apertura para el público, desde las 21:25 horas y hasta la madrugada, de museos, palacios, iglesias, ayuntamientos y otros edificios culturales. Además, a ellos se sumarán algunos de los establecimientos históricos que Paradores gestiona en las Ciudades Patrimonio.

Una función social

También se ha preparado el programa denominado “Vive Patrimonio” con el cual se desarrollarán recitales de poesía, exposiciones, cuentacuentos, funciones de títeres, actuaciones musicales y proyecciones audiovisuales en las plazas, calles y áreas patrimoniales de cada uno de los municipios agregados a la red.  

Por último, en “Boa Mistura-Laberintos Líricos”, el colectivo Boa Mistura estrenará de manera simultánea en las 15 ciudades su película “Laberintos Líricos”, que será proyectada sobre las fachadas de los cascos históricos y en la que se recoge un proyecto que combina artes plásticas, literatura y patrimonio.

Para llevar a cabo todas estas actividades, “La Noche del Patrimonio” ha contado con la colaboración del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte a través de la Dirección General de Bellas Artes. Asimismo, cada urbe dispondrá de decenas de voluntarios que participarán en la organización de los actos y que, con su ayuda, pondrán en valor la función social que debe cumplir el Patrimonio Mundial.

Tercer país con más bienes de Patrimonio Mundial

La red de Ciudades Patrimonio de España está formada por Ávila, Cáceres, Salamanca, Santiago de Compostela, Segovia, Toledo, Córdoba, Cuenca, Alcalá de Henares, Ibiza, San Cristóbal de La Laguna, Mérida, Tarragona, Baeza y Úbeda, todas ellas reconocidas como Patrimonio Mundial por la UNESCO.

La sociedad de Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España fue creada el 17 de septiembre de 1993 por las localidades de Ávila, Cáceres, Salamanca, Santiago de Compostela, Segovia y Toledo, las primeras en ser reconocidas, cuando decidieron unir sus fuerzas para fomentar sus elementos arquitectónicos y culturales.

La declaración de Patrimonio Mundial es una distinción que otorga la UNESCO a aquellos bienes con características de excepcional valor que los hacen únicos. España cuenta con 46 bienes incluidos en la Lista de Patrimonio Mundial, 15 de ellos son estas ciudades, siendo el tercer país del mundo con mayor número de inscripciones, solo por detrás de Italia y China. Este hecho pone de manifiesto la extraordinaria riqueza y diversidad de nuestro patrimonio cultural y natural, al tiempo que muestra el aprecio de la comunidad internacional sobre nuestro legado.