La española Sandra Sánchez, Campeona del Mundo en la modalidad de katas. Foto: EFE

Sandra Sánchez se corona en el Mundial de Karate de Madrid

España ha logrado en total seis medallas en la 24º edición de los Campeonatos del Mundo de Karate, celebrados de 6 al 11 de noviembre en el WiZink Center de Madrid; los últimos antes del debut de esta disciplina en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.
12/11/2018

España ha vuelto a demostrar que es una potencia en karate en los Mundiales celebrados las pasada semana en Madrid. Los equipos de la Selección española de karate han conquistado 6 medallas en esta cita histórica para la disciplina, ya que ha sido la última antes de su debut como deporte olímpico en Tokio 2020.

Los líderes de la Selección española de karate, Sandra Sánchez y Damián Quintero -número uno y dos del ranking mundial de katas, respectivamente- han sido la cara del éxito de nuestro país en los Campeonatos del Mundo de Karate.

La española se ha proclamado Campeona del Mundo en la modalidad de katas; su primer oro Mundial tras cuatro años seguidos siendo campeona de Europa y número uno del circuito mundial. En la final se impuso a la japonesa Kiyou Shimizu, Campeona del Mundo en 2014 y 2016. Otro hito para “la mejor karateka de todos los tiempos”, según la Federación Mundial de Karate (WKF, por sus siglas en inglés), que -curiosamente- ha sumado su medalla número 37 a sus 37 años.

Por su parte, Quintero se ha colgado la medalla de plata también en la modalidad de katas, tras caer contra el actual campeón del mundo: el japonés Ryo Kiyuna. Aunque el español aspiraba al oro, su participación ha sido más que notable repitiendo el subcampeonato logrado en el Mundial de 2016 y ampliando su palmarés hasta las 95 medallas.

Entre sus principales triunfos destacan los cinco Campeonatos de Europa (2013, 2015, 2016, 2017 y 2018); los cuatro Campeonatos de Europa por equipos (2005, 2013, 2014, 2015); el oro por equipos en el Campeonato del mundo de 2014, y la ya mencionada plata individual en el Mundial de 2016.

España, potencia mundial en karate

El gran rendimiento de los dos principales representantes españoles en ‘nuestros’ mundiales se ha visto reforzado por las actuaciones del conjunto de la Selección, lo que ha afianzado la gran imagen que ya tiene España en esta disciplina.

Así, el equipo compuesto por Fran Salazar, Pepe Carbonell y Sergio Galán –campeones de Europa por segundo año consecutivo el pasado mayo-, lograron la plata ante los tricampeones del mundo Arata Kinjo, Takuya Uemura y Ryo Kiyuna. Un resultado que mejora su bronce en el pasado mundial.

Por su parte, la escuadra formada por Lidia Rodríguez, Raquel Roy y Marta García, repitieron plata ante un intratable Japón (Saori Ishibashi, Mai Mugiyama y Sae Taira), revalidando así la presea del mundial de 2016 (en aquella ocasión con Gema Morales, Margarita Morata y Paula Rodríguez).

A estos metales hay que sumar el broce de la selección femenina de kumite, y el del karateca zaragozano de origen senegalés, Babacar Seck, también en kumite (+84 kg.), que derrotó al portugués Filipe Reis.

Además, en para-karate, España copó el podio en la categoría de discapacidad intelectual masculina. El oro fue para Antonio Gutiérrez, la plata para Víctor Manuel Prieto y el bronce se lo adjudicó Carlos Huertas.